Una ejemplar decisión

El Concejo Municipal de Lima ha dado una vez más un ejemplo de coherencia y de actuar poniendo por sobre todo los intereses de la ciudad, al rechazar por unanimidad, al margen de diferencias políticas e ideológicas, un absurdo pedido de vacancia que no tiene más sentido que la falta de criterio de las autoridades electorales que le dieron luz verde pese a que otro de similar contenido, había sido ya desechado por carecer de razón y fundamentos.

| 07 abril 2013 12:04 AM | Editorial | 665 Lecturas
665

Superados ya los días en que la bancada de concejales de oposición se tomaba demasiado a pecho su rol opositor y le hacía la guerra a la alcaldesa, haciéndole el juego a los sombríos intereses de la corrupción que andaban al acecho, el municipio parece haber entrado en una nueva dinámica de colaboración y trabajo conjunto en aras del objetivo de hacer de nuestra ciudad un lugar más amable y adecuado para vivir y para que crezcan en un ambiente positivo las nuevas generaciones.

Uno a uno, pudimos verlo, los concejales –salvo algunos discrepantes que, por el bochorno que hubieran pasado y el repudio que hubieran merecido si votaban por la vacancia- se pronunciaron uno a uno por la dignidad y la estabilidad del gobierno municipal que el electorado supo darse en los comicios de 2011.

La lección dada por el proceso de revocación, con el que las fuerzas políticas tradicionales y la corrupción que campeaba en el municipio se unieron en un pacto contra Lima que finalmente pudo ser derrotado con la unidad de quienes quieren un gobierno limpio y eficiente que lleva a la capital a estadios superiores de progreso y desarrollo, como merecemos quienes vivimos en ella.

La nueva arremetida, bajo sospecha de la misma inspiración que impulsó a los revocadores, llegó con el mismo estilo matonesco y amenazante, con las mismas armas de la acusación y la descalificación sin pruebas que solo busca enlodar honras par a conseguir fines indebidos y contrarios a los intereses de la ciudad.

También esa arrogancia insultante fue rechazada con energía y unidad, de la misma manera que está siendo enfrentado el impresentable fallo de un cuestionado juez que pretende abrirle el camino de regreso a La Parada al caos, la delincuencia y la insalubridad.

Los hechos están demostrando, saludablemente, que la unión en torno a los intereses de la comunidad deben primar. Y ojalá que ello se aplique también en otros terrenos y otros temas en los que campean enconos políticos o factores corruptos conspiran.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD