Dolorosa pérdida

El deceso del presidente de Venezuela, tras una larga y tenaz lucha contra el mal que lo aquejaba, ha impactado en el mundo y en particular en toda América Latina, donde los gobernantes y los pueblos lamentan el trágico desenlace, con un dolor que compartimos, con admiración y respeto por quien, a su manera y al modo que supo darse al pueblo venezolano de manera soberana, dio lecciones políticas de decisión y coraje en momentos decisivos, haciendo respetar su soberanía, con acciones trascendentes, al margen de controversias que pudieran generar en la coyuntura en la que fueron emprendidas.

| 06 marzo 2013 12:03 AM | Editorial | 711 Lecturas
711

Hasta sus enemigos le han reconocido la colosal fuerza de voluntad con la que sumó voluntades con sus compañeros de armas para buscar el cambio de su país por la vía del alzamiento, para terminar en la cárcel y desde esta salir a emprender una carrera política infatigable que lo llevó al gobierno en olor de multitud, para permanecer en él 14 años, siempre con apoyo masivo de los venezolanos, la última vez cuando ya la vida se le iba y los venezolanos a los que había servido con su acción política no lo abandonaron.

Ha sido impresionante ver a los ciudadanos humildes de ese país hermano llorar en las calles y vivar a su líder caído, prometer, en fin, seguir su ejemplo y llevar adelante el proceso de cambio que, acorde con la realidad venezolana, han abrazado las grandes mayorías.

Semejante cariño, ganado a pulso, con luchas y sinsabores, pone a Chávez por encima de la controversia, en un lugar ganado en la historia, a la que su pueblo lo ha llevado. También supo ganarse el aprecio de muchos latinoamericanos, por propugnar la unidad en la diversidad de Nuestra América, por encima de las diferencias de regímenes políticos o modelos económicos.

Tiene ahora el pueblo venezolano el desafío histórico de demostrar que el suyo no es solo un proceso caudillista; que tiene raigambre histórica y que se ha consolidado e institucionalizado, de manera tal que puede sobrevivir a su forjador mayor y conductor; siempre con el pluralismo y la democracia como rasgos esenciales.

Tienen ahora el reto de seguir adelante por la vía del desarrollo que en forma soberana han adoptado, y hacer frente a las acechanzas y a la acción de quienes, por intereses no siempre venezolanos, pretenden ponerle fin y restablecer un régimen excluyente con algunos retoques cosméticos.

Junto a nuestro pesar por el trágico suceso, reiteramos nuestra solidaridad firme con el pueblo venezolano y nuestra exigencia de respeto a su soberanía y su autodeterminación, con la misma pasión y decisión con la que reclamamos respeto a las decisiones soberanas de nuestro pueblo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
2.07381010056