Tiempo de esperanza

La elección del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como nuevo Papa, con el nombre de Francisco, ha abierto un tiempo de esperanza particularmente significativo para el Perú y para América Latina, por haber significado la grata sorpresa de que por primera vez en la historia la Curia ha designado a un Papa de estas tierras, las de mayor presencia católica en el mundo.

| 14 marzo 2013 12:03 AM | Editorial | 669 Lecturas
669

Contra todas las previsiones, pese a que Bergoglio ya había demostrado fuerza y ascendiente en la elección del anterior pontífice, la Iglesia Católica dio una señal de voluntad de apertura y renovación que muchos han tomado como una luz de esperanza, también de otras novedades y cambios que la adecuen a los nuevos tiempos, como reclama su feligresía.

Los análisis y conjeturas periodísticas se han desatado, sobre todo en la tierra natal del flamante Papa, donde ha sido puesto bajo ojos críticos por hechos poco gratos del pasado que lo relacionan con la dictadura sangrienta sufrida por ese país, lo que contrasta, por ejemplo, con el papel destacado que jugó en la conferencia episcopal latinoamericana de Aparecida, Brasil, de cuya importante declaración, renovadora y progresista, fue principal redactor, según ha recordado un prestigioso obispo peruano.

Lo importante ahora que se ha convertido en Francisco son los hechos, lo que haga desde el trono de San Pedro, y es de esperar que sea capaz de hacer los cambios que salven a la Iglesia Católica de los males de la corrupción y la división que la afectan tan gravemente.

Esos males fueron denunciados por su antecesor, que renunció por no poder enfrentarlos, junto al también gravísimo de la pedofilia, terrible crimen que merece un castigo severo en cada caso y no un silencio cómplice en nombre de una mal entendida necesidad de proteger la imagen de la Iglesia.

Los católicos esperan, en fin, que Francisco logre que la Iglesia salga adelante de esta severa crisis y que se acerque más a la grey, actualizando sus criterios sobre temas claves como el derecho de las personas, ojalá incluyendo los propios sacerdotes, a decidir sobre sus vidas y su forma de relacionarse con los demás, con corrección y ética, pero sin fundamentalismos.

Las esperanzas, en el caso del Perú, se han expresado a nivel oficial con un mensaje presidencial al nuevo Papa, que celebra su origen latinoamericano como hecho que debe incidir en una mayor unidad de nuestros pueblos y que lo invita a conocer nuestro país cuando pueda incluirlo en su agenda.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.579576015472