Sereno esclarecimiento

El caso de las conmutaciones de penas otorgadas, en uso de facultades presidenciales, a sentenciados por diversos delitos y en su mayoría a condenados por narcotráfico, sobre todo transportadores de droga o “burriers”, según el gobierno que las otorgó, ha causado lógica sorpresa y mala impresión en amplios sectores de la ciudadanía, lo que se ha visto reflejado en una reciente encuesta de opinión.

| 14 abril 2013 12:04 AM | Editorial | 630 Lecturas
630

El hecho, por sus contornos y posibles implicancias, ha obtenido un gran despliegue mediático y una serie de opiniones y apreciaciones comprensibles, dada la suspicacia que ante situaciones de irregularidad o posible corrupción existe en la sociedad peruana, por razones de experiencia histórica reciente.

Es lamentable que los directamente involucrados hayan apelado a las descalificaciones e insultos con el evidente afán de invalidar las investigaciones en marcha, siendo el tema tan delicado que debe mantenerse al margen de las contiendas políticas que infelizmente desgastan y desprestigian a instituciones que deberían ser pilares de la democracia, como el Congreso de la República.

Es indispensable que se acallen las pasiones y que nadie aproveche el caso, ni para tomar ventaja sobre el rival político, ni para eludir o dejar en la nebulosa las responsabilidades a que hubiera lugar.

Solo así podrá hacerse una investigación y un esclarecimiento sereno y objetivo de lo sucedido, al margen de prejuicios o imputaciones prematuras o carentes de sólidas evidencias.

El esclarecimiento, si las pesquisas se mantienen en esos términos, debe comenzar identificando a los directos responsables –ligados al partido gobernante de la administración pasada-, sin permitirles el subterfugio de querer escudarse en supuestas consideraciones políticas que no vienen al caso y precisando su nivel de responsabilidad y su posible juzgamiento.

A partir de allí recién podrá verificarse si hay autoridades de mayor nivel involucradas y que sean pasibles de acciones penales de acuerdo con la Constitución y las leyes, sin linchamientos mediáticos ni ensañamientos que poco favor le hacen a la justicia y al afán de los peruanos de saber toda la verdad de este enojoso asunto y de ver sancionados a quienes sea menester castigar.

Un sereno esclarecimiento, insistimos, al margen de consideraciones políticas de cualquier tipo y que dé plenas garantías a los involucrados, como corresponde, es pues indispensable en este caso.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD