“Modelo neoliberal se fue al tacho”

El economista Gonzalo García, quien fue miembro del directorio del Banco Central de Reserva (BCR) durante el gobierno de Alejandro Toledo, analiza en esta entrevista la profundidad de la crisis económica mundial que ha remecido el sistema financiero internacional y sus repercusiones en el Perú. Su primera conclusión es que esta crisis representa el final del modelo neoliberal. García cuestiona con severidad la política económica del actual gobierno, advierte que las medidas que está tomando para enfrentar la crisis mundial ahondarán los problemas y critica duramente al actual directorio del BCR, al que acusa de falta de manejo y credibilidad.

Por Diario La Primera | 22 set 2008 |    
(1) La construcción de carreteras debe ser el motor de la economía, manifiesta el especialista. (2) Según García, la crisis estaba más cantada que ‘La Cumparcita’. (3) “Esta crisis es la más grave del sistema capitalista”, sostiene Gonzalo García.

¿Cuál es la magnitud de esta crisis económica mundial, que ya ha producido una serie de quiebras en el sistema financiero norteamericano?
Lo que está ocurriendo en Estados Unidos es una catástrofe. Esta crisis es considerada como la más grave del sistema capitalista desde la gran depresión de los años treinta.

¿Estamos en el punto más grave de la crisis o sólo en el comienzo?
Esto ha sido como la bomba atómica. Ha explotado el sistema, que es el momento más grave, pero ahora se vienen los efectos de la crisis: recesión, deflación, quiebras, desempleo. La crisis no va a durar menos de un año y van a haber altísimos costos, que van a afectar seriamente los ahorros de las familias. Se habla de inyectarle aproximadamente un billón de dólares al sistema financiero. Ese dinero hay que crearlo y eso significa que se viene un alza de las tasas de interés y si eso ocurre se muere una generación completa de empresas que no van a poder sostener sus obligaciones financieras. Esto va a crear una onda deflacionaria a nivel mundial, debido a una caída de los precios.

¿Cómo quedan los neoliberales después de que Bush, abanderado del libre mercado, respondiera a la crisis con la intervención del Estado en la economía?
En los hechos se ha dado una estatización de la economía norteamericana. Esto ha dejado en ridículo a todo el coro neoliberal. Lo que está ocurriendo es que Bush se tiene que rendir ante la evidencia de la crisis y la imposibilidad de la economía de autorregularse y la vacuidad del discurso neoliberal. Esto ha echado a la basura el discurso neoliberal con el que han estado engañando a la gente.

¿Qué futuro tiene el modelo neoliberal después de esta crisis?
La crisis lo ha tumbado. Esto es la liquidación abrumadora de todos los postulados neoliberales. Esta es una crisis terminal del neoliberalismo. No entiendo cómo algunos bellacos siguen acomodando el discurso neoliberal para tratar de entender una crisis que significa la destrucción de todo lo que han dicho.

Si es una crisis terminal del modelo neoliberal entonces, ¿qué se viene después de la crisis?
Una economía regulada. Esa regulación puede ser estatal, institucional, social, pero todos coinciden en que se requiere una autoridad que regule la economía.

¿Qué efectos va a tener esta crisis en el Perú?
El efecto mundial de la crisis va a ser una deflación global y una tendencia a la recesión, lo que va a impactar directamente en la demanda y los precios de las exportaciones peruanas, basadas fundamentalmente en los minerales, con lo que el sector público va a tener menos ingresos. De otro lado, las exportaciones no tradicionales ya no van a tener mercados y van a tener que buscarse mercados dentro del país. También van a bajar las remesas en dólares que llegan al país. Otro efecto va a ser el retiro de las inversiones extranjeras. En un primer momento el dólar se va a revaluar, pero el tipo de cambio va a oscilar y eso va a generar incertidumbre. La economía se va a enfriar. El próximo año el crecimiento va a bajar al menos tres puntos del PBI.

Con esta crisis está bajando el precio del petróleo y subirá el del oro, lo que va a beneficiar a la economía peruana…
Sin duda eso es positivo, pero no va a compensar los efectos negativos de la crisis.

¿Qué debe hacer el Perú para enfrentar esta crisis?
Debe orientar su crecimiento hacia adentro y hacia América Latina, a través de la construcción de infraestructura vial. Eso debió hacerse hace tiempo, porque esta crisis está más cantada que ‘La Cumparcita’, pero no se hizo. Con la crisis encima, ahora debe apoyarse a los sectores que producen alimentos para crear lo que se llama soberanía alimentaria y se debe invertir en construir carreteras para unir los mercados internos…

Pero eso pasa por inversión pública y el gobierno está en una etapa de reducción de la inversión pública.
Eso pasa por varias modalidades de inversión, una de ellas pública, efectivamente, pero también por concesiones y fórmulas público-privadas. Hay que llevar las inversiones en carreteras a su máxima potencialidad. Detrás de las carreteras hay una serie de industrias, como la del fierro o el cemento. La construcción de carreteras debe ser el motor de la economía. El Estado tiene que ser un vector principal de inversión, un elemento dinámico acompañado del sector privado.

¿Cómo queda con esta crisis la apuesta que hizo el gobierno por el TLC con Estados Unidos como factor clave del crecimiento económico?
Queda liquidada. Lo primero que va a hacer el próximo gobierno norteamericano es echarle candado a los TLC, porque Estados Unidos va a cerrar sus mercados para enfrentar la recesión.

¿Vamos a pagar el error de sacrificar nuestras relaciones con la región a cambio del TLC con Estados Unidos?
Así es. Nos olvidamos del Mercosur, de la Comunidad Andina, miramos por encima del hombro a nuestros socios de la región, y ahora en esta crisis vemos que esos son nuestros mercados naturales. Hay que recomponer las relaciones económicas con la región. Podemos crear las condiciones de expansión de nuestra economía vinculándola a los países de la región.

“Las horas del ministro de Economía están contadas”

El presidente del BCR, Julio Velarde, ha dicho que como consecuencia de la caída de precios por la crisis mundial la inflación podría reducirse prácticamente a cero…
Eso es cierto, pero lo que él no dice es que si los precios caen y el próximo mes la inflación es cero, lo que se le viene al Perú es una deflación, lo que va a producir que el precio de venta sea inferior al costo de producción. Eso puede estar muy bien en el corto plazo para los consumidores, pero produciría la quiebra de prácticamente todo el aparato productivo y la pérdida de ingresos y empleos.

¿Cómo evalúa la actual gestión del BCR?
Constitucionalmente el BCR es el responsable de la estabilidad de los precios, pero todos opinan sobre la inflación menos el BCR. Esto demuestra una falta de conducción. El actual directorio del BCR le quitó seriedad a la política cambiaria y ha perdido credibilidad. Eso crea expectativas inflacionarias. En los últimos tres años la inflación ha sido mayor que lo previsto por el BCR. Se le debe exigir al directorio del BCR que cumpla con los niveles inflacionarios que ha previsto y si no consigue eso, entonces debe irse.

¿Qué opina de la estrategia del gobierno de enfrentar la crisis económica bajando aranceles y reduciendo el gasto público?
Con la baja de aranceles no sólo no han bajado los precios, sino que han subido. Nadie se explica por qué se han bajado los aranceles a los yates o automóviles de lujo, que sólo beneficia a un grupo de gente adinerada. Con la baja de aranceles el Estado ha dejado de percibir una cantidad muy importante de ingresos. El actual ministro de Economía es un especialista en reducir el gasto público, a eso se ha dedicado muchos años en el Fondo Monetario Internacional. En Rusia hizo eso y casi logra que los comunistas retornen al poder. En un contexto de recesión y deflación mundial como el actual, lo que debe hacerse es subir los aranceles y aumentar el gasto público; es decir, todo lo contrario a lo que el gobierno está haciendo. Para tener más recursos el gobierno debe poner un impuesto a las sobreganancias de las mineras y otras empresas. El equipo económico de Valdivieso es el mismo que estuvo durante el gobierno de Fujimori y de Belaunde, y con esta fórmula de bajar aranceles y reducir gasto público produjo las crisis de 1982 y 1995, y ahora nos está llevando a una tercera crisis. Las horas del ministro de Economía hay que contarlas con los dedos.

Entrevista: Carlos Noriega


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.