“Propuestas de Rey y Giampietri favorecen a Sendero”

En los últimos días, la violencia en el VRAE dejó tres militares muertos y un helicóptero derribado. Ricardo Soberón, experto en narcotráfico y seguridad e investigador del Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos, critica severamente los planteamientos del ministro de Defensa, Rafael Rey, para quien el problema del VRAE se resuelve con la ayuda militar norteamericana, y del vicepresidente y congresista Luis Giampietri, que quiere declarar al VRAE zona de combate y expulsar a todos los civiles.

| 07 setiembre 2009 12:09 AM | Entrevista | 2.2k Lecturas
El gobierno ha descuidado el ingreso de insumos para el narcotráfico a la zona del VRAE.
Ricardo Soberón

Más datos

Evacuar a más de 60 mil personas, que están distribuidas en poblaciones pequeñas, es imposible. Lo dicho por Giampietri es un disparate…

La petición del ministro Rafael Rey demuestra incapacidad para resolver el problema y que no entiende lo que sucede en el VRAE. Ninguna fuerza militar del Pentágono va a resolver el problema del narcotráfico.
2295

-Ante los últimos ataques de la facción de Sendero Luminoso que actúa en el VRAE, el ministro de Defensa, Rafael Rey, ha respondido diciendo que se necesita ayuda militar norteamericana. ¿Qué opina de esa propuesta?
-Esa pregunta no puede ser contestada sin entender los intereses estratégicos de Estados Unidos en la región. El presidente Obama quiere recuperar el terreno perdido en América del Sur durante el gobierno de Bush y mantener alineados a Chávez, Evo Morales y Correa, y para ello qué mejor que tener una pata en Colombia y la otra en el Perú para poder monitorear todo lo que ocurre en la región. El VRAE es un lugar equidistante del conflicto armado colombiano, de Correa, de Evo Morales y de la selva brasileña. Es un espacio estratégico para la movilidad militar norteamericana…

-¿La propuesta de Rey responde a la estrategia norteamericana?
-Lo que Rey representa políticamente permite suponer que esa propuesta no es gratuita, sino que forma parte de la estrategia norteamericana que él suscribe.

-¿Cuáles serían las consecuencias de la presencia militar norteamericana en el VRAE?
-Esa petición del ministro Rey demuestra incapacidad para resolver el problema y que no entiende lo que sucede en el VRAE. Ninguna fuerza militar del Pentágono va a resolver el problema del narcotráfico. Afganistán, donde está el 90 por ciento del cultivo de amapola en el mundo y donde hay fuerzas militares norteamericanas, inglesas y de otros países, es la prueba palpable de eso. Con la presencia militar norteamericana se le estaría dando en la yema del gusto al discurso antiimperialista del grupo que en el VRAE se autodenomina Sendero Luminoso. Otro riesgo es que la cooperación militar norteamericana siempre llega con inmunidad para su personal ante cualquier hecho que realicen. En Colombia se ha bombardeado a la población civil. Sin un control a las fuerzas militares norteamericanas debido a su inmunidad, podrían darse violaciones de los derechos humanos, podría suceder cualquier cosa.

-Usted ha dicho que ya existe alguna presencia militar norteamericana en el VRAE ¿Cuál es esa presencia?
-Cuando se ingresa a una zona lo primero que hay que tener son mapas e información precisa del lugar. Creo que eso es lo que han estado haciendo en el VRAE la gran cantidad de ingenieros del Comando Sur de Estados Unidos que han ingresado a esa zona en los últimos años en el marco de la operación Nuevos Horizontes. En más de diez acciones militares norteamericanas que se han dado en los últimos años en Huanta, Huamanga, Pichari, Palmapampa, se han realizado labores de inteligencia. Actualmente se está construyendo, a petición de Estados Unidos, un centro de inteligencia que está al lado de la base militar de Pichari.

-Luis Giampietri ha propuesto declarar el VRAE como una zona de combate y sacar del lugar a todos los civiles porque, en su opinión, estorban las operaciones militares…
-Evacuar a más de 60 mil personas, que están distribuidas en poblaciones pequeñas, es imposible. Lo dicho por Giampietri es un disparate…

-¿Qué consecuencias traería declarar el VRAE zona de combate?
-Alejaría más al VRAE del Estado y lo dejaría servido para los discursos violentistas de los Quispe Palomino (Víctor y Jorge Quispe Palomino son los líderes de la facción de Sendero en el VRAE). Eso significaría una espiral de militarización que beneficiaría a Sendero. Esa propuesta es echarle kerosene de alto octanaje a la fogata y generar una hoguera como la que planteaba Abimael Guzmán.

-También se habla de bombardear el VRAE con aviones A – 37.
-Eso sería agravar las cosas, con el peligro de que se cometan delitos contra la población civil violando el derecho internacional humanitario.

-En el VRAE las bajas militares se elevan a más de 50 contra ninguna en el lado de la facción de Sendero que opera en esa zona. ¿Este fracaso militar se debe a una estrategia equivocada o a la falta de recursos de las Fuerzas Armadas para operar en mejores condiciones?
-Hay un problema estructural en la estrategia militar, que es pensar que narcotráfico y terrorismo son lo mismo, y plantear una lucha contra lo que el gobierno llama “narcoterrorismo”, lo que es un grave error. Con los mismos recursos e instrumentos no se puede combatir al narcotráfico y al terrorismo. La respuesta frente a cada uno debe ser diferente. Otro error estratégico son las bases móviles. Pero las limitaciones en las que tienen que operar los militares, que no tienen el equipo ni los vehículos de transporte adecuados, son, en mi opinión, la causa fundamental de los problemas militares en el VRAE.

-¿Qué pasa con el Plan VRAE?
-Lo que se llama Plan VRAE es solamente la sumatoria de cuentas del Presupuesto de la República. Ese plan ha sido objeto de permanentes revisiones y cambios, pero en ningún caso ha sido consultado con expertos ni con las fuerzas sociales. El gobierno no tiene una visión política de lo que se debe hacer en el VRAE.

-¿Qué se debe priorizar en un plan para el VRAE, el desarrollo social o el aspecto militar?
-La guerra que hay que ganar en el VRAE es la guerra contra la falta de participación política de la población, la ausencia de planes de desarrollo y la ausencia del Estado. Si eso está claro, en buena hora tener un plan militar muy claro y preciso.

-Usted ha estado hace pocos días en el VRAE. ¿Qué sensación tiene la población de lo que ocurre ahí?
-La percepción generalizada es que el Estado y la prensa los culpan de todo. Los Comités de Autodefensa que pelearon en el pasado contra Sendero entienden que el Estado les tiene una deuda muy fuerte por lo que ellos perdieron, que no ha sido pagada y que, por el contrario, ahora el Estado los está golpeando con el pretexto de la guerra contra el “narcoterrorismo”. Me reuní con los dirigentes de la Federación de Productores Agropecuarios del VRAE y ellos son muy claros en decir que el VRAE es una unidad territorial en donde los límites departamentales no tienen ningún valor. Como están tan lejos de las capitales departamentales de Cusco, Ayacucho y Junín, ellos saben que Pichari, Quimbiri, San Francisco, son el eje desde el cual hay que pensar al VRAE...

-¿Eso lleva a proponer que el VRAE se convierta en una región?
La creación de una región VRAE es una alternativa de desarrollo. Esa es una propuesta que está en construcción. Hay consenso de que lo que existe ahora no funciona. El VRAE es un ejemplo muy interesante desde el cual podríamos pensar cómo darle consistencia a un proceso de regionalización.


Carlos Noriega
Entrevista

Loading...


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD