Una grave amenaza

El hallazgo de un enorme cargamento de droga camuflada en hornos para pollos a la brasa, en un contenedor depositado en la empresa de logística de la que es accionista, y así lo ha admitido, un congresista e hijo del expresidente encarcelado, debe ser investigado por la policía y las autoridades del Ministerio Público hasta las últimas consecuencias, para deslindar responsabilidades y para que los que tengan que rendir cuenta ante la justicia así lo hagan.

| 22 marzo 2013 12:03 AM | Editorial | 530 Lecturas
530

En nada contribuye a ese esclarecimiento que el joven legislador reaccione con arrogancia casi amenazante y pretenda convertir un caso policial grave en un tema político y hasta insinue ser víctima de una maniobra política supuestamente dirigida a impedir el indulto humanitario que ha pedido su padre; algo digno de una teleserie o de una novela de ficción, porque no queremos pensar que se trate de una maniobra para evitar ser investigado.

Parlamentarios, juristas y políticos de virtualmente todo el espectro político han coincidido en que el citado legislador debe ser investigado, como ocurre con todos aquellos que, directa o indirectamente, hayan estado relacionados con un caso de narcotráfico, máxime de la magnitud del que motiva estas líneas.

No dejan de tener razón quienes rememoran ante este caso, aquel que avergonzó al país entero ante el mundo, cuando en el avión presidencial que utilizaba el exgobernante hoy en prisión, se encontró un cargamento de droga; y quienes recuerdan que carteles del narcotráfico operaban con protección de malos militares envilecidos por el poder corrupto del siniestro asesor de aquel gobierno.

En aquella nefasta época el país estuvo cerca de convertirse en un narcoestado, por la corrupción generalizada, lo que no solo era un problema moral y de ilegalidad extrema, sino que llevaba al país a la descomposición total, atentando por tanto contra la seguridad y la soberanía nacionales.

El narcotráfico, aunque sea redundante decirlo, es una grave amenaza para el país, peor aún con la dimensión que ha alcanzado, penetrando espacios insólitos en casi todos los sectores de la vida nacional y hace años que penetra o intenta hacerlo, en el mundo de la política, donde ya se va tornando usual que aparezcan fondos de campañas electorales cuyo origen nunca es explicado a cabalidad.

Si es cierto, como ha dicho el legislador involucrado en este tema, que él es el primer interesado en que este grave caso se esclarezca, debería dejar de especular y de mezclarlo con la política, someterse a cualquier investigación, si fuera necesario despojándose de su inmunidad parlamentario.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD