Una poda necesaria

Ha sido fulminante la solución que la Alcaldesa de la ciudad le ha dado al escandalote protagonizado por un funcionario municipal, al revelarse que presentó el mes pasado un lote de patrulleros para el serenazgo pero, al más puro estilo de los políticos tradicionales que inauguran obras inconclusas, lo que hizo en realidad fue un montaje, pues los vehículos no estaban ni están listos para entrar en operación.

| 20 febrero 2013 12:02 AM | Editorial | 528 Lecturas
528

El funcionario presentó de inmediato su renuncia, como corresponde y como no hicieron en otros tiempos funcionarios de mayor rango sorprendidos en turbios casos de corrupción, que se aferraron a sus cargos con desespero o pidieron simples “licencias” para buscar impunidad; políticos que, con descaro, pretenden volver a los primeros planos de la política.

La dimisión ha sido de inmediato aceptada por la Alcaldesa y el caso ha entrado en una fase de esclarecimiento en el que se determinará qué tipo de responsabilidades legales tiene el renunciante, que alega en forma insistente que cometió un error, pero no robó; lo que es cierto pero de ninguna manera atenúa su falta y su torpeza, por decir lo mínimo.

El caso ha servido a los conspiradores de la revocación para insistir en el intento de desacreditar a la Alcaldesa y entrar en una dinámica de denuncias inconsistentes lanzadas por personajes secundarios de la corte que manejó hasta 2011 el municipio, sin transparencia y bajo las sombras de la corruptela y los arreglos bajo la mesa.

Semejante afán solo puede explicarse con el ascenso del NO a la revocación en TODAS las encuestas, lo que ha llevado a los analistas mínimamente rigurosos a señalar que la tendencia es tal que hay grandes posibilidades de victoria del NO el 17 de marzo.

Eso es lo que desespera a los conjurados de la revocación, que se desgañitan tratando de negar lo evidente y pretendiendo rechazar la validez de encuestas y encuestadoras a las que aplaudían cuando registraban apoyo mayoritario a la revocación, como fruto de su campaña de manipulaciones mediáticas.

Teniendo en cuenta que los socios políticos de la revocación están manchados por la sospecha de corrupción, difícilmente pueden tener credibilidad sus acusaciones contra una administración caracterizada por su transparencia y honestidad.

Se trata de una situación que resulta curiosa y que trae a la memoria el título de una vieja película latinoamericana: “Los pájaros tirándole a la escopeta”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD