Ayacucho: atractiva e histórica

Una vez en la ciudad de Ayacucho y después de un agradable desayuno, visitamos el Templo de Belén, una iglesia que fue construida en el año 1684 sobre una explanada elevada. Según los datos históricos, esta construcción se destacaba por sus torres y sus muros de piedra de una sola nave, pero que debido al tiempo y el abandono se encuentra deteriorada. Pero esta capilla tiene un valor histórico, según nos cuentan los pobladores, aquí se refugiaron las hijas de doña María Parado de Bellido cuando eran perseguidas por los realistas.

| 24 julio 2009 12:07 AM | Ecoturismo | 5k Lecturas
Ayacucho: atractiva e histórica
Si puede aprovechar los feriados por Fiestas Patrias, visite Ayacucho, uno de los departamentos del Perú más ricos en historia, cultura, gastronomía y tradición.

Más datos

DETALLE

Si va por tierra y toma la ruta Lima-Pisco-Ayacucho, su viaje durará 8 horas; y si opta por el trayecto Lima-Huancayo-Ayacucho, llegará en 18 ó 20 horas. Pero si elige la vía aérea puede arribar a esta capital en sólo 35 ó 40 minutos.
5070

Luego de corto recorrido por esta zona, nos desviamos un poco para llegar a visitar el taller de la familia Pizarro, un rinconcito en el que Noe y sus hermanos convierten sus ideas y sus sentimientos en obras de arte. En este pequeño laboratorio, quien pueda visitarlo, encontrará máscaras de carnavales y otras fiestas patronales, así como los típicos retablos en diferentes tamaños, trabajos que han sido apreciados por visitantes nacionales y extranjeros.

“Nosotros hemos heredado el amor por el arte desde muy pequeños. Yo elaboro retablos, pero el resto de mis hermanos hacen cosas diferentes, como máscaras, esculturas, etc.”, contó Noe Pizarro Lozano, quien divide su tiempo entre su amor por el arte y su dedicación a impulsar el turismo de Ayacucho como guía.

Al mediodía puede preguntar a los lugareños dónde puede comer potajes de la zona. Nosotros al menos, logramos degustar de un delicioso Qapchi o Hapchi, que es una ensalada a base de papa arenosa con queso fresco, ají amarillo, aceite y cebolla picada, pero también de un chicharrón de cerdo. Lo mejor de todo es que se puede comer bien y por un bajo costo. En un restaurante turístico el potaje puede costarle entre 10 y 20 soles, mientras que en el mercado y otros establecimientos, el menú tiene un valor de entre 2 y 6 soles.

Los ayacuchanos son gente amable y muy cariñosa, quizá por eso en sus principales fiestas acostumbran a compartir su alegría, sus costumbres y sus mesas, con propios y extraños. No importa de donde vengas, la fiesta es para todos. Esto quizá lo hayan heredado de los antiguos habitantes, como los Huari.

En Ayacucho, a 30 minutos al norte de la ciudad, se ubica el Complejo Arqueológico de Huari, y es uno de los centros urbanos más grandes del antiguo Perú, ocupando así un área aproximada de 2000 hectáreas, pero que está dividida en "barrios" conformados por construcciones en piedra y barro revestidas de un enlucido fino en tonos rojos y blancos. Pero además de estas zonas arqueológicas existen otros valles y puntos atractivos, como Huanta, donde por 5 soles una mototaxi lo lleva hasta el Cristo Blanco, una imponente imagen que en Semana Santa es visitada por miles de cristianos.

Loading...


En este artículo: | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD