Identidad nacional e inversión extranjera

Aníbal Sierralta Ríos, profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú, del CAEN y de otras universidades latinoamericanas, analiza los mitos e indefiniciones de la inversión extranjera. El también autor del libro, de pronta publicación, “El impacto del comercio internacional en la cultura y en el derecho”, expresa en esta entrevista, su punto de vista sobre los desafíos y limitaciones de la inversión extranjera en el desarrollo nacional.

| 27 agosto 2011 12:08 AM | Entrevista | 3.3k Lecturas
Identidad nacional e inversión extranjera
Aníbal Sierralta Ríos

Más datos

Reservas. Esta es la paradoja de un país rico en minerales. Cómo es posible que siendo uno de los primeros productores de oro tengamos más del 70% de nuestros depósitos en dólares. Mire, el oro ha subido hasta US $ 1.800. Increíble.

Inversión extranjera. Toda Inversión Extranjera Directa busca lucros, legítimos por cierto, y no el interés del Estado anfitrión, por ello se requiere de un gobierno y un equipo de funcionarios identificados con su país a fin de resguardarlos.

Una IED sin reglas definidas puede influir en las decisiones políticas del país receptor, para satisfacer sus intereses y no los nuestros.
3341

- ¿Cuáles son las bondades de la inversión extranjera directa?
- Toda inversión extranjera o IED es conveniente para el país anfitrión pues trae capitales, tecnologías y abre canales de comercialización.

Es como la energía vivificante del agua y como tal debe ser canalizada hacia sectores benéficos para el país pues de lo contrario se desbordará afectando a la economía, abusando de los consumidores con las tasas de intereses, y limitando el accionar del Estado.

- ¿Por qué limita al Estado?
- Fíjese, ella propicia vínculos empresarios pero, aunque parezca paradójico, también genera conflictos ya que están de por medio diferentes actores, como el Estado extranjero que las protege, las ong`s, los organismos multilaterales, que tienen distintos intereses y objetivos.

Todo IED busca lucros, legítimos por cierto, y no el interés del Estado anfitrión, por ello se requiere de un gobierno y un equipo de funcionarios identificados con su país a fin de resguardarlos.

Una IED sin reglas definidas puede influir en las decisiones políticas del país receptor, para satisfacer sus intereses y no los nuestros.

-¿De qué manera interfieren?
-Recordemos cuando el entonces candidato Humala ofreció constituir una empresa aérea nacional, necesaria para exportar nuestras mercaderías porque carecemos de flota aérea o marítima, al día siguiente y durante tres días le cayó encima toda la prensa calificándolo de estatista y demonio.

- ¿Pero no cree que LAN sea suficiente?
- Voy a responderle repitiendo las conclusiones del estudio hecho por el Banco Mundial en el 2002 (“Transport Services: Reducing Barriers to Trade”): Los altos costos del transporte tienen un efecto en la importación de insumos para nuestra industria y en la exportación de nuestras manufacturas. Los costos del transporte son el 70% de las variaciones del PBI de un país exportador.

Los exportadores dependen de las frecuencias de vuelo y en tal razón deben mantener grandes inventarios que tienen un costo financiero. Los viajes con muchas escalas hacen demorar el pago de las facturas y afectan los perecibles.

El propio GATS (Acuerdo del Comercio de Servicio) dentro de la OMC, recomienda una serie de políticas que incluya el ingreso de empresas nacionales de todo tipo -incluso las públicas o mixtas- para integrar al país y facilitar las exportaciones.

Por otro lado, se ha descubierto el peligro que conlleva este monopolio natural que privilegia las grandes ciudades a costa del olvido de las pequeñas del interior. Antes que nosotros, el GATS ha planteado la necesidad de la inclusión regional. Incluso el diseño de políticas de subvenciones. Lo que sucede es que la empresa extranjera, que se llama nacional pero que vuela con naves de matrícula extranjeras, cuyos pilotos nacionales son examinados por inspectores extranjeros con la venia del Ministerio de Transportes, no quiere dejar este monopolio natural.

- ¿Estima que ello será un obstáculo para el actual gobierno?
- El mayor obstáculo que tiene el gobierno es la inversión extranjera que se puede resumir en cuatro grandes rocas en su camino: la modificación de los artículos 60, 61, 62, 63 y 64 de la Constitución; el establecimiento de una línea de bandera, la renegociación de algunos contratos de estabilidad tributaria y regular la inversión en el rubro de servicios orientándolo a los intereses nacionales.

- ¿Considera que hay un peligro para la inversión extranjera?
- No es posible afectar la inversión extranjera, menos confiscarla. El Perú forma parte del CIADI, que es el órgano de protección de inversiones; de la OMC que resguarda la inversión, y ha celebrado una serie de tratados de protección de inversión, TPI. De tal manera que hay un andamiaje destinado a amparar, asegurar y cautelar cualquier inversión extranjera.

La gran ventaja del CIADI es que cualquier inversionista puede sentar un Estado ante el Tribunal de Arbitraje del CIADI.

Los acuerdos de la OMC sin excepción, no solo protegen a la inversión extranjera sino que además obligan a los Estados a asegurarles sus expectativas de lucro. Esta es una innovación del derecho internacional de los últimos quince años.

Lo que hay que hacer es establecer reglas claras y que alienten el desarrollo nacional.

- ¿Pero eso no ahuyenta la inversión extranjera?
- Ninguna negociación comercial asusta a un inversionista. No son niños de pecho. Los propios estadounidenses negocian todos los contratos. Hay una cláusula, “hardship”, que posibilita renegociar un contrato cuando las condiciones varían. En nuestro sistema jurídico es la cláusula de imprevisión.

Ese es el mecanismo de renegociación contractual. Todos los países lo hacen cuando están identificados con los intereses nacionales y tienen la voluntad y dignidad de Estado, más o menos autónomo.

- Una gran mayoría de peruanos desean mantener el actual modelo económico. ¿No le parece que ello es conveniente para el país?
- En primer lugar, no es cierto que la gran mayoría quiera mantener el modelo primario-exportador que trae indudables ingresos, pero para una minoría. Lo que ocurre es que esa minoría controla los medios y es la única voz que se escucha. Lo hace con estridencia y dogmatismo impidiendo el más mínimo movimiento o cruce de opiniones. Sin embargo, la cuestión social y educativa sigue siendo un gravísimo problema.

- ¿A qué se refiere con la regulación de los servicios?
- El gran desafío del Ministerio es regular el esquema de los audiovisuales y no sólo el aliento importante al canto, la artesanía o el folklore.

Los servicios vinculados a las actividades culturales, los audiovisuales, la publicidad, la divulgación histórica, la biodiversidad y los conocimientos constituyen el filón más importante de los ingresos privados y públicos pues su explotación es hoy en día mayor que el ingreso por exportación de manufacturas. En consecuencia, el Ministerio de Cultura tiene el desafío de ahondar en este tema que es de interés de las transnacionales.

- ¿Estima que la crisis financiera internacional afectará la inversión extranjera en el Perú?
- No, por el contrario hay una demanda de minerales y refinerías que impulsa un alza de las materias primas. El Perú es un exportador de materias primas significativo. La mejor muestra es ver como se ha venido disparando el oro y la plata y cómo están cayendo los bonos y las acciones.

Las bolsas de acciones seguirán cayendo. No por culpa del Presidente Humala como lo dijo la prensa y sus enemigos políticos, sino por la estimulación monetaria y crediticia de los Estados Unidos. En su lugar, subirán los precios de las materias primas, incluso cuando se ralentiza la economía porque sobrepasan la inflación.

- ¿Entonces, el Banco Central no debió mantener reservas en dólares o acciones?
- Esta es la paradoja de un país rico en minerales. Cómo es posible que siendo uno de los primeros productores de oro tengamos más del 70% de nuestros depósitos en dólares. Mire, el oro ha subido hasta US $ 1.800. Increíble.

Históricamente, los precios de las materias primas tienen una correlación negativa con los precios de las acciones, las monedas y otros instrumentos financieros. Cuando estas bajan, las materias primas suben. En lugar de alentar la unión de las bolsas de acciones peruana, colombiana y chilena, creo que hubiera sido mejor la alianza entre las bolsas de mercaderías de Sao Paulo y la incipiente nuestra.

- ¿Y en cuanto a la industria nacional?
- Ustedes acaban de entrevistar a Eduardo Farah. Él pide igualdad entre IED e inversión nacional. Hay dos ejemplos de desigualdad: uno sin los contratos de estabilidad con la IED que no las hay para las nacionales; el otro lo menciona Farah: es la subvaluación con que entran los productos al Perú.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.27490305901