“Crisis puede llevar al paro nacional”

Carlos Reyna, politólogo y catedrático de la Universidad Católica, analiza en al siguiente entrevista el panorama que se le presenta al país para el año 2009, que estará marcado por la crisis económica mundial.

| 05 enero 2009 12:01 AM | Entrevista |821 Lecturas
(1) “Este año la crisis puede producir un paro nacional muy fuerte y protestas regionales importantes” (2) “Yehude Simon es muy dócil con Alan García y García es muy dócil con la elite económica”. (3) El gobierno debe concentrar la inversión en empleo, educación y salud, para frenar el impacto de la crisis mundial”.
Carlos Reyna
821  

Reyna advierte que si el gobierno insiste en mantener el modelo económico neoliberal y un discurso agresivo contra sus opositores que agudiza la polarización política, este año la situación del país podría volverse crítica. También opina sobre lo que le espera en el 2009 al fujimorismo, al ex presidente Toledo, a Yehude Simon, Humala, Castañeda, Lourdes Flores y la izquierda.

Cuáles son las perspectivas del Perú para el 2009?
Va a ser un año complicado, va a haber un deterioro económico y eso va producir un mayor nivel de demandas populares y exigencias sociales, y un menor margen de maniobra del gobierno. Es posible que tengamos un año bastante más movido, en términos de conflictos sociales y enfrentamientos políticos, que el 2008. El gobierno inicia este año difícil debilitado y es muy probable que se produzca un agotamiento rápido del gabinete.

¿Qué tiempo de vida le da al gabinete Simon?
Si el gabinete llega hasta julio de este año, tendría mucha suerte. El trimestre crítico va a ser entre abril y junio, que es la época más complicada en términos de protestas sociales.

¿La crisis económica y social puede crear una situación de ingobernabilidad?
Puede complicar sustantivamente al gobierno, restándole legitimidad. Un gobierno que caiga por debajo del diez por ciento en su nivel de aprobación, es un gobierno sumamente débil, y eso puede ocurrir con este régimen si no hay un cambio en el manejo económico y político. En algunas regiones del país el gobierno tiene actualmente un nivel de aceptación cercano a cero. Este año la crisis puede producir un paro nacional muy fuerte y protestas regionales importantes, y la situación puede terminar muy polarizada. Si eso ocurre, el régimen democrático puede tener complicaciones, porque la polarización política es más peligrosa para la democracia que la violencia social.

¿Existe el riesgo que el gobierno caiga antes del 2011?
Si es que no hay cambios, ese riesgo existe. García podría llegar al 2011 exánime, completamente anémico de respaldo popular.

¿Qué debe hacer el gobierno para evitar que la crisis llegue a ese nivel?
Es fundamental que se cambie el modelo económico, que beneficia exageradamente a los grandes inversionistas privados y que posterga a la mayoría de la población y a las regiones. Para frenar el impacto de la crisis mundial, el gobierno debe concentrar la inversión en empleo, educación y salud. El presidente García también debe modificar su estilo de gobernar. Sería suicida si continúa con ese tonito soberbio, altanero y a veces insultante que tiene contra los dirigentes sociales y las protestas. El gobierno tendría que tender puentes hacia la oposición política, abrir un diálogo con los sectores sociales y los gobiernos regionales. Los diálogos de Simon son un avance, pero eso no es suficiente.

¿Ya se agotaron las expectativas de que el gabinete Simon genere un cambio de rumbo en el gobierno?
En el corto plazo, el gabinete Simon todavía tiene algún aire. Si bien es cierto que con el gabinete Simon hay un mayor esfuerzo en términos de programas sociales y una capacidad de diálogo algo más auténtica de la que tuvo Jorge del Castillo, que llevaba adelante un diálogo ‘mecedor’, la política del gobierno sigue siendo la misma. La gran demostración de eso es que la conducción económica sigue en manos del ministro Valdivieso, que no sintoniza con el talante negociador y dialogante de Simon.

¿A favor de quién cree que se defina esta contradicción ente el primer ministro y el ministro de Economía?
Quien viene ganando la partida es el ministro Valdivieso, que tiene el respaldo del presidente García. Lo que hemos tenido hasta el momento es una capitulación de Simon ante un rumbo económico que no comparte, pero al que se subordina por algún cálculo político. Si las cosas siguen como están, quien se va a quedar es Valdivieso o alguien parecido, y quien va a salir es Simon.

¿Simon saldrá del gobierno quemado o como un candidato con posibilidades para el 2011?
Si sale dócilmente, le va a ir mal. Pero si sale luego de haber dado una batalla porque se atiendan las demandas sociales y expresando que abandona al gobierno porque éste no atiende esas demandas, podría ser una figura fuerte para el 2011. Hasta ahora no está dando esa batalla. Por el contrario, está siendo demasiado blando y cortesano.

¿En el 2009 puede haber un endurecimiento autoritario del gobierno?
Si no hay correcciones en el modelo económico y en el manejo político del gobierno, este año se van a acentuar los rasgos autoritarios y represivos del gobierno. Esos rasgos ya los hemos visto en los decretos que dan facilidades para que se cometan abusos en la represión policial a las demandas sociales, en los centenares de dirigentes sociales enjuiciados por oponerse a las actividades mineras o en las torpes acusaciones de terrorismo contra dirigentes políticos. Las esferas sociales que se benefician de este modelo económico, como las elites que dirigen la Confiep y algunos medios de comunicación, claman por una respuesta represiva. Este sector social tiene una enorme paranoia.

¿A qué le temen?
A que caiga el modelo económico que les da tantas ganancias y privilegios. Es un sector social que mira al resto del país como si fuera algo extraño, primitivo, bárbaro, violento, irracional, y cuando hay protestas sociales piensa que es producto de la incapacidad de razonar de la mayoría de los peruanos y que esa protesta sólo puede ser contenida con la represión.

¿El gobierno representa el sentir de ese sector social?
El presidente García está obsesionado en reflejar lo que quiere esa minoría social y el partido aprista sigue dócilmente la involución derechista de Alan García. El gobierno comparte el desconocimiento de la realidad del país y la paranoia de esa minoría, por eso habla de conspiraciones y de injerencia extranjera cuando se refiere a las demandas sociales.

2011: DIFÍCIL PARA CASTAÑEDA Y FLORES NANO

¿Qué puede ocurrir el 2009 con el fujimorismo, teniendo en cuenta que este año se dictará la sentencia contra Fujimori?
El fujimorismo va sufrir un duro golpe cuando se dé la sentencia contra su jefe y lo más probable es que se distancie del gobierno y se ponga agresivo.

¿Qué sectores políticos pueden capitalizar mejor el descontento social producto de la crisis con miras a las elecciones del 2011?
Humala, Toledo y el fujimorismo, en ese orden.

¿Y Luis Castañeda y Lourdes Flores, a quienes no les va mal en las encuestas?
No creo que tengan opción para el 2011. Me parece muy difícil que Castañeda rompa su enclaustramiento limeño. En las dos elecciones anteriores, Lourdes Flores encabezaba las encuestas y al final no logró pasar ni a la segunda vuelta; eso ha creado una especie de maldición difícil de conjurar.

¿Cree que la izquierda construirá una opción propia o terminará sumándose a Humala?
Así como veo a Yehude Simon muy dócil con Alan García y a García muy dócil con la elite económica, a la izquierda la veo muy dócil con Humala. Me parece que la izquierda se va a sumar a Humala. Si lo hace, cometería un error, porque son proyectos distintos.

Muchos dirigentes de izquierda explican su acercamiento a Humala argumentando que éste recoge buena parte de las banderas de la izquierda.
Si bien es cierto que Humala toma algunas propuestas de la izquierda, sin embargo es un enigma cuál es su idea sobre la democracia o sobre los trabajadores. En el Congreso, la bancada de Humala ha votado en contra de algunas normas a favor de los trabajadores y se sumó al cargamontón contra organismos de derechos humanos como Aprodeh. Hay ambigüedades en el discurso de Humala que deberían hacer pensar dos veces a la gente de izquierda antes de sumarse a ese proyecto. La izquierda que está entusiasmada con Humala debería recordar la crítica que hace 80 años le hizo Mariátegui al nacionalismo como programa, que se la hizo al aprismo.

¿Qué posibilidades tiene la izquierda si no se suma al nacionalismo para las elecciones del 2011?
La izquierda debería tener más sentido de los tiempos y saber esperar si es que el 2011 no es una coyuntura electoral favorable para ella. La izquierda debe reconstruirse fuera del espacio electoral, trabajando en lo social, cultural, intelectual, sindical, como lo hizo en los años setenta.

Carlos Noriega
Entrevista

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.