Ventura en el Pachitea

Desconocido todavía por millones, amado por los que tienen el privilegio de conocer sus rincones, recibe aún pocos turistas, pero es casi un hecho que Puerto Inca en Huánuco, comenzará a ser la perita en dulce de la selva central, por tratarse de un paraje que cuenta con la bendición de la naturaleza.

| 31 julio 2009 12:07 AM | Ecoturismo |5.3k Lecturas
Ventura en el Pachitea
Puerto Inca – Huánuco

Más datos

Fiestas en Puerto Inca 

Carnavales (Febrero – Marzo) Aniversario de la Junta Vecinal de Loreto (18 al 23 Junio) Fiesta de San Juan (Junio) Fiestas Patrias (25 al 29 Julio) Aniversario de Puerto Poblado de Súngaro (26 al 31 Octubre) Semana Turística y Aniversario de Puerto Inca (13 al 19 Noviembre)
5338

El nombre de Puerto Inca no sólo es patente arequipeña. Los huanuqueños también luchan por su dominio y tienen razones para ganar la apuesta. A pesar que el puerto characato es más celebérrimo por haber difundido mejor su mar, sus restos arqueológicos y aguas tranquilas para veranear, el Puerto Inca huanuqueño es sin duda más variopinto; con más argumentos frondosos, curvilíneos, gratamente corporales, excelsos y amigables con los que puede cautivar.

Si parte desde Lima, existen dos rutas para llegar: La vía Tarma, La Merced y Oxapampa es la primera y menos usada. La otra va desde Tingo María, pasando por Aguaytía, hasta el desvío Von Humboldt para luego enrumbar por la carretera Fernando Belaunde hasta Puerto Inca, punto medio de la vía que lo trasladará hasta el otro lado de la selva central.

Cualquiera sea la ruta a seguir, es recomendable armarse de paciencia, tomar algunos mates con hierbas calmantes, guardar energías para el esfuerzo físico cada vez que el piloto solicite su ayuda para empujar la movilidad y asumir las más de 7 horas de viaje con mucho sentido del humor porque literalmente, las curvas y los huecos lo terminarán agotando.

Lejos del periplo, Puerto Inca ofrece sin duda aventura, además de otras propuestas para el turismo, y lo cumple no sólo recorriendo la carretera Belaunde desde el desvío Von Humboldt hasta la ribera opuesta al puerto, sino a lo largo de toda la zona.

Representando el 30.85% de todo el territorio huanuqueño, Puerto Inca está ubicado en una de las tres principales cuencas de Huánuco, la del río Pachitea. Tropical, lluvioso y húmedo como casi toda la selva central, la provincia es denominada como la tierra de la amistad, paraíso ecológico, la perla del Pachitea y capital ganadera de la región.

De hermosa y privilegiada biodiversidad, ideal para los que apuestan por el turismo de aventura, etnológico, de naturaleza o vivencial, Puerto Inca y sus cinco distritos son un paraíso montañoso en el centro del país. Acariciados por el Pachitea, los distritos que conforman la provincia, Puerto Inca, Codo del Pozuzo, Honoria, Tournavista y Yuyapichis, guardan encantadores vistas que cautivan a cualquier mortal.

Los primeros pasos los atesorará el renovado Malecón Leguía, con casi 2 kilómetros de extensión y sus bien ubicados puntos de descanso para observar el amanecer y atardecer del que ofrece el Pachitea.

Para conocer lo que le depara Puerto Inca capital de provincia, puede hacerlo de distintas maneras. Puede ser a pie con la propicia y seductora compañía y guía de los amigables chicos y chicas del lugar, quizá subiendo a un todo terreno moto car (mototaxi) o si es parte de un grupo que supera la decena de visitantes le recomendamos solicitar los servicios de don Juan Heindinger y su “troncomóvil” (colosal carreta de carga jalada por un tractor). Como fuera, igual se divertirá.

Otros puntos de interés
A lo largo del río Churuyacu, Puerto Inca ofrece diversos espacios en armonía con la naturaleza y su gente. En el Balneario La Cooperativa, a tan sólo 2 kilómetros de la ciudad, se puede practicar pesca artesanal, buceo y natación o reunirse en torno a una agradable fogata en las riberas del Churuyacu. Más arriba está el Balneario La Viuda, cuyo principal atractivo es la cueva del mismo nombre. Aunque este punto no es tan espectacular en si, sin embargo los acantilados del río sí permiten vistas increíbles de la naturaleza de la zona, sobre todo a la hora del almuerzo.

Un coqueteo subliminal guardan las quebradas del Churuyacu y Pintuyacu, recintos propicios para ser testigos del amor, la belleza y la amistad de sus hombres y mujeres y disfrutar de días de sol o calor en la solicitada Poza del Amor, donde las aguas han formado un singular remanso donde la población se une para celebrar las fiestas de San Juan.

Desde el puerto en si uno puede internarse por el río Pachitea y surcar sus aguas rumbo a las comunidades nativas de Santa Teresa, Cleyton, Paujil, Guacamayo o de los israelitas, dar inicio a la excursión hacia la Reserva Comunal “El Sira” o si desea trasladarse hasta Súngaro, puerto comercial donde puede iniciar el camino de retorno a casa, pero estos puntos serán, desde luego, parte de otro cantar.

Iván Mory
Editor Especiales

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario