No era necesario tapar la boca a la prensa

El ex presidente del Poder Judicial, Javier Villa Stein, votó en contra del cuestionado proyecto de ley para endurecer las penas en casos de difusión de material “chuponeado”, aprobado por la Sala Plena de la Corte Suprema.

| 17 julio 2011 12:07 AM | Entrevista | 1.7k Lecturas
No era necesario tapar la boca a la prensa
(1) Javier Villa Stein salió al frente de cuestionado proyecto que amordaza a la prensa. (2) Presidente César San Martín. (3) Mariano Elías Ponce Feijóo.
Vocal supremo Villa Stein, se opone a proyecto de ley contra “chuponeo”

Más datos

- En su presidencia se denunció la pérdida de material importante para probar los delitos.
- Ah, pero quedó todo perfectamente aclarado. A mí me quisieron endilgar el muerto y ponerme la pistola en la mano para aparecer como el culpable, pero no me dejé. Ha quedado meridianamente aclarado que los audios no se perdieron aquí (en el Poder Judicial).

DETALLE

¿El proyecto está dirigido a controlar a la prensa?
- No quiero calificar, porque no pienso que mis colegas han tenido una motivación perversa, lo que pienso es que se han equivocado penosamente, por una falta de entendimiento cabal de lo que es la libertad de expresión.
1723

Sin medias tintas señala que se trata de una iniciativa que ataca el derecho de expresión y la libertad de la prensa, lo considera inconstitucional e inoportuno en pleno juicio de BTR donde el tema de difusión es precisamente el contenido de audios grabados ilegalmente.

En esta entrevista Villa Stein manifiesta sus profundas discrepancias con el papel de la Sala Plena Suprema, bajo la presidencia de César San Martín.

- ¿Era necesario legislar sobre el tema de las interceptaciones ilegales, como lo pretende hacer la Corte Suprema con este proyecto de ley?
- Yo considero que el artículo 162 (del Código Penal), tal como está redactado, era adecuado. Si tenía que haber modificación, tenía que ser meditada y oportuna. Meditada significa que no se nos plantee sorpresivamente, y que se debata en una Sala Plena ampliamente y que se formen las comisiones que corresponde; y, oportuna, por lo menos, por un tema de decoro, cuando hubiese acabado el juicio de BTR (juicio a directivos de Bussines Track, empresa que realizó interceptaciones ilegales). A mí me pareció pues inoportuno que se dé en pleno juicio de BTR donde la materia prohibida es precisamente los audios y la difusión que de ellos hace la prensa, porque yo pedí a los jueces que el juicio sea público.

- ¿La intención es favorecer a procesados en el juicio de BTR?
- No quiero llegar a tanto, simplemente estoy diciendo que la oportunidad no era la más adecuada, como por lo demás parece que esta idea ha sido recogida por una prensa variada. Creo que todos coinciden en que la iniciativa ésta, además de inconstitucional, -porque ataca el derecho de expresión-, es inoportuna. Y digo que ataca el derecho de expresión porque creo que la prensa tiene el derecho de auto-regularse.

- ¿De qué manera?
- El ciudadano que ha considerado que ha sido afectado, tiene una pluralidad de vías: la judicial, el Consejo de la Prensa, el Comité de Ética de la Prensa. Creo que la prensa moderna, la prensa de hoy, ya no es la prensa caníbal del pasado remoto, es una prensa completamente evolucionada. Yo he sido testigo, miembro, por así decirlo –he sido invitado permanente- del Consejo de la Prensa Peruana, y sé perfectamente que existe una línea, una política de autorregulación muy seria y en consecuencia no era necesario amordazar, tapar la boca o intermediar para que la prensa no diga lo que tiene que decir.

- ¿Ud. fue el único voto en contra?, los demás magistrados supremos ¿no comparten esta preocupación por la libertad de expresión?
- Bueno, pero no por mala fe, por un error, han creído que era lo más saludable.

- ¿Cómo fue el debate en la Sala Plena?
- El proyecto lo presentó el presidente (Cesar San Martín) y el Dr. Prada Saldarriaga, en la línea pues de controlar a la prensa. Entonces, lo que ocurre es que nosotros no tenemos por qué limitar ni amenazar a la prensa, en el fondo se trataría de una ley que amenaza porque prácticamente si se descubre un videíto o un correo, tendría que ser primero visualizado, interceptado, intermediado por un juez y así no es pues, las cosas tienen que ser como han sido antes.

- ¿El proyecto está dirigido a controlar a la prensa?
- No quiero calificar, porque no pienso que mis colegas han tenido una motivación perversa, lo que pienso es que se han equivocado penosamente, por una falta de entendimiento cabal de lo que es la libertad de expresión.

- ¿Hace un tiempo Ud. calificó a los “vladivideos” que iban a ser utilizados en los juicios contra fujimoristas como “pruebas prohibidas”, ¿ha cambiado entonces su parecer sobre el tema de las interceptaciones o “chuponeo?
- He cambiado parcialmente mi parecer en el sentido de consentir. Cuando la materia es una materia consentida porque uno de los contertulios participa y es de interés público, ya la doctrina le ha impuesto un sentido viable. Pero el concepto es que sea viable para todos, no solamente cuando se trata de montesinistas o fujimoristas. Cuando cambian los tiempos y es posible que aparezca otro tipo de materia espiada aparezcan las susceptibilidades y las anteojeras para ver estos casos.

- ¿Su preocupación es que no se debe legislar según la época?
- Ahhh, la ley es igual para todos. No se puede... solamente para mis enemigos políticos la ley severa y los controles judiciales, y para los amigos nada. Me parece asimétrico, contradictorio, poco jurídico y muy político.

- Entonces, ¿encuentra adecuada la reacción de las organizaciones de prensa que rechazan el proyecto?
- Me parece adecuada, saludable y bienvenida en lo que a mí concierne. Además, lo digo yo con la autoridad que me confiere el hecho cierto de haber sido objeto de muy diversos ataques por parte de la prensa y me ha parecido bien porque gracias a que me han atacado me he podido defender.

- Por ejemplo, ¿qué ataque le molestó más? , ¿que le digan fujimorista?
- No, no, a mí me decían fujimorista, cosa que no era cierta, pero lo curioso es que algunos que sí lo habían sido, eran los más fervientes señaladores de este falso etiquetamiento.

- ¿Cree que ha sido injusto el trato que le dio la prensa?
- No. Por ejemplo, hay un periodista –que no voy a decir su nombre- pero si tendría alguna característica es la de ser un hombre cuya capacidad de análisis es tan corta y tan breve, como su vida política. De ser fujimorista, se volvió anti fujimorista.

- ¿Por qué no nos dice de quién se trata?
- Bueno, de cualquiera que ustedes sepan, en fin. Cualquiera que analicen y vean. Hay algunos periodistas que después de haber sido furibundos fujimoristas, militantes y destacados, pasaron a ser anti fujimoristas.

- ¿Ud. cree que han quedado a salvo de las críticas personas vinculadas a ese régimen?
- El tema fundamental es que gracias a una prensa abierta y libre yo pude responder, aclarar y dilucidar. En cambio eso no ocurre cuando hay mordaza.

- ¿No hay razones entonces para que la Sala Plena de la Corte Suprema intervenga en estos temas?
- No, no hay razones, porque eso se tiene que decidir en un debate. El otro tema que me está preocupando es que la Corte Suprema no se puede convertir ni en mesa de partes ni en gabinete técnico de asesores del Congreso de la República, que es otra cosa.

- ¿Qué está pasando con la Sala Plena de la Corte Suprema?
- Los proyectos que no prosperan en el Congreso, son presentados como iniciativa de la Corte Suprema. Mucho más grave aún es que se pretende ahora que la Sala Plena de la Corte Suprema abandone sus prerrogativas legislativas, para que sean desarrolladas de manera personal por el presidente de la institución, lo cual es inaceptable. Perder estas atribuciones tiene consecuencias gravísimas en el papel de liderazgo que debe tener la Corte Suprema y en las funciones que constitucionalmente le son encargadas.

- Por otro lado, el juicio BTR ha sido el más espinoso y emblemático de este gobierno que termina, pero no ha tenido la celeridad debida, ¿acepta que hay una excesiva demora en este proceso?
- Lo que tengo que decir es que en mi presidencia este juicio tuvo el mayor impulso, el mismo que ha sido continuado por mi sucesor. Es un juicio que está llegando a buen término y todo parece indicar que los hechos se están dilucidando y no tengo dudas que todo quedará claro.

- Precisamente en su presidencia se denunció la perdida de material importante para probar los delitos.
- Ah, pero quedó todo perfectamente aclarado. A mí me quisieron endilgar el muerto y ponerme la pistola en la mano para aparecer como el culpable, pero no me dejé. Ha quedado meridianamente aclarado que los audios no se perdieron aquí (en el Poder Judicial). Todos sabemos dónde se perdieron, y no me pregunte dónde, porque todos lo sabemos. Ya la verdad se abrió paso sola.

- Su deseo de ser presidente…
- De qué estamos hablando?, no hay elecciones en este momento.

- Pero están las del 2016, ¿se ha quedado curado de la experiencia de querer ser presidente?
- No tengo nada que decir, lo único es que no me he quedado curado de nada, porque nunca estuve enfermo.



Audios BTR involucran a jueces y juezas del PJ
La existencia de audios que relacionan a magistrados del Poder Judicial con personajes enjuiciados por las interceptaciones ilegales realizadas por BTR, es un hecho ya conocido, por lo que resulta de sumo interés la hipótesis elaborada por el Equipo ProJusticia para explicar las razones que han llevado al presidente del Poder Judicial, César San Martín, a presentar una propuesta tan polémica y hasta inconstitucional. El objetivo no sería otro que el de blindar a los jueces frente a los periodistas que busquen difundir información que los involucre en este y otros procesos.

De ser aprobado, este proyecto daría a los jueces facultad para calificar la información “chuponeada” , pero no sería un mecanismo de garantía de los derechos ciudadanos, como se asegura, sino “un medio de protección de intereses de aquellos jueces que podrían, en virtud a esta facultad, amenazar a aquellos periodistas que busquen difundir información que involucre a la magistratura”, señala en un artículo difundido.

ProJusticia recuerda --que uno de los grupos más involucrados en el escándalo inicial de los “Petroaudios” fue precisamente el de los magistrados de la Corte Suprema. “Ello llevó tanto a la renuncia del vocal supremo Roger Ferreira, como a la defensa irrestricta hecha por el entonces Presidente del Poder Judicial, Javier Villa Stein, hacia magistrados de su entorno, como Robinson Gonzáles y César Vega Vega”, se dice en la publicación.


¿También el presidente?
Esta entidad asegura que en los más de 500 folios que forman parte del dictamen fiscal y la apertura de instrucción del caso BTR, se encuentra una diversidad de referencias, algunas más directas que otras, a conversaciones de Quimper y otros involucrados con diversos jueces e incluso juezas, de las que poco se conoce. Quiere decir que hay mucho más de las conversaciones ya conocidas de sujetos como Alberto Quimper o Rómulo León Alegría con algunos magistrados.

ProJusticia señala que una revisión exhaustiva de los audios BTR que involucran a jueces pueden traer consigo más de una sorpresa. “Por ejemplo, ¿a qué ‘segundo juzgado’ se refiere la muestra MBT260/BACKUP (1).dbx, que solicitaba 13 mil dólares a unos chuponeados? ¿cuál fue el contenido de la conversación registrada en la muestra MPF 12-TWINS 2 2008-06-10 12-49-14.MP3, en la que participan Quimper, una voz no identificada y alguien registrado como “POLACK”, hablando del DR. BETANCURT? ¿Cuál fue el resultado de la conversación entre Quimper y Mario Vélez cuando hablaron sobre los nombramientos en el Poder Judicial, registrada en el audio MPF 12 TWINS 2 2008-06-12-12-11-51-30?”

“¿Podría encontrarse, además de estos audios, otros que pueden involucrar a miembros de la magistratura e incluso al Presidente del Poder Judicial?”, añade.

En este contexto, en el que están involucrados representantes de la magistratura, particularmente de la Suprema, en hechos aparentemente de corrupción que podrían haber quedado registrados y que por lo tanto podrían afectar importantes carreras judiciales, es sospechoso que se quiera otorgar facultades discrecionales a los jueces, frente a la información “chuponeada”, pues los convierte en juez y parte. “Bajo el discurso de hacer más eficiente un proceso judicial, en realidad esconden la intención de hacer más eficiente la protección de intereses institucionales y personales”, concluye ProJusticia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.20608711243