Del alivio a la superación de la pobreza

El anunciado Ministerio de Inclusión Social (Midis) está a punto de ver la luz. Y aunque para los opositores del gobierno se trata tan solo de más burocracia, en realidad estamos ante una nueva forma de diseñar, implementar y gestionar la política social. Juan Arroyo, especialista en temas sociales y encargado de elaborar la propuesta de creación del Midis, nos da detalles sobre su puesta en marcha.

| 18 setiembre 2011 12:09 AM | Entrevista | 3.3k Lecturas
Del alivio a la superación de la pobreza
Juan Arroyo adelanta detalles sobre el nuevo ministerio.
JUAN ARROYO
3334

-¿Cómo va el proceso de construcción del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis)?
-Estamos en la fase de aprobación de la Ley Orgánica de Organización y Funciones del Midis en el Congreso de la República. Fue enviada por el Ejecutivo hace 15 días, y esta semana fue vista por la Comisión de Descentralización y por la Comisión de Inclusión del Congreso. En ambas fue aprobada. Y tengo que agradecer a la doctora Rosa Mavila, presidenta de la Comisión de Inclusión, y al congresista Mariano Portugal, presidente de la Comisión de Descentralización, porque han permitido acelerar este proceso. Tenemos dos dictámenes favorables y estamos viendo si se concerta un dictamen único que estaría pasando al pleno en la fecha en que disponga el presidente del legislativo.

-Entonces, ¿cuándo calcula que tendremos al Midis operando?
-Yo creo que no pasa de un mes. Bueno, en sí no puedo asegurarlo, pero aparentemente en muy corto plazo estará funcionando. Apenas el Congreso defina la ley.

-¿Cuál es el objetivo principal del Midis?
-El fin último es mejorar la calidad de vida de las personas y para eso se debe dotar al Estado de un instrumento de intervención con eficacia y efectividad; que logre ayudar a la gente a superar la pobreza y a desarrollarse. Pero la creación principal no es tanto el ministerio, sino el Sistema Nacional de Desarrollo e Inclusión Social que es transversal a varios sectores.

El Midis va a ejecutar solo 6 programas sociales, de los 26 existentes. Pero el sistema funcional abarca todo. El ministerio será rector de programas y políticas relacionadas a inclusión social sobre la política. No quiere decir que ejecutará todo el conjunto de los programas.

Pasan al Midis, a propuesta del Ejecutivo, y por verse en el pleno del Congreso: Juntos, que está en la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), y del Mimdes pasan el Pronaa, Foncodes, Wawawasi y Gratitud. Sobre Gratitud se generará Pensión’65, y sobre Wawawasi se hará Cunamás.

Aparte de eso, se transfiere una función de Produce llamada Promoción de Nuevos Emprendimientos Microempresariales Urbanos. No se transfiere el programa Mi Empresa, que es el programa que apoya las mypes y que queda en el Ministerio de la Producción, pero, al trasladar esa función, podemos originar un programa de emprendimientos pequeños para las mypes más chicas.

-Con eso, hay un cambio en la manera de enfrentar la pobreza…
-En realidad, el nuevo modelo de gestión social tiene cinco ejes, como lo ha explicado el ministro Kurt Burneo. El eje principal se centra en cambiar la política social que ha estado centrada en el alivio a la pobreza y el desarrollo de capacidades. Ahora pasamos a políticas sociales productivas, o sea la principal política social es el empleo y por tanto, las nuevas políticas sociales tienden a apoyar a las mypes urbanas y a las unidades de desarrollo rural pequeñas. Claro, sin abandonar el alivio a la pobreza y el desarrollo de capacidades que son salud, educación y todo lo demás. Sin abandonar eso, se va a poner el énfasis en que los programas tengan un componente laboral.

-¿Cómo evalúa la intervención social durante el gobierno aprista, en relación a la nueva propuesta de intervención social del gobierno nacionalista?
-Las soluciones que se dieron anteriormente no eran muy profundas, tanto en el contenido de la política como en la organización del Estado. En primer lugar, se fusionaron los programas sociales y pasaron de ser 86 a 26 pero se dejaron tal cual estaban, o sea no se cuestionó si estaba mal lo que entregaban, si estaba mal su proceso, su estructura o el perfil de los recursos humanos. No se cuestionó a los programas. Solo se les achicó. Para coordinarlos se creó la estrategia Cecer que era una mesa de trabajo sin coordinación vinculante. Con eso no ha funcionado porque cada programa necesita del otro para tener efecto. Esa estrategia ya quedó de lado.

Nosotros vamos a poner dentro del Midis los programas sociales ya señalados pero la coordinación de todos, la vamos a convertir en vinculante vía acuerdos de gestión. Vamos a tener la posibilidad de solicitar logros y resultados a los programas sociales y acompañar el Presupuesto por Resultados con esta propuesta de Gestión por Resultados que supera la articulación anterior que era muy débil.

Todo el Estado va a tener Presupuesto por Resultados, pero lo que queremos es que las metas comprometan a las instituciones. Esa es la diferencia o el matiz de gestión. No solamente queremos que sean compromisos para la desnutrición por ejemplo, sino que las instituciones firmen convenios en relación a eso.

Tenemos la mejor voluntad como equipo por producir una reforma del área social, no solo un cambio cosmético organizativo. Hay un nuevo modelo de gestión atrás.

-¿Cómo van a mejorar la llegada a la población beneficiaria?
-Aparte de la coordinación vinculante de todos los programas sociales, vamos a establecer unidades territoriales de desarrollo que no hay en el país, o sea provincias o cuencas. Lo que se le llama geosistemas, que tienen cierta unidad, cierta vinculación. Eso se tendrá que trabajar con descentralización y con Ceplan, a fin de que converjan todos los programas sociales. En la misma población de una cuenca interviene agricultura, interviene industria, interviene educación, interviene salud, y nosotros con nuestros programas de inclusión socio-productiva. Esa es la idea y la forma como se va a tener resultados.

Porque si no se establece la convergencia, no hay sinergia. Se pierde el efecto. Cada programa suelto no es eficaz.

-¿Cuál va a ser el centro donde se van a entregar todos los servicios sociales?
-Los puntos terminales van a ser las escuelas y los Centros de Salud. Estamos viendo también en algunas localidades, tener centros en donde estén todos los programas y puedan darse todos los servicios juntos, para que la gente no tenga que estar caminado de un sitio al otro, en el caso de productos o servicios que pueden ser concentrados

Esta es una lucha por diseñar bien, por implementar bien y después por operar bien, por gestionar bien, y de ahí volver a rediseñar lo que no funcione. Es una reforma de varios años, pero de lo que estamos seguros es que no va a volver a suceder eso de gastar 13 mil millones de soles en vano. Ahora sí vamos a ver resultados.

Una cosa clave es el gobierno social electrónico. Estamos trabajando con el Reniec el tema del Documento Nacional de Identidad electrónico, que tiene un chip con la memoria de cada persona en el país, su data y con eso, evitaríamos las filtraciones y la subcobertura. El gobierno electrónico es una maravilla.

-¿Y en el tema de estructura? ¿Cuántos viceministerios va a tener el Midis?
-El proyecto del Midis tiene dos viceministerios. Uno de Políticas y Evaluación, que es el que diseña y monitorea, que ve no solo los programas sino las políticas multisectoriales. Y está el otro viceministerio, que es el de prestaciones sociales, el encargado de gestionar, de dirigir la gestión de seis programas.

-¿Y el ministro del Midis va a ser Kurt Burneo o eso está por verse?
-Públicamente se sabe que Kurt Burneo será el primer ministro de Desarrollo e Inclusión Social.

-¿Y ya saben quién quedaría en producción?
-Eso depende del presidente.

-Gana Perú ofreció duplicar la cobertura de Juntos. ¿Cuándo se va a lograr eso?
-Ahora mismo ya está en ampliación. Y en los tres primeros años de gobierno se logrará duplicar. Es difícil la tarea porque depende de los recursos disponibles pero esa es la meta. Además, la plataforma institucional de Juntos va a servir para que funcione Pensión’65, lo que es otro contingente de personas.

-¿Cómo así?
-Juntos tiene un convenio con el Banco de la Nación para la distribución del dinero y además tiene agentes o promotores en todo el país. Gratitud, por su parte, que es el antecedente de Pensión’65, es muy pequeño. Solo tiene 20 personas y no podría hacer esta tarea. Entonces, va a apoyarse en Juntos, en la distribución, en la identificación de los beneficiarios, etc.

-En relación a Pensión’65, ¿por qué es mejor mirarlo como programa social y no como un sistema de pensiones?
-Es que queremos una intervención social conjunta. No queremos programas sueltos. Queremos la intervención de prestación dentro de un campo de política pública. Por ejemplo, Cunamás sería el eje de una concertación amplia de todo lo que sería la acción contra desnutrición infantil, y por el desarrollo infantil temprano. El Pronaa por la alimentación, la seguridad alimentaria y nutricional. Foncodes, infraestructura social. Y estamos viendo también si en el tema de desarrollo rural micro, vamos a basarnos en Chacra Productiva. Si ampliamos eso y hacemos que tenga los mismos beneficiarios de Juntos, para que se puedan graduar y no sean beneficiarios permanentes.

Respecto a Pensión’65, estamos empezando a hacer la inserción de ese bono en un enfoque de sistema. Vamos a empezar la próxima semana reuniones para ver como se piensa un poco más a fondo el tema de la ejecución.

-¿Y qué problemas están previendo que van a tener que abordar en primer lugar?
-Uno de los problemas centrales es el de la focalización, tanto de Pensión’65, como de los demás programas. Porque están desfocalizados. En el caso de Pensión’65, tiene una gravedad particular porque la lista de gente beneficiada tiene que ser validada. Porque después de los 65 años, hay una parte de esa población que va a dejar de vivir, y tenemos que validar para que no se continúe la entrega. Eso se hace con trabajo de campo.

Esto tiene que ver con el Sisfoh (Sistema de Focalización de Hogares) también. Pensamos que el Sisfoh debe ser común y obligatorio para todos los programas.


Redimensionamiento
El nuevo Ministerio de la Mujer

-Y en esta construcción del Midis ¿qué le están dejando al Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes)?
-El Mimdes se queda con el Viceministerio de la Mujer y los programas que tiene al interior de éste. El Mimdes dependerá del enfoque con que se haga su nueva Ley Orgánica de Funciones (LOF). Pero de todas maneras se va a tener que repensar sus programas, porque son muy pequeños actualmente. El tamaño de sus problemas es muy grande y la respuesta del Estado muy pequeña. Va a tener que redimensionarse.

-Y en este redimensionamiento del Mimdes, ¿ustedes también van a participar?
-El encargo que se ha dado es que tenemos 90 días para que el ejecutivo haga la nueva LOF del Midis. Y como parte del ejecutivo vamos a participar pero eso no significa que nosotros vamos a hacer la nueva LOF del Mimdes.

-En Foncodes y en Pronaa por ejemplo ya hay nombramientos hechos por el actual Mimdes, ¿se van a mantener o todo esto se va a reestructurar?
-La figura legal es fusión por absorción. Dependerá del Ministro qué gente queda, pero ha habido mucha coordinación entre Mimdes y Produce, porque hay una situación de tránsito. Por ejemplo Wawawasi con Cunamás se está trabajando conjuntamente. Otro ejemplo es que yo mismo vengo de Foncodes. Además, estamos instalando mesas de trabajo para la evaluación rápida y rediseño de los programas.

-¿Eso quiere decir que el Mimdes y Produce están pariendo al Midis?
-Estamos en ese plan de trabajo conjunto.


Reingeniería
El lastre de la corrupción

-Ahora bien, en Foncodes están desratizando porque ha habido todo un escándalo de corrupción, funcionarios que se llevaban expedientes y archivos. Hay todo un tema de corrupción por resolver…
-El problema más grave quizás es el del Pronaa.

-¿Hay más corrupción que en Foncodes?
-Lo que quiero decir es que el Pronaa requiere más atención porque es una cadena logística de compra y distribución que ha estado muy mal llevada en la gestión pasada, así que eso vamos a tener que asumirlo con reingeniería.

-Y seguramente, terminar de sacar a los corruptos, va a retrasar un poco el inicio de la nueva gestión…
-El tema no es tanto la gente, sino rediseñar procesos, porque si es que ellos tienen formas de adquisiciones que dan aire o posibilidades a manejos no correctos entonces lo que hay que hacer es cambio de procesos más que de gente.


Carlos Alonso Bedoya
Entrevista

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD