No habrá tregua a la corrupción

El ex fiscal, Avelino Guillén Jauregui, señala que las medidas anticorrupción anunciadas durante la presentación del primer gabinete del nuevo gobierno permitirán romper con el círculo de la impunidad que siempre ha existido en el país. Las nuevas medidas, en cuya formulación participó, permitirán que inclusive ministros y congresistas sean enjuiciados con prontitud por la nueva procuraduría anticorrupción.

| 29 agosto 2011 12:08 AM | Entrevista | 1.6k Lecturas
No habrá tregua a la corrupción
(1) El ex fiscal Avelino Guillén cree posible derrotar a los corruptos. (2) El entrevistado demostró decisión y entereza en el juicio a Fujimori. (3) A García no le entusiasmó el proceso contra Fujimori.
EX FISCAL AVELINO GUILLÉN

Más datos

Hay numerosos hechos de corrupción, pero los que más llaman la atención para mí, recientemente, son los que se denuncian en EsSalud, en el Ministerio de Salud y en el Ministerio de Transportes. Creo que son hechos que requieren una investigación rápida y eficaz desde un inicio.
1620

-El nuevo gobierno ha dicho que no busca venganza en la investigación de la corrupción pasada, ¿cómo empezar a investigar?
-Lo que hay que tener claro es que desde el inicio de la campaña electoral, el entonces candidato Ollanta Humala señaló una premisa fundamental: que la honestidad hace la diferencia, que si llegaba a gobernar el país iba a ser un gobierno basado en la honestidad y la transparencia en todos los actos de gobierno. Por consiguiente, para cumplir con ese ofrecimiento, tiene que iniciar algunas medidas y se tienen que llevar a cabo necesariamente algunas investigaciones, como una exigencia de la sociedad.

-¿Cómo empezar a escarbar la corrupción del gobierno pasado?
-Es obligación del actual régimen investigar cualquier hecho delictivo. No lo investiga el gobierno en sí, sino que se investiga a través de los diversos organismos estatales que están establecidos en la ley. La Fiscalía, el Poder Judicial, los procuradores, están en la obligación de investigar hechos de corrupción que se puedan haber cometido durante los regímenes anteriores. No es una persecución, lo que denuncian permanentemente la opinión pública y la prensa son numerosos hechos de corrupción y el gobierno está en la obligación de disponer una investigación.

-Unificar a las procuradurías para investigar la corrupción, ¿en qué medida hará más efectiva esta labor?
-Yo he señalado ya que el anterior ha sido un quinquenio perdido en la lucha contra la corrupción. No se hizo gran cosa. Se crearon numerosas procuradurías y trabajaron cada una por su lado, no existió la coordinación necesaria. Lo que se quiere es fortalecer el equipo de defensa del Estado para que la actuación del aparato estatal en los actos de corrupción sea eficaz. En tal sentido, la medida de unificar estas procuradurías me parece una medida acertada porque apunta a que el Estado se defienda con una sola cabeza y de una respuesta eficiente y eficaz en una misma dirección.

-De los numerosos escándalos y actos de corrupción denunciados en el gobierno pasado, ¿con cuál empezar?, ¿cuál requiere de la atención más urgente?
-Hay numerosos hechos de corrupción, pero los que más llaman la atención para mí, recientemente, son los que se denuncian en EsSalud, en el Ministerio de Salud y en el Ministerio de Transportes. Creo que son hechos que requieren una investigación rápida y eficaz desde un inicio, no se puede eludir ese hecho. Y las autoridades están en la obligación de brindar todas las facilidades a los fiscales y jueces que van a intervenir en esta investigación. Lo importante es que la población vea que las autoridades cumplen con la misión que está señalada en la ley, que están cumpliendo con su trabajo. Eso va a generar un sentimiento de seguridad y de confianza en sus autoridades. Porque lo que siempre percibe la población es un sentimiento de impunidad y eso genera una desazón, genera desconfianza hacia sus autoridades. Lo que se requiere es que el gobierno, las autoridades, los organismos, den muestras de una gestión transparente y eficaz y ante un hecho que se pone en conocimiento, en lugar de ocultar o pretender tapar ese hecho, de inmediato debe ofrecer todo tipo de colaboración y la mayor disposición para que se investigue.

-¿Cree que con el nuevo gobierno se va a romper se círculo de impunidad que ha primado en los últimos tiempos?
-Nosotros, cuando integramos el equipo de coordinación del sector Justicia, ofrecimos un conjunto de recomendaciones, de propuestas. Tenemos la enorme satisfacción que gran parte de esas propuestas han sido acogidas por el actual gobierno. Lo interesante es que este gobierno está haciendo el esfuerzo necesario para cumplir con las promesas que hizo en la campaña electoral. Estamos acostumbrados a que durante la campaña se dice una cosa y se hace otras. Lo que estamos viendo ahora es que el gobierno está haciendo el esfuerzo necesario para que esas promesas electorales se cumplan. Y en el tema de lucha contra la corrupción considero que las medidas anunciadas son positivas y apuntan a acabar con el círculo de impunidad que siempre ha existido en nuestro país.

-Este primer paquete de medidas que ha anunciado del premier va a permitir avanzar en la investigación de los casos de corrupción que no se investigaron en el pasado?
-Creo que sí, porque el gobierno lo que está haciendo es reestructurar y reorganizar todo el sistema de defensa jurídica del Estado. En segundo lugar, está disponiendo la fusión de la procuraduría ad hoc del caso Fujimori-Montesinos, con la procuraduría anticorrupción que actualmente dirige el doctor Roca Fernández. Además, el gobierno ha dispuesto la creación de una procuraduría general para conocer casos de alta corrupción donde estén involucrados funcionarios comprendidos en el artículo 99 de la Constitución Política, lo cual es una medida importantísima. En tal sentido, todo este conjunto de medidas constituyen una herramienta eficaz para combatir la corrupción.

-¿No se darán más casos de ministros que son denunciados en el Congreso y de allí se van a su casa, a pesar de los delitos cometidos?
-Los altos funcionarios del Estado son investigados primero por el Congreso, tienen derecho al antejuicio, después se inicia un proceso judicial. Inclusive desde el Congreso los procuradores pueden participar, es decir el Estado puede tener algún tipo de intervención. Es importante la creación de este organismo.

-En este esquema ¿casos como el del Congresista Raffo tampoco se repetirían?
-Este es un proceso que ya está en juicio oral, allí lo que corresponde es culminar.

-Claro, pero durante cinco años Raffo no respondió a la justicia, amparado en su inmunidad parlamentaria
-Bueno, esa fue una decisión del Congreso, de no levantarle la inmunidad parlamentaria. Pero sí, los procuradores en este caso podrían intervenir desde un inicio ante denuncias contra altos funcionarios del Estado y uno de los más altos funcionarios del Estado es un Congresista.

-Usted dejó el Ministerio Público después de 30 años de carrera, ¿siente nostalgia por su función de fiscal?
-Bueno sí, siempre uno recuerda de las grandes tareas que ha realizado en la institución, pero por otro lado, a la par que siento nostalgia, estoy satisfecho por la labor cumplida. Creo que he aportado un grano de arena a consolidar la institución, de alguna manera, obtener éxitos en los procesos en los cuales he intervenido y creo que existe –y eso me llena de alegría- un gran número de fiscales que siguen nuestra forma de trabajo y que tienen como modelo y como lema el brindar el mayor de sus esfuerzos para alcanzar los fines y metas de nuestra institución. Si bien es verdad que en algún momento sentí mucha pena por abandonar o dejar mi trabajo, por otro lado siento la enorme satisfacción del reconocimiento de la ciudadanía que se expresa siempre de manera favorable y además la enorme satisfacción de conocer que la labor que he desarrollado ha sido una labor exitosa y tengo la satisfacción de la labor cumplida. -

-¿Es riesgosa la función de un fiscal?
-Por supuesto, no es fácil. Uno se enfrenta a grandes mafias, a grandes poderes. No es una función sencilla enfrentarse a la corrupción. Y esto es quizá lo más importante: la corrupción siempre es más sólida, tiene más recursos, mayor poder. Pero nosotros hemos demostrado, sobre todo en los últimos años, que la mafia puede ser derrotada. Y lo demostramos en los cuatro juicios donde el señor (Alberto) Fujimori salió derrotado: por el caso del allanamiento de la vivienda de Vladimiro Montesinos, derechos humanos, la CTS de Montesinos, y la compra (soborno) de los medios de comunicación. Fueron cuatro victorias que tuvimos en los últimos años, además de los numerosos procesos donde en representación del Ministerio Público asumimos la defensa del Estado y logramos sentencias condenatorias. Es una tarea muy difícil, muchas veces incomprendida, a veces sin mayor respaldo. Sin embargo, hemos podido demostrar que con decisión, con voluntad, se puede vencer a la corrupción.


Amenazado por la mafia

-¿En algún momento durante el juicio a la mafia sintió que su vida estuvo en riesgo?
-Yo he recibido numerosas amenazas antes, básicamente en el año 2007, 2008, durante los procesos al señor Fujimori, pero no pasaron de simples llamadas telefónicas y amenazas que lanzaban. Yo he señalado siempre que nosotros teníamos una meta que alcanzar y ninguna amenaza nos iba a doblegar ni lograr que nosotros retrocedamos en nuestra firme decisión de contribuir a demostrar que la corrupción puede ser derrotada. Las armas de la amenaza, de infundir temor, de tratar de doblegarnos, eso, puede ser derrotado. Nosotros hemos demostrado que con decisión, con voluntad nuestra podemos derrotar a la mafia. Es importante resaltar ese hecho y creo que si el gobierno expresa una voluntad política de poner en agenda el tema de la corrupción y si ofrece su respaldo absoluto y le da recursos y autonomía a estos organismos que está creando, como la procuraduría general, consideramos que en el futuro podemos obtener victorias generales contra la corrupción.

-Su labor la desarrolló cuando estaba como fiscal la doctora Echaíz, ¿Recibió todo el apoyo?
-Durante el juicio al señor Fujimori la doctora Echaíz nos brindó todo el apoyo y respaldo. Eso siempre lo pongo de relieve en mis conferencias, en las oportunidades que tengo de hablar, no sólo la doctora Echaíz, también el doctor Pablo Sánchez ofrecieron un apoyo muy importante y decisivo en el éxito de la intervención de los fiscales en el juicio y no solamente ellos, sino que eso se tomó como una especie de decisión institucional, fue una decisión institucional, demostrarle al Perú que se puede juzgar de manera objetiva, imparcial, independiente a un ex presidente y eso fue una demostración a nivel de todo el mundo.


A García no le gustó el juicio a Fujimori

-Se ha hablado siempre de un pacto de impunidad entre el fujimorismo y el neoaprismo, de este gobierno de Alan García ¿Esto tuvo alguna influencia en la labor que desempeñó la fiscalía?
-Durante los juicios al señor Fujimori nosotros los fiscales actuamos con absoluta independencia, no se atrevieron en ningún momento a pretender presionarnos, ni doblegarnos, Y nos conocen además, conocen de nuestra independencia y conocen que nosotros trabajamos de manera rigurosa y de manera objetiva. No hubo ningún intento de querer doblegar nuestra independencia.

-Por ejemplo, el gobierno de Alan García fue presionado un poco inclusive para extraditar a Fujimori.
-Claro, no hubo voluntad política, no hubo un respaldo, pero a nosotros no nos importó eso. El Poder Judicial asumió su tarea histórica, asumió su responsabilidad y nosotras también asumimos nuestra responsabilidad. Y eso ha sido lo fundamental. La posición del gobierno del señor García era bastante discutible porque no mostraba mayor entusiasmo por el proceso que se le siguió al Sr. Fujimori y después con la reclusión que ha tenido el señor Fujimori le dieron una serie de privilegios que nosotros denunciamos permanentemente.


Esvieta Topovich
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD