Críticos de la reelección

Que el Partido Aprista se pronuncie contra un supuesto proyecto reeleccionista gubernamental, cuyo instrumento sería la postulación de la Primera Dama en el año 2016, y alegue que para ello la Megacomisión se apresta a buscar la inhabilitación del exgobernante aprista a fin de eliminarlo como obstáculo al siempre supuesto proyecto; puede ser interpretado como un hábil movimiento defensivo ante un presunto peligro o como simple jugada política para cuestionar a priori cualquier resultado adverso de las investigaciones de la Megacomisión y eludir la acción de la justicia. O puede dársele otras lecturas según el cristal con que se mire.

| 09 abril 2013 12:04 AM | Editorial | 651 Lecturas
651

Pero lo que definitivamente resulta un enorme despropósito, es que reaccionen como inmaculados demócratas contra ese supuesto peligro reeleccionista, los seguidores de quien reinventó el reeleccionismo con malas artes, que parecía haber quedado en el archivo de la historia.

Es difícil de creer que hablen de pulcritud democrática quienes mediante un autogolpe de triste recordación y dotándose de una Constitución a la medida de sus apetitos de poder e impunidad, no solo lograron una reelección amañada, sino que impusieron una segunda, con la que pretendían extender a 15 años el decenio en el que abusaron del poder cometiendo crímenes como el que tiene en la cárcel a aquel gobernante.

Ahora dicen, en algún caso en tono de inocencia angelical, que se han dado cuenta de que aquello –que costó vidas y degradó la política a extremos que aún hoy sufrimos- fue un error.

Con ese solo enunciado pretenden erigirse en demócratas vigilantes del juego político limpio y reaccionan con chillidos de indignación o simples amenazas, mientras sus agentes mediáticos lanzan la insinuación de un canje de favores que deje libre e impune a su líder, lo que denota interés en dar un uso nada ético al tema.

Muchos creen que el tema debe airearse y debatirse, sobre todo por la notable popularidad de la primera dama y se han adelantado ya criterios e interpretaciones legales y constitucionales.

Creemos que, de ser necesario, llegará el momento en que se ventile el asunto y se discuta en términos jurídicos, sin pasiones ni imposiciones, con apego a la Constitución y a la ley.

Pero también estamos convencidos de que aquellos que carecen de las debidas credenciales democráticas para hablar de lucha contra la reelección –no basta haber obtenido votos, pues también se necesita trayectoria- pretendan tener autoridad en la materia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.536442995071