La Haya: Triunfo del Perú

El excanciller Luis Gonzales Posada considera que con la demanda peruana ante La Corte de La Haya los peruanos hemos tenido una victoria inicial en el frente interno, porque ha permitido poner en evidencia que la tesis chilena carece de sustento y la Corte de La Haya tendrá que emitir un fallo de acuerdo al derecho internacional. También señaló que este hecho ha consolidado la unidad nacional y trazado el camino para llevar a cabo políticas de Estado que tengan como objetivo el desarrollo del Perú.

| 06 diciembre 2012 12:12 AM | Entrevista | 1.9k Lecturas
La Haya: Triunfo del Perú
EN BUSCA DE JUSTICIA

Más datos

LECCIONES

“La primera lección que nos deja esto es que hay que construir políticas de Estado en otros temas como defensa nacional, seguridad ciudadana, salud, educación que conlleven al desarrollo del país”. “La segunda lección es que este camino nos lleve a la unidad del país en pensamiento y en acción. Con la demanda del Perú ante La Haya ya hemos cosechado estos factores que son importantes para fortalecer al país”.
1960

-—Usted fue ministro de Estado cuando el embajador Juan Miguel Bákula planteó a Chile la delimitación marítima. ¿Qué puede comentar acerca de ello?
-—En 1986 el gobierno de Alan García instruyó al entonces canciller Allan Wagner para invitar al gobierno de Chile a la firma de un tratado marítimo de límites, pero se obtuvo como respuesta el silencio. En el 2008, ante la negativa chilena de dialogar, dispuso que presentáramos la demanda ante la Corte, en aplicación del Pacto de Bogotá o acuerdo de Solución Pacífica de Controversias.

-—¿El proceso ante La Haya solo estuvo a cargo de la Cancillería?
En esta tarea, la Cancillería tuvo el firme respaldo del Parlamento, de los representantes de todos los partidos políticos. La Comisión de Relaciones Exteriores constituyó la llamada Comisión de Seguimiento, presidida primero por el fallecido parlamentario nacionalista Juvenal Ordóñez y luego por el legislador Rafael Vásquez, ambos de brillante desempeño.

Inclusive, para dar una señal clara de esa unidad, del reconocimiento del gobierno al respaldo del Poder Legislativo, se condecoró con la Orden del Sol a los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores.

Así se dieron los pasos necesarios para afirmar una política de Estado, que hoy continúa impulsando el presidente Humala.

-—La expresidente Bachelet calificó como un acto inamistoso la demanda peruana.
-—Yo creo que fue un exceso verbal, porque el Perú ha hecho uso de su legítimo derecho a preservar su soberanía marítima, aplicando el Pacto de Bogotá. Recuerdo que en el periodo 1964-1967, los presidentes chilenos Jorge Alessandri y Eduardo Frei recurrieron a un mecanismo similar, al arbitraje británico, para que resolviera los desacuerdos que mantenía con Argentina sobre el río Palena y el Canal del Beagle, y nadie calificó de inamistoso ese acto

-—Los políticos chilenos no han tomado a bien la demanda.
-—Los propios expertos chilenos, como el jurista Miguel Barros y luego Hernán Errázuriz, respondieron a la presidente Bachelet rechazando que el ejercicio peruano de un derecho pueda ser calificado como un “acto inamistoso”, porque el mismo procedimiento siguió Chile con Argentina.

-—Ellos dicen que no hubo nada nuevo en la presentación peruana.
-—Y tienen la razón, porque el Perú nunca trató de sorprender, de sacar un as de la manga. Simplemente hemos sostenido y sostenemos que Chile pretende convertir acuerdos de pesca en un tratado de Límites Marítimos, a pesar de que en los convenios de 1952 y 1954 no hay una línea que así lo indique.

Un tratado limítrofe debe ser claro, explícito, con coordenadas y autorizaciones expresas, lo que no existe.

-—El gobierno de Chile expresa que su posición se basa en “el hecho y el derecho”.
-— Será que pretenden convertir un hecho abusivo en un derecho marítimo, porque aparte de que no hay tratado, la línea del paralelo nos deja prácticamente sin mar mientras ellos mantienen 200 millas. No es posible que en Punta Sama, en Tacna, solo tengamos 17 millas de soberanía marítima y en Tumbes apenas superemos las 45 millas.

-—Chile está suscrito a la Convención del Mar. ¿Esa situación va a influir en el fallo de La Haya?
-—La Convención del Mar es la gran Constitución de los mares, aprobada por 165 países, con principios que rigen a nivel universal, para los países que han firmado o para los que no lo han hecho. La Convención establece en su artículo 15 que dos países con costas adyacentes tienen que delimitar su mar territorial con la llamada línea media o equidistante, que es la posición peruana y no la chilena, que intenta imponernos la llamada línea del paralelo

-—¿Usted cree que la sentencia de La Haya coincida con la posición peruana?
-—Es probable que la Corte de La Haya resuelva en forma parecida a la posición peruana, es decir buscando la línea media o la equidistancia, porque así lo ha hecho en otras casos similares.

-—Chile también indica que la línea del paralelo empieza en el hito Nº1.
-—La línea del paralelo no está reconocida en el Tratado de 1929 ni en el acta de cumplimiento de 1930, que precisan con exactitud las coordenadas (18.21.03 de latitud sur y 70.22.56 de latitud oeste). En ese tiempo no se pudo poner la señal o el hito en la costa porque se lo llevaba la marea y se colocó como referencia el llamado Hito No 1, a 264 metros al norte de tierra firme.



-—¿Qué pasó con el punto Concordia?
-—En su momento no se pudo colocar una señal fronteriza en el punto Concordia, ubicado en la orilla del mar, para que no sea derribada por las mareas; y se colocó la señal 265 metros tierra adentro, en el llamado hito Nº1.

-—Chile dice que los convenios del 52 y el 54 son una variación del tratado del 29.
-Es una ficción de Chile. No olvidemos que el vecino del sur también montó una ficción para apoderarse de la provincia tacneña de Tarata, de 637 kilometros cuadrados. Sin embargo, no pudo lograr su cometido porque lo denunciamos y el gobierno de los Estados Unidos, que oficiaba de árbitro, ordenó su devolución al Perú en 1925.

-—Es una serie de hechos sucesivos.
-—Hechos que generan desconfianza, que no son buenos antecedentes, porque a lo anterior también debemos recordar que se incumplió el Tratado de Ancón de 1883, que ordenaba que en diez años debía realizarse un plebiscito en Tacna y Arica. Los peruanos fueron maltratados y hostilizados, como lo demuestran los informes de los delegados norteamericanos, en especial de los generales Pershing y Lassiter. La zona se “chilenizó”, no se pudo realizar el plebiscito y 45 años despues tuvo que tranzarse, reteniendo Tacna para el Perú y entregando Arica a Chile.

Nosotros perdimos un total de 78 mil kilometros cuadrados en la Guerra del Pacífico y Bolivia perdió 158 mil kilometros cuadrados. A pesar de ello no hemos reclamado porque somos respetuosos de los acuerdos internacionales. Ahora Chile pretende imponernos la línea del paralelo. Santiago se hubiera sentido satisfecho si aceptábamos su posición, es decir si nos doblegábamos ante una interpretación abusiva de los límites marítimos.

-—¿Usted cree que Chile acate la sentencia de La Haya?
-—Chile y Perú están obligados a ejecutar el fallo. Los presidentes Humala y Piñera, los congresos y las cancillerías, así se han comprometido y no tengo porqué pensar que se incumpla ese compromiso.

Un país que se rebela contra un fallo del más alto tribunal de justicia ingresa al leprosorio internacional y está expuesto a sanciones.

Más bien pienso que solucionado este impasse, el Perú y Chile, que están asociados en la APEC y la Alianza del Pacífico, en la OEA y Unasur, en acuerdos de libre comercio, profundizarán sus relaciones, caminarán juntos, como por ejemplo ahora lo hacemos peruanos y ecuatorianos, que hemos incrementado hasta 15 veces el comercio bilateral después de los acuerdos de Brasilia y que vamos a poner en ejecución los proyectos para integrarnos en embajadas y consulados .

-—¿Qué pasará después del fallo?
-—Después del fallo de La Haya el Perú y Chile tienen que superar la desconfianza mutua, teniendo en cuenta el nivel de inversiones chilenas que existen en nuestro país. Tenemos que trabajar en una agenda de paz y apuntar a una integración mediante el comercio, como se ha hecho con el Ecuador.

-—Bolivia estuvo presente en la exposición peruana ante La Haya. ¿Cree que demandará a Chile una salida al mar?
-—Bolivia no tiene arte ni parte en esta controversia peruano-chilena. He leído que piensa acudir a la Corte para tener acceso marítimo. No creo que una demanda de esa naturaleza pueda ser aceptada, porque significaría abrir las puertas a la revisión de todos los tratados de límites.

-—El dictamen de La Haya se va a esperar con impaciencia, porque se prevé que esté listo para mediados de junio de 2013.
-—Yo pienso, como le dije inicialmente, que con plantear la demanda ante La Haya ya hemos ganado, porque hemos trazado una política de Estado y consolidado la unidad nacional. Ese hecho es de un enorme valor político, que debe servirnos de ejemplo para que los peruanos superemos diferencias para llevar a cabo políticas de Estado en otros sectores, como educación, salud, seguridad ciudadana y defensa. Así estabilizaremos al país y le daremos proyección histórica.


Llamil Vásquez
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.20205807686