Lima sobre todo

Ha hecho bien la alcaldesa en poner por encima de todo su compromiso con Lima y su principal obligación, la de administrar la ciudad y conducirla hacia grandes metas de progreso y desarrollo, metas que están por encima de intereses políticos y de mezquindades.

| 19 marzo 2013 12:03 AM | Editorial | 440 Lecturas
440

Lo ha expresado también en los hechos, dedicándose desde ayer mismo a esas tareas y advirtiendo que no va a parar, sin especular ni hacer especulaciones sobre la victoria que obtuvo el domingo, contra todos los pronósticos y augurios de mala fe, en casi todo Lima y con el apoyo de los ciudadanos que quieren un lugar mejor para vivir y que no se dejaron cegar por el odio y la división.

De ninguna manera esa victoria la ha alcanzado solo por el apoyo y la comprensión de amplios sectores, sino porque, como bien señaló un analista, supo comunicar y demostrar en las últimas semanas de la campaña, que sí trabaja y fuerte por la ciudad, algo que no se había preocupado en dar a conocer antes, por una absurda política comunicacional que prescindió del uso de herramientas indispensables como la publicidad.

Si bien tiene razón la alcaldesa, cuando dice que no es momento de hablar de ganadores y perdedores, porque como alcaldesa debe sumar y unir para restañar las heridas que dejó la polarización a la que nos llevaron, hay sin embargo que celebrar que Lima se haya librado del camino del caos y al división.

Fueron derrotados los intereses que desde las sombras buscaban asaltar el municipio, sumiéndolo en la inestabilidad y la inacción, solo por el capricho y la ambición de quienes han demostrado que no dan la talla para ejercer liderazgo alguno y deberían ser condenados al ostracismo por la ciudadanía.

Lo lamentable es que la victoria ciudadana no haya sido completa y que la desidia, la desinformación, la inmadurez o el sectarismo político macartista propio de épocas anteriores a la guerra fría, o todos esos ingredientes juntos, hayan determinado que estén a punto de ser revocados por minúsculos márgenes la mayoría de los concejales que se jugaron completos por defender a la ciudad del asalto de los revocadores.

El hecho será aún más lamentable si se confirma que la sinrazón y la ambición de los revocadores nos arrastran, pese a haber sido derrotadas, a una nueva elección que nos costará a todos los peruanos cientos de millones de soles, para designar a los reemplazantes de los que fueran revocados, a fin de que se instalen en el concejo limeño ¡solo por un año!

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...