Error en política fiscal empeorará la caída del PBI

Para el economista y profesor de la Universidad Pacífico Bruno Seminario, la situación de incertidumbre económica que atraviesa el mundo aún no llega a afectar completamente al país. No obstante, advirtió que la desaceleración de la economía nacional es resultado de la mala política fiscal; por ello indicó que de no corregirse, los efectos de la crisis internacional en el Perú serían mayores, ocasionando una caída del Producto Bruto Interno (PBI) desestacionalizado hasta de 10%.

| 24 octubre 2011 12:10 AM | Entrevista | 3.2k Lecturas
Error en política fiscal empeorará la caída del PBI
SI CHINA SE DESACELERA EL IMPACTO EN EL PERÚ SERÍA FATAL

Más datos

“Cuando venga la crisis podría desacelerarse aún peor nuestra economía y necesitarse medidas, por eso debe preguntársele a Julio (Velarde) ¿qué está esperando?, ¿que efectivamente se vuelvan las cosas peores?”

China es la pieza clave para nosotros, más que Estados Unidos y Europa. Nosotros vendemos materia prima a China y el país norteamericano le compra a ese país, por eso nosotros tenemos una relación directa con China más que con EE.UU.”.
3290

-¿Cuál es el panorama de la crisis económica en el mundo?
-Existe mucha incertidumbre, puesto que los indicadores económicos han comenzado a cambiar nuevamente este mes y de manera positiva, lo que contradecía los pronósticos negativos. Por eso la mejor forma de caracterizar la economía mundial es que todavía estamos creciendo, pero a un ritmo más lento. Aún no hay una crisis como la del 2008-2009 y no habrá evidencia de ello hasta que se muestre un estancamiento de la economía.

-¿Podríamos definir la crisis que se viene como una nueva o una prolongación de la crisis del 2008-2009?-
-La mejor forma de verlo es como una continuación de la crisis, no como una diferente.

Estos fenómenos son complicados, hay una caída fuerte y después puede haber una recuperación, pero lo importante es ver si la recuperación alcanza los niveles previos a la crisis. Por lo pronto, en los países de Europa los índices de producción están por debajo de sus tasas de crecimiento previos a la crisis del 2008, e incluso siguen cayendo

- La duración de la crisis es materia de discusión para los economistas. Algunos sostienen que la crisis durará una década, ¿cuál es su proyección?
-Toda proyección es incierta porque nadie sabe cuánto durará la crisis. Puede durar una década o puede evolucionarse en menos de dos horas.

-Economistas como Nouriel Roubini afirman que Estados Unidos y el Reino Unido ya están inmersos en una recesión.
-Las personas que dicen que hay una recesión no tienen indicadores confirmados. Lo que tienen son opiniones empresariales acerca de lo que está ocurriendo en la economía. Lo que va a ocurrir es que la información real puede reafirmar esas declaraciones o puede que las contradigan.

-Sus declaraciones refuerzan lo que los economistas de Goldman Sachs Group y Macroeconomic Advisers expresaron cuando elevaron sus previsiones de crecimiento de Estados Unidos para el tercer trimestre, proyectando un incremento de 2,5% desde un 2%.
-Como expliqué, la información que actualmente recibimos parte de opiniones que pueden ser reforzadas o contradichas por datos reales. No deberíamos hacerles mucho caso. Según el dato verificado, Estados Unidos continúa creciendo pero a un ritmo lento y esto puede empeorar.

-De agravarse la situación económica de Estados Unidos, ¿cuándo se sentirían los efectos en la economía nacional?
-Hay un retardo, lo importante es seguir los elementos cualitativos. Es decir, si se escuchan noticias sobre el quiebre de un importante banco europeo, entonces ahí se va a paralizar el mercado de crédito. Todavía no ha quebrado ningún banco europeo grande. Por ejemplo, si hay noticias de que quiebra el banco Santander en Europa, el mercado crediticio local se paralizaría máximo en tres meses. Entre Estados Unidos y Perú hay un retardo de seis meses; es decir si Estados Unidos cae en recesión ahora los efectos se sentirán el próximo marzo.

-Muchos especialistas consideran que el conflicto político en EEUU está ahondando la crisis fiscal en ese país y por ende la crisis económica global. ¿Hablaríamos de una crisis política más que económica?
-Efectivamente, hay conflictos políticos en Estados Unidos y Europa. Por ello, hay que ser mago para pronosticar qué soluciones políticas tomarán los gobiernos y cuáles serán los rezagos en la economía global. Lo cierto que la economía mundial está en un punto de bajo nivel pero no se puede afirmar la intensidad que tendrá la recesión. Ese es el problema, la incertidumbre.

- Hay una frase que dice “si a la economía de los países desarrollados les da gripe, Latinoamérica tendría una neumonía”. No obstante, para el FMI, en esta crisis esa frase no se cumplirá.
-Eso dice el Fondo con el fin de animar las expectativas mundiales, pues si Estados Unidos se desacelera nos afectará indirectamente, ya que China caería y si se desacelera afectaría la compra de los metales que es nuestra principal exportación. Nadie está seguro de la dinámica de Estados Unidos, eso dependerá del gobierno norteamericano.

MEDIDAS LENTAS

-¿Considera que las medidas tomadas por las autoridades locales, para hacer frente a la crisis, se están tomando a tiempo?
-Las autoridades (Banco Central de Reserva y el Ministerio de Economía y Finanza) piensan que si gastas todas las municiones antes de la crisis, al momento que ésta se produzca no se podrá hacer nada.

-El ministro de Producción Kurt Burneo cuestionó que el Banco Central de Reserva aún no baje las tasas de referencia, ante el peligro de que la medida no cause un efecto a tiempo.
-El problema es la incertidumbre. Si uno estuviera seguro que sucederá, bajaría las tasas de referencia con el fin de incentivar la economía. Por ello, consideró que el Banco Central espera que mientras no estalle la crisis ir gradualmente bajando la tasa de referencia. Similar a lo que hicieron el 2007 y 2008 que bajaron paulatinamente hasta que estalló la crisis y después la bajaron de golpe. No obstante, si esperas demasiado la medida no va servirá de mucho. Si quieres usar esta medida para prevenir efectos de la crisis, debes de bajarla antes.

-Entonces, ¿lo más eficiente y adecuado en esta coyuntura de incertidumbre, es bajar la tasa de referencia?
-Las dos cosas serían discutibles (bajar la tasa de referencia o no). Tenemos un problema monetario que debemos corregir, pues cuando venga la crisis podría desacelerarse aún más nuestra economía y necesitarse medidas. Por eso debe preguntársele a Julio (Velarde) ¿qué está esperando…, que efectivamente se vuelvan las cosas peores?

-Pero hasta que el BCR decida bajar la tasa de referencia y lleguen los efectos al sistema financiero, va a pasar más de cinco meses.
-Van a pasar entre seis y ocho meses. La economía es bastante inestable, sin embargo hay indicadores que advierten una crisis. Considero que cuando hay una crisis grande debes anticipar este comportamiento, tú no sabes a dónde se va ir la curva de crecimiento. El principal problema que está viviendo la economía nacional no es arrastrado por los efectos de la crisis sino por un mal manejo de la política fiscal.

-¿Entonces, las medidas adoptadas por el Gobierno son insuficientes para hacer frente a la crisis?
-Lo que sucede es que a la política monetaria le estás dando un doble papel, prevenir la crisis y contrarrestar los errores de la política fiscal. La política monetaria es potente pero no tanto y será muy necesaria cuando llegue la crisis. Aunque la política fiscal está yendo demasiado lenta. Si no arreglan el problema fiscal no podrán controlar la desaceleración, que no es producto de la crisis sino del descenso del gasto público que hubo en el tercer trimestre del año pasado.

-En un escenario en que el MEF corrija la caída del gasto público, ¿podríamos terminar con la desaceleración de la economía?
-Si es que no hay crisis, sí. De llegar los efectos de la crisis al Perú tendría que combatir la desaceleración que ya arrastramos con el impacto de la crisis. En ese caso tendrías más problemas. Es que las medidas que está tomando el actual Gobierno no son anticrisis. Están diseñadas para recuperar el nivel de gasto. Para combatir la crisis tendría que hacer un gasto adicional una vez que recuperas la desaceleración. El punto es que si no lo haces rápido la economía caerá y ahora el mayor problema es fiscal y no monetario.

-Hay dos cargas que lleva el actual gobierno, errores pasados de política fiscal y una crisis que amenaza.
-Lo de la crisis todavía no llega. Imagínate cuando vengan los efectos, el problema será aún mayor. El impacto de la crisis se verá con una mayor caída de exportaciones en los términos de intercambio.

-Justamente, la Asociación de Exportadores informó que sus envíos habían disminuido en 1 por ciento en setiembre-
-Pero recién han comenzado a caer, eso no ha mostrado el INEI, ya que sus estadísticas son de alrededor de tres meses atrás. Si a esta baja de los envíos le sumas la desaceleración económica y no haces nada por la política fiscal, la caída será mucho peor.

-Pero en esa entonces teníamos una tasa de crecimiento mucho más alta, de alrededor de 10% y en la actualidad se habla de un 5%.
-Claro, de una tasa de crecimiento de 10% (2008) caímos a -10% (2009 se creció 0.1%, según el INEI).

- Contradictoriamente, Velarde declaró que la economía mundial está al borde del abismo pero que Perú no caerá.
-Eso es optimismo de Julio (Velarde) porque no hay ninguna crisis en la economía mundial en la que no hayamos descendido o caído.

-Bajo esa premisa ¿en cuánto caería el PBI?
- La tasa de crecimiento será sustancialmente menor en el último semestre y eso es fácil de dilucidar, pues la economía nacional viene cayendo a pesar que aún no siente el impacto de la crisis económica internacional.

-Entonces ¿por qué se viene desacelerando?
-Se desacelera porque aún no hemos arreglado el lado fiscal a consecuencia del menor gasto público en el primer semestre del año.

-¿Y el crecimiento para el 2012?
-Sin crisis creceremos entre 2% o 3% en tasas desestacionalizadas y si se produce un crisis tan intensa como el 2008, esa tasa podría ir hasta -10% en términos desestacionalizados para el PBI. Eso si buscamos cifras creíbles y no las del INEI, que se le podría ocurrir hacer crecer (la economía), en plena crisis, al sector Servicios un 20%. Entonces no puedo pronosticar lo que hará el INEI:

-¿Qué medidas urgen para controlar la desaceleración de la economía nacional?
-El Gobierno debe normalizar el gasto público, que se desaceleró por el comportamiento de las autoridades regionales y locales. Cuando cambiaron las autoridades y se inició la investigación por corrupción, se suspendieron las obras públicas. No me opongo a que investiguen los actos de corrupción, pero si tú paralizas las obras públicas hasta en 50%, se va a caer la inversión estatal. El segundo problema fue que el ministro Benavides también redujo el gasto público, porque según él la economía estaba sobrecalentada. Y el tercer problema fue el de las expectativas empresariales que también se perjudicó en época electoral y que también influyó en la caída.

MÁS VELITAS PARA CHINA

-¿Qué nos afectaría más, que China se desacelere o que Estados Unidos caiga en recesión?
-China es la pieza clave para nosotros, más que Estados Unidos y Europa. Nosotros vendemos materia prima a China y el país norteamericano le compra a ese país, por eso nosotros tenemos una relación directa con China más que con Estados Unidos.

-En ese sentido, el ministro Castilla dijo que “le prendía velitas a China para que no se caiga”.
- Es que si China se cae, nos caemos nosotros y toda América Latina. Pero ahora todo el mundo depende del país asiático, Alemania también le vende a China bienes de capital, luego si se desacelera Alemania entonces nosotros recibiríamos el doble impacto de EEUU, Europa y China

-La economía China se viene desacelerando, ¿le preocupa?
-China se está desacelerando, pero los datos de China son poco confiables como los peruanos. Nadie sabe a ciencia acierta qué está pasando con ese país, el gobierno es muy tramposo.

-Con China desacelerándose y los problemas político y económicos que viven las potencias mundiales la situación no es buena.
-La situación es poco esperanzadora. Aunque, cuando todo el mundo espera que haya crisis, probablemente no haya. La mayor parte de la opinión generalizada ha sido contradicha por desarrollos particulares. Nadie puede estar seguro de la crisis.


Stephanía Palomino
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD