Avance y desesperación

Hoy termina la campaña por la consulta ciudadana de este domingo, sobre la revocación de la Alcaldesa de la ciudad y el Concejo Metropolitano en pleno, y el panorama de la contienda muestra el contraste entre la percepción generalizada del avance del NO en las preferencias ciudadanas y la desesperación de los promotores del Sí, que ante el evidente retroceso que los lleva a la derrota por un rosario de hechos que los han ido desenmascarando, apelan reiteradamente a la mentira, el insulto y la calumnia, lo que evidentemente agrava su situación, pues el electorado limeño no cae en su juego.

| 15 marzo 2013 12:03 AM | Editorial | 468 Lecturas
468

Ante tal situación, la guerra sucia sigue siendo el arma favorita de los representantes de oscuros intereses que pretenden volver a saquear el municipio limeño, aliados a quienes quieren hacer con el país lo mismo, pero en grande, como lo hicieron cuando les tocó gobernar.

Su última jugada pestilente es hacer creer que demócratas comprobados como la Alcaldesa, sus cercanos colaboradores y sus aliados contra la revocación, entre los que destaca la lideresa del Partido Popular Cristiano, tienen que ver con el terrorismo; ellos, que lo combatieron con decisión e intransigencia, sin tregua ni reposo, cuando las papas quemaban.

La multitudinaria concentración que cerró anoche la campaña del NO en la Plaza San Martín evidenció el crecimiento masivo del apoyo a la defensa del gobierno municipal, mientras los revocadores no fueron capaces de realizar el mitin que anunciaban como final de su campaña, tras haber alardeado que llenarían el Campo de Marte.

Otra mentira recurrente de los desestabilizadores y enemigos del progreso, la modernidad y la democracia, consiste en afirmar que quienes reivindican los valores cívicos contra esos malos recurrentes, acusan de corruptos y promotores del caos a los electores del Sí.

Nada más falso, pues nadie pone en duda aquí ni en ninguno de los amplios sectores que respaldan el NO como símbolo del progreso y el civismo, el derecho de los limeños que así lo consideren, de expresar su descontento, por errores del gobierno municipal y por los ataques con falsedades y medias verdades que desde el primer día lanzaron los altavoces de los revocadores contra la Alcaldesa.

A esos ciudadanos no los calificamos ni los atacamos. Solo les decimos que reflexionen y voten a conciencia, pensando en Lima y en la unión que necesitamos para salir adelante y hacer de esta querida ciudad un espacio grato para vivir, sin corrupción, en el que podamos además discutir nuestras diferencias en forma civilizada, sin mentiras ni juego sucio.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD