La vapuleada Unasur

La furia desatada contra Unasur por haber acordado respaldar la institucionalidad venezolana y a partir de allí el resultado de la elección presidencial, está llegando a extremos demenciales, con los ataques que, con ignorancia supina y una buena dosis de mala fe y/o maximalismo conservador, así como de obsesión antichavista, le lanzan quienes, en muchos casos sin títulos que acreditar, pretenden erigirse en guardianes de la democracia en países vecinos.

| 21 abril 2013 12:04 AM | Editorial | 689 Lecturas
689

Hemos escuchado con asombro decir que Unasur es un instrumento del “chavismo”y hasta que se ha convertido en “la quinta interncional comunista”, como ha dicho el excanciller del dictador de los ‘90 y comparsa de su segunda, fraudulenta y a la postre abortada segunda re-reelección.

Una voz aislada pero estridente reclama que el Perú se salga de Unasur, abandonando una política de Estado que han mantenido los dos gobiernos precedentes, y solo se quede en la Alianza del Pacífico, aunque la fiebre de estos días ha llegado al extremo de acusar a los presidentes de dos países socios del Perú en esta alianza, de traidores y borregos, solo porque en Unasur participaron en el consenso suramericano y firmaron la declaración de Lima.

La grita deja de lado que ese pronunciamiento toma nota del anuncio del tribunal electoral venezolano, de que auditará el 46 por ciento faltante de las mesas de votación; anuncio hecho, evidentemente, ante la inminencia de la cumbre de Lima.

El documento llama al cese de la violencia y al diálogo entre las partes, y anuncia que una comisión de Unasur acompañará –será veedora- la investigación de las muertes del martes pasado, puntos que permitirán a Unasur involucrarse directamente en el proceso de fortalecimiento de la democracia –con posibilidad de influenciarlo; lo que no hubiera sido posible con una tronante declaración de ardoroso apoyo al candidato opositor, como pretenden los enardecidos críticos del bloque suramericano, Venezuela no lo hubiera aceptado, porque hubiera sido un acto de intromisión en sus asuntos internos, una violación de su soberanía.

En la algarada contra Unasur hay también, lamentablemente, ignorancia u omisión de la historia, cuando se dice que es creación del chavismo, pues en verdad surge de la Cumbre del Cusco del 2004, que, con vigoroso impulso diplomático peruano, creó la Comunidad de Naciones Suramericanas, que en la Cumbre de Margarita, de 2007, se convirtió en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), como un foro plural, creado por la necesidad histórica de contar con un foro de solución a nuestros problemas; con fines de integración en todos los campos y de búsqueda de consensos políticos, justo lo que ha hecho ante la situación venezolana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD