“Este año será catastrófico”

Economista, ex director del Banco Central de Reserva y actual director del Instituto de Ciencias Matemáticas y Económicas de París, Gonzalo García analiza los efectos que tendrá la crisis económica mundial en el Perú y opina sobre lo que debería hacerse para contener su impacto. Crítico del plan anticrisis del gobierno, García cuestiona el retorno de Luis Carranza al Ministerio de Economía y advierte que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, que entrará en vigencia en una semana, tendrá efectos devastadores sobre la industria nacional y el agro. En la siguiente entrevista también se refiere al nivel de corrupción en el gobierno

| 26 enero 2009 12:01 AM | Entrevista | 1.8k Lecturas
(1) Hay que tomar medidas serias contra la crisis, advierte el entrevistado. (2) Hay que crear empresas mixta estado-privados. (3) García analiza retorno de Carranza y salida de Valdivieso. (4) Para Gonzalo García la corrupción gangrena al Estado.
1806

¿Qué se puede esperar de Luis Carranza en su regreso al Ministerio de Economía para enfrentar la crisis mundial?
Se puede esperar muy poco. Carranza va a tener un sentido de mayor obediencia al presidente García del que tenía Valdivieso. En su gestión anterior, Carranza se montó en la ola de la bonanza económica, pero hizo cosas muy desafortunadas, como bajar los aranceles, lo que ha afectado a la industria nacional, y fracasó en el shock de inversiones. Poco antes de dejar el cargo y semanas antes de la crisis mundial y el desplome de los precios internacionales de nuestras materias primas, Carranza dijo que estábamos en un ciclo económico de crecimiento de los precios de las materias primas que iba a durar quince años, lo que indica que tiene el título de economista, pero no la ve. Está claro que Carranza no entiende lo que pasa en la economía internacional.

¿Por qué cree que el gobierno ha recurrido nuevamente a Carranza?
Hay versiones de que varios economistas fueron consultados y nadie quiso aceptar el cargo. Creo que el gobierno vuelve a recurrir a Carranza porque no tenía otra alternativa. Más temprano que tarde hay que pensar qué economista debería reemplazar a Carranza para manejar una crisis de esta envergadura.

¿Cuánto va afectar la crisis mundial al Perú?
Este año será catastrófico. La situación económica mundial se sigue agravando. Se viene un proceso de deflación mundial, lo que significa que los precios caerán por debajo del costo de producción, y una recesión que ya está operando en el mundo. La crisis mundial producirá en el Perú una caída vertical de las exportaciones, de los ingresos tributarios del gobierno y de los recursos que reciben las regiones por canon. Se viene la quiebra de muchas empresas, aumento del desempleo y una disminución en los ingresos de la población, proceso que ya está en marcha.

¿El plan anticrisis elaborado por Valdivieso y que Carranza dice que mantendrá servirá para contrarrestar los efectos de la crisis?
Ese plan anticrisis va a servir de muy poco. Más del 45 por ciento de los 10 mil millones de soles destinados a inversiones en este plan ya estaba en el presupuesto del 2009, y el saldo adicional es la ejecución del gasto presupuestado y no ejecutado en el 2008. Como dice el historiador Antonio Zapata, al igual que en el caso de la república de los consignatarios del guano y del salitre el gobierno no supo aprovechar el momento de bonanza en el que crecieron los precios de las materias primas, como los minerales, para generar los fondos que ahora servirían para enfrentar la crisis mundial. Todos los países, sin ir muy lejos Bolivia y Ecuador, tienen normas de impuestos a las sobreganancias, y eso les ha permitido recuperar excedentes que ahora en tiempos de crisis les sirven para mantener cierto equilibrio.

¿El TLC con Estados Unidos va ayudar a superar la crisis económica, como asegura el gobierno, o, más bien, va agravar sus efectos?
Es probable que algún nicho de exportación se beneficie, pero para la mayor parte de la economía el TLC va a tener un efecto negativo. Frente a la crisis se necesita fortalecer y proteger el mercado interno para evitar el cierre de empresas y el desempleo, y con el TLC los productos norteamericanos ingresarán al mercado peruano sin pagar aranceles afectando a la industria nacional. Las cuatro industrias principales, que son textiles, agroindustria, calzado y algunas industrias metálicas, van a quebrar, generando desempleo. También afectará seriamente a la pequeña industria, que no podrá competir con la industria norteamericana para, por ejemplo, venderle al Estado, y agravará la crisis en el agro, que no podrá competir con los productos subsidiados que vendrán de Estados Unidos. El TLC incrementará el desbalance externo, producto del aumento de las importaciones y la baja de los ingresos por exportaciones, lo que aumentará el riesgo de que el país consuma en corto tiempo sus divisas.

¿Con Obama en la presidencia de Estados Unidos cambia el escenario del TLC?
Obama tendrá una política de defensa de la producción norteamericana y de cierre de sus mercados para apoyar a sus industrias. En ese contexto, el TLC queda desvalido.

¿Qué debería hacer el gobierno para enfrentar la crisis económica?
Una medida inmediata es fortalecer el mercado interno y para eso hay que defender la industria nacional para proteger el empleo y aumentar los sueldos para mantener el poder adquisitivo perdido por la inflación. Incluso los sueldos deben aumentarse por encima de la inflación…

En este momento de crisis, ¿es factible aumentar los sueldos?
Sí es posible. Los sueldos deben aumentarse al ritmo del incremento de la productividad de la economía. En promedio las utilidades han subido en treinta por ciento, pero los sueldos no han subido nada. Otra medida para enfrentar la crisis es invertir en obras públicas…

¿Pero el plan anticrisis no tiene como eje, precisamente, hacer inversión en obras de infraestructura?
Eso es en lo declarativo, pero en la realidad eso no se está haciendo. Hay que desarrollar empresas mixtas privado-públicas para hacer obras de infraestructura. Hay que hacer carreteras que vinculen los mercados. Eso no se ha hecho y lo poco que se ha hecho está rodeado de una aureola de corrupción. Otras medidas que se pueden tomar son diferenciar el IGV, para que no pague el mismo impuesto quien compra, por ejemplo, un reloj de lujo y quien compra un kilo de yucas; apoyar directamente circuitos productivos que benefician a los sectores más pobres y, como estrategia de soberanía y seguridad alimentaria, apoyar la producción de alimentos populares, como la papa. La real salida a la crisis pasa por un cambio en la política económica para fortalecer el mercado interno y desarrollar una nueva lógica productiva, que promueva una producción diversificada, con materias primas, industria y energía, y aliente la ciencia, la tecnología y las inversiones que generen valor agregado. Para eso se requiere otro gobierno.

“Hay una corrupción desbordada”

¿Cuál es el nivel de corrupción en el manejo económico del gobierno?
En este gobierno el manejo económico está infectado de corrupción. Ahora hay escándalos de corrupción, como los contratos petroleros, el “chuponeo”, las licitaciones para comprar ambulancias, pero cuando se terminen de destapar vamos a descubrir el grado de infección que hay en el gobierno por la corrupción. Hay una corrupción desbordada y están comenzando a aparecer lógicas de mafia.

¿Cuáles son esas lógicas de mafia?
Por ejemplo, en el caso de las invasiones. Ahora parece que el Estado resucita para regular las invasiones y desalojar a los invasores, pero lo que pasa en realidad es que el Estado desaloja solamente a quienes no pagan los cupos. A los que pagan no les pasa nada.

¿El Estado está funcionando como fuerza de choque de las mafias que cobran cupos a los invasores?
Así es. En las invasiones hay gente vinculada al gobierno, como los gobernadores, que organizan a los invasores, a quienes mientras paguen los cupos no les pasa nada. El gobierno premia al militante amigo dándole la capacidad de hacer este tipo de actividades. Esto va gangrenando al Estado. El nivel de corrupción está aumentando de manera vertiginosa y llega a los más altos niveles de la administración del Estado.

¿En este contexto de aumento de la corrupción, qué efectos tiene la decisión del Congreso de exculpar a los ministros involucrados en la corrupción vinculada a los “petroaudios” y a Fortunato Canaán?
Esa decisión es un pésimo ejemplo para la población. Si ante estos hechos de corrupción evidentes, que todos hemos escuchado por televisión, no pasa nada, lo que se está haciendo es una invitación abierta a la corrupción.

Carlos Noriega
Entrevista

Loading...


En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD