Urge una estrategia integral para frenar minería informal

Especialista resalta que el minero artesanal asociado sí busca formalizarse y contribuir con el desarrollo de su localidad. Pero advierte que existen grupos que prefieren seguir en la ilegalidad.

| 31 marzo 2012 12:03 AM | Economía | 3.9k Lecturas
Urge una estrategia integral para frenar minería informal
Según Nury García el minero artesanal bajo ciertos parámetros puede convertirse en un actor importante que promueva el desarrollo de su localidad.
ENTREVISTA: NURY GARCíA, COORDINADORA DE LA MESA DE TRABAJO SOBRE MINERÍA ARTESANAL DE LA RED MUQUI

Más datos

DETALLE

- La reciente norma desarrolla el concepto de minería a pequeña escala que incluye a la pequeña minería (aquella explota un territorio de 2.000 hectáreas y extrae 350 toneladas métricas por día) y a la minería artesanal (explota 1,000 hectáreas y solo puede extraer 25 toneladas métricas por día). 

- Lo mayoría de mineros artesanales son asalariados y laboran en los socavones, como jornaleros, y sus ingresos mensuales oscilan entre 800 y 2,000 soles. Los contratistas (los que traen el personal) pueden ganar hasta 5,000 soles mensuales, el titular de concesión gana regalías (30% del total de los ingresos del grupo de asalariados) y 50% del total de las ganancias.
3911

-¿Cuántas personas se encuentran empleadas en la actividad minera informal?-
-El plan de formalización de la minería artesanal considera que existen 100 mil mineros artesanales y aproximadamente 62 mil niños que laboran. Esta data es según cálculos pues no existe información oficial.

-¿Existe una diferencia entre minería informal y minería artesanal?-
-La minería artesanal es una actividad de subsistencia, no cuentan con maquinaria, a diferencia de la pequeña minería que puede tener sus plantas de procesamiento y otros equipos. Hay que resaltar que todos los mineros artesanales son informales pero no todos los mineros informales son artesanales.

-¿La ausencia en la legislación respecto a la definición de minero artesanal contribuyó al problema?-
-Justamente porque no hubo precisión en la definición de minero artesanal es que se producen los problemas. A raíz de ese vacío, hace dos semanas es que sale el Decreto Supremo Nº 006-2012 dado por el Ministerio de Energía y Minas en el que por fin el gobierno hace una distinción entre minería informal y minería ilegal.

-¿Cuáles son la diferencias que determina la norma?-
-La minería ilegal es aquella que no está cumpliendo los estándares ambientales, sociales, laborales y de salud y que se realizan en zonas no autorizadas, mientras que la minería informal presenta las mismas características pero se diferencia en que se realiza en zonas autorizadas (territorios que han sido concesionados por el Estado).

En el caso de la minería informal, la nueva norma (decreto supremo) indica que el minero informal puede acogerse a un proceso de formalización que implica acceder a un título de concesión o realizar un trato con la persona que ya cuenta con el título de concesión para explotar. Mientras que el minero ilegal es aquel que no ha iniciado un proceso de formalización y tampoco lo quiere.

-¿Hay mineros artesanales en situación de ilegalidad?
-Dentro de la categoría de minero artesanal se encuentra el informal y el ilegal. Y dentro hay otra sub división: los que trabajan en los socavones (los jornaleros), los contratistas y los titulares de concesión (hay los que tienen el permiso del Estado y los que no lo tienen). Estos últimos hacen contratos con los mineros para que exploten la mina a cambio de una retribución económica.

-¿Esta complejidad es considerado en las normas que ha sacado el Ejecutivo para la formalización?-
-Tenemos que precisar bien a quién considerar ilegales y a quién la Ley de interdicción de la minería ilegal (Decreto Legislativo Nº 1100) tiene que caerle con todo el peso. Todo esto es complejo por eso decimos que no se debe focalizar la problemática solo en los trabajadores asalariados (los jornaleros que trabajan en el socavón).

-¿Por qué el Estado esperó tanto para recién enfrentar el problema?-
-Hay muchos factores, uno es la ausencia del Estado en las zonas alejadas, por la incapacidad estatal en brindar ayuda y servicios a esta población. Pero, además, hay poderes fácticos que promueven la ilegalidad pues les favorece económicamente y políticamente. No hay que olvidar que fueron los mineros artesanales asociados desde 1992 que, tras su insistencia, lograron que el gobierno el 2002 dicte la Ley de promoción y formalización de la pequeña minería, incluso se dio su reglamento.

-Y si ya existía la normativa ¿por qué no se avanzó?-
-El problema es que cuando sale la ley y su reglamento esta se hace de manera inconsulta, nunca se le consultó a los mineros artesanales quienes fueron los que promovieron la norma. Muy poco se hizo por parte de las autoridades para que sea efectiva esta ley de formalización de la pequeña minería. El problema es que existen puntos álgidos que limitan la formalización e incluso no son considerados en la reciente ley de interdicción y el plan de formalización de minería a pequeña escala.

-¿Cuáles son esos puntos álgidos?-
-Es la revisión del sistema de adjudicación de concesiones, pues para que un minero informal pase a ser formal tiene que iniciar un proceso. Este proceso se da de dos maneras: tienes título de concesión o realizas un contrato con el que tiene el título de concesión. Y para uno u otro tienes un plazo de 120 días. Entonces se obliga a los mineros artesanales a que firmen contratos con las personas (titulares de concesión) que han promovido la informalidad.

-¿Contando con el título se puede iniciar la explotación?-
-No. Para iniciar la explotación necesitas, además, pedir los Derechos Mineros (para extraer los recursos), realizar un Estudio de Impacto Ambiental detallado, permiso del ANA para el uso del recurso hídrico, permiso para los recursos forestales.

-¿Todo este trámite y exigencias no termina siendo una traba para la formalización?-
-Así es, por ello los mineros artesanales asociados para que el Estado pueda flexibilizar o facilitar los trámites y, a la vez, que el Estado los apoye con recursos técnicos, de asesoría y financiamiento, pues realizar un EIA (Estudio de Impacto Ambiental) es muy costoso, por ello piden créditos.

-¿Cuál es la solución al problema?-
-Primero es fundamental realizar un reordenamiento territorial, revisar los mecanismos de concesión vigentes, controlar el tráfico de insumos e introducir un Sello de Calidad Ambiental para que el mineral que es producido de forma informal no entre en circuitos legales de comercialización. Además, se necesita atacar el problema bajo una mirada multisectorial y no fragmentada como lo viene haciendo el gobierno. Deben participar sectores como el Mindes, Midis, Transportes, Producción y los diferentes actores regionales y los mineros. Y no sólo los ministerios de Energía y del Ambiente.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD