Tercera alerta sanitaria, ahora a la harina de pota

A la tercera va la vencida. Y esta, es la tercera vez que la Comisión Europea le toca la voz de alerta sanitaria a las exportaciones pesqueras enviadas desde el Perú al viejo Continente, al que representa hasta hoy su principal mercado para productos de consumo humano y uno de los principales compradores de harina y aceite de pescado. Un informe del 3 de julio, procedente de Bruselas, señala que el embarque de la empresa Quality Marine Producto SAC, fabricado por la empresa Pacífico Sur, conteniendo 82 mil 30 kilogramos de harina de pota a granel, con destino a Grecia, fue intervenido al descubrírsele enterobacterias y salmonella, que lo convierte en no apto para consumo humano.

Por Diario La Primera | 21 julio 2009 |  2k 
Tercera alerta sanitaria, ahora a la harina de pota
Grandes empresas pueden dejar a el Perú sin un gran mercado.
Podríamos quedarnos sin mercado europeo debido a empresas que violan reglamentos sanitarios en complicidad con autoridades del sector.

Más datos

DETALLE

Las personas encargadas de seguir esta delicada situación desde Europa consideran que no hay la suficiente independencia de las autoridades con respecto a los intereses empresariales que permita un efectivo control. Es extremadamente serio que el presidente anuncie reiteradamente nuestro próximo ingreso al mundo del desarrollo, y los servicios sanitarios del Estado parezcan del cuarto mundo.
2034  

Si se recuerda, en septiembre de 2008 se descubrió en España que cinco casos de hepatitis A, en el puerto de Valencia, habían sido producidos por el consumo de moluscos peruanos, que no habían cumplido las exigencias sanitarias. En noviembre la Comisión Europea estableció sanciones contra el Perú, prohibiendo importaciones a los países de la UE de moluscos, con la excepción de la concha de abanico obtenida mediante el uso de la acuicultura (zonas protegidas de sembrío del producto, hasta el mes de marzo del 2009. Esta suspensión se ha prolongado luego a diciembre, tras el informe de los inspectores que no encontraron suficientes las medidas sanitarias establecidas por el gobierno peruano.

A fines de junio, sin embargo, un nuevo embarque con destino a Francia, fue declarado en alerta rápida por la presencia de norovirus (ocasiona diarreas), esta vez de la concha de abanico de supuesta acuicultura. Este hecho muy grave, no ha merecido respuesta de las autoridades ni interés en la prensa (salvo la solitaria campaña de LA PRIMERA). El viceministro Alfonso Miranda, responsable del sector pesquero, con intereses en algunas de las empresas que violan los reglamentos sanitarios, ha seguido impertérrito en el puesto, anunciando cada tanto su renuncia, para nunca terminar de irse, mientras cambian los ministros del Produce.

Ahora con la tercera alerta que amenaza efectivamente con convertirse en definitiva para nuestro comercio pesquero con Europa, la nueva titular de la producción recibe su primera papa caliente. Muchos opinan que la reiterada denuncia de la Comisión Europea contra el Perú, puede derivar en un cierre total del mercado de harina de pescado y otros productos elaborados. Una señal de que la cosa viene dura con Europa es que la nueva inspección que se prepara haya indicado que realizará sus actividades en idioma inglés. Curiosamente se trata de un grupo mayoritariamente español que exige trabajar en otro idioma, probablemente como gesto de que en el Perú no se ha tenido una actitud adecuada ante los reclamos de la Comisión Europea y están exigiendo que técnicos bilingües y de mayor nivel traten con sus delegados. En cualquier caso, debe remarcarse que si es bueno conquistar mercados, es pésimo malograrlos y perderlos por grave negligencia.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario