Mariposario de San Martín puede ayudar a parar la deforestación de la Amazonía Peruana.

Un mariposario en la provincia amazónica de Rioja se ha convertido en una base de operaciones de la recuperación de varias especies de mariposas y de su medio ambiente.

Por Carlos coronado | 26 febrero 2018 |  11.9k 
Mariposario de San Martín puede ayudar a parar la deforestación de la Amazonía Peruana
Con el santuario se busca concienciar a turistas para que ayuden a preservar estos insectos.
Una opción hermosa para mantener la Amazonía peruana.

Más datos

En el mariposario la reina es la mariposa búho (Caligo), característica por su tamaño, con alas que llegan a medir hasta quince centímetros, y su color marrón con manchas amarillas, que se asemejan al rostro de un búho, lo que ahuyenta a los depredadores.
11957  

Mariposas de todos los colores, tamaños y formas imaginables tienen su particular santuario en un rincón de la Amazonía de Perú, cuyos visitantes se deleitan con su belleza y descubren que la deforestación amenaza la riqueza natural del país con mayor número de especies de este colorido insecto.

Alrededor de 4.000 tipos de mariposas se pueden encontrar en Perú, y algunas de las más llamativas son criadas en el mariposario de Palestina, un pequeño y humilde caserío de la norteña de la provincia de Rioja, en región de San Martín, cuyos vecinos lo construyeron al percatarse de que las mariposas desaparecían a medida que se reducían los bosques.

"Las mariposas son un indicador natural de la calidad y estado de un ecosistema", dice presidenta de la Asociación de Desarrollo Sostenible Unidos por Palestina (Adesup), María Bustamante, cuya organización dedicada al turismo rural comunitario gestiona el mariposario y las visitas a una famosa cueva de la zona.

Lo que se quiere lograr con este plan es la concientización del hombre, a cuidar el medioambiente, además de repoblar de mariposas esta zona que ha sido tan afectada en en Perú , es muy lamentable ver cómo cada año unas 20.000 hectáreas de bosques amazónicos se pierden. Es por ello, que se deben crear las condiciones necesarias para que estás especies de insectos logren el proceso de su transformación de manera exitosa.

Hay que recordar cómo se desforestaba el monte o utilizaba herbicidas que mataban las plantas hospederas de las mariposas, y al cuidarlas las mariposas comenzaron a reproducirse, una prueba contundente de que si se obtienen buenos resultados creando el ambiente favorable.

Los criadores, en su mayoría mujeres, se dedican con meticulosidad a cosechar los huevos que las mariposas dejan en las hojas y después alimentan a las orugas hasta que se metamorfosean, y entonces las devuelven al mariposario o las liberan en el bosque. Realmente, una excelente labor no cabe duda de ello, y del compromiso que asumen con la naturaleza es admirable.

Cada día nacen entre treinta y cincuenta mariposas y ya hemos liberados más de mil", indicó Bustamante, cuya asociación también ha reforestado las riberas del río Mayo con plantas hospederas para que los especímenes tengan más lugares donde reproducirse en libertad.

Entrar a este exuberante reino de las mariposas apenas cuesta 10 soles y, en contraprestación, no solo cambia casi por completo la percepción previa que el visitante tiene de estos insectos sino que da toda una lección de por qué cuidar las plantas y los árboles que crecen a su alrededor. Brinda una percepción diferente de la vida, tal vez a valorar un poco más las pequeñas cosas en medio de tanto caos y rutina.

Referencia
Carlos Coronado



    Carlos coronado

    Carlos coronado

    Soy musico y redactor de noticias
    Carlos coronado comparte 29 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario