TLC elude los derechos ambientales y laborales

El Tratado de Libre Comercio (TLC) que Perú firmó con China no incluye exigencia alguna en materia de estándares ambientales y laborales; es decir, no incorpora medidas que aseguren que el comercio y las inversiones se desarrollen en armonía con la protección del medio ambiente y los derechos sociales de los trabajadores. Así lo define el especialista Víctor Torres en el estudio “TLC Perú-China: Posibles implicancias para el Perú” elaborado para RedGe.

| 19 abril 2010 12:04 AM | Economía |  2.4k 
TLC elude los derechos ambientales y laborales
Especialista afirma que acuerdo comercial sólo beneficia a país asiático.
Tratado comercial con China burla los estándares mundiales, indica estudio de RedGe.

Más datos

DETALLE

Según el comité de confecciones de la Sociedad Nacional de Industrias, durante el pasado año 40 mil trabajadores perdieron sus puestos por el cierre de 4,000 empresas de confecciones. A ellas deben sumarse el cierre de 1,000 empresas de plásticos y 500 compañías de calzados.
2490  

El informe indica que el desarrollo sostenible, que comprende los estándares ambientales y laborales, constituye todo un capítulo en otros TLC que el Perú ha firmado (con EE.UU. por ejemplo), o en el que se viene negociando con la Unión Europea. Sin embargo, dicho concepto sólo aparece en dos oportunidades en el TLC Perú-China; en ambos casos, se trata de declaraciones bastante generales.

Es por ello, advierte Torres, el TLC con China no incorpora un marco de protección que garantice el cumplimiento mínimo de estándares ambientales y laborales. Se trata de una ausencia mayor en este TLC, particularmente preocupante si tomamos en cuenta la cultura laboral y medioambiental que aún predomina en China y en sus empresas. “China no tiene una cultura de protección ambiental”, dice el especialista.

Recalca que la preocupación por las malas prácticas chinas en el sector laboral y ambiental, no debe limitarse sólo a fiscalizar el sector minero en el país, también el sector pesquero, pues China continúa siendo el principal comprador de la harina de pescado peruana; y en el sector forestal, se sitúa como el principal mercado de destino de la madera peruana.

Sectores sensibles
El informe indica que la industria textil y confecciones es un sector altamente subvencionado en China, a cuyos productos -en consecuencia- debiera aplicárseles necesariamente derechos compensatorios cuando ingresan al mercado peruano, o derechos antidumping si lo hacen a precios subvaluados. Esta sería la forma más justa de contrarrestar el comercio desleal y brindar así la protección adecuada a un sector como el textil y de prendas de vestir, que juega un rol importante en el desarrollo industrial del país y en su crecimiento económico.

Si tomamos en cuenta 16 subpartidas arancelarias de esta rama industrial, las importaciones chinas aumentaron de US$ 1.3 millones en el 2000 a US$ 65.0 millones durante 2008; con una participación relativa en la importación nacional de estos productos de 54% durante 2008.

El sector calzado es otro de los que fueron calificados como sensibles en el proceso de negociación del TLC con China, y se cuenta entre los que registran mayores niveles de importación de productos chinos. Si tomamos en cuenta 23 subpartidas arancelarias de esta rama industrial, las importaciones chinas aumentaron de US$ 7.5 millones en el 2000 a US$ 90.3 millones durante 2008; es decir, un incremento de 1,107%, con una participación relativa en la importación nacional de calzado de poco más de 65% durante 2008.

Según el Censo Manufacturero del Ministerio de la Producción del año 2007, el 98.5% de las empresas del sector pertenecen a la categoría de micro y pequeñas empresas. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática, la industria de fabricación de calzado contribuye con el 1.85% del total de la producción manufacturera en el Perú.

Los derechos antidumping que en el caso de no pocas partidas arancelarias se han aplicado, han resultado infructuosos para frenar estas importaciones, situación que podría agudizarse con la implementación del TLC debido al camino engorroso que ahora tendrán que seguir las denuncias de comercio desleal contra China. Ello debido a que el Perú reconoció a China como una “economía de mercado”, cuando no lo es.

Indecopi ya aplicó derechos antidumping
El estudio “TLC Perú-China: Posibles implicancias para el Perú” advierte que los riesgos para la producción nacional resultan no sólo de la mayor competitividad de los productores chinos y el consecuente incremento de las importaciones procedentes de ese país, sino también de sus prácticas desleales en el comercio internacional (dumping, subsidios, sobrevaloración, triangulación). En respuesta a ello, desde 1995 el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual ha establecido derechos antidumping que aún se mantienen vigentes en los siguientes productos originarios de China: tejidos (de algodón, tipo “popelina”, mixto), hilados de algodón (se estudian medidas de salvaguardia), cierres de cremalleras, vajillas, bisagras de fierro o hierro, calzados (sandalias y chalas), neumáticos, tablas bodyboard.

En algunos de estos procesos se ha invocado el Protocolo de Adhesión de China a la Organización Mundial de Comercio (OMC), que facilita la aplicación de medidas antidumping contra productos chinos, derecho al que el Perú renunció al reconocer a China como “economía de mercado”, cuando la OMC la califica de “economía en transición”.

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125388 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.