Se deben gravar las sobreganancias mineras

Cada vez un mayor número de países con actividad minera en el mundo optan por gravar a sus empresas para aumentar sus recaudaciones en un contexto en el que las sobreganancias caracterizan al sector, sin embargo en el Perú las autoridades y, como es de esperarse, las empresas mineras se resisten a la aplicación de este nuevo impuesto que significaría un gran ingreso para el reducido erario nacional.

Por Diario La Primera | 02 oct 2010 |    
Se deben gravar las sobreganancias mineras
(1) Las empresas mineras en nuestro país realizan lobbies para que las reglas de juego no cambien y sean ellas las grandes beneficiadas. (2) Expertos recomiendan que las sobreganancias mineras deben ser gravadas. (3) Mineras sólo entregan un pequeño óbolo, que no es lo mismo que entregar aportaciones al Estado para el beneficio del pueblo.

Más datos

La ex ministra de Economía y Finanzas Mercedes Araoz reconoció que el aporte voluntario minero no ha tenido el impacto esperado. “Creo que las empresas deben tener una responsabilidad social mucho más grande”, aseveró la ex-ministra.

DETALLE

De cada 100 dólares de ingresos de exportación generados por la minería en el Perú, el fisco apenas capta 10.49 dólares, mientras que en Chile, donde el gobierno sí se preocupa por el beneficio del país, por cada 100 dólares el Estado retiene 54, estima Manco Zaconetti.

El Perú comienza a ser uno de los pocos países con una actividad minera importante que ha mantenido su política tributaria casi intacta, sin afectar los enormes ingresos que vienen obteniendo las empresas. El lobby de las empresas mineras ha sido muy efectivo en nuestro país para evitar cualquier cambio. Así opina el especialista en temas mineros de la organización civilCoooperAcción.

Debe quedar claro que en el actual contexto las autoridades de varios países vienen haciendo ajustes en función del nuevo escenario. Por ejemplo, está claro que en los últimos años la recaudación de países que dependen de los ingresos que genera la minería, ha caído.

Por ejemplo, cita Echave, que la presión tributaria en Chile pasó de 18.5% en el 2008 a 14.6% en el 2009. En el caso peruano, luego de la crisis que estalló a finales del año 2008, la presión tributaria peruana pasó de 15.6% en el 2008 a 13.8% en el 2009. Según el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, durante el 2009, Chile y Perú fueron los países de la región más afectados en la recaudación del Impuesto sobre la Renta.

“Mientras que en Chile se han presentado propuestas concretas para generar mayores ingresos del sector minero y así cubrir, por ejemplo, los enormes gastos que necesitan para la reconstrucción de las zonas devastadas por el último terremoto; en Perú las empresas mineras se resisten a que esta posibilidad siquiera sea debatida”, cuestiona.

Recalca que las empresas mineras en el Perú no pagan todos los impuestos o contraprestaciones que les corresponde, debido a una serie de beneficios tributarios y convenios de estabilidad jurídica que mantienen. Es clave para el país establecer una política fiscal y tributaria de mediano y largo plazo, orientada a que las actividades productivas paguen los impuestos que les corresponden.

De acuerdo a informaciones de la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores (Conasev) y el Banco Central de Reserva las principales empresas mineras han aumentando en un 158% entre el 2004 y el año 2009.

“El tema tributario aparece como un tema clave que debe ser abordado con urgencia: expertos en la materia recomiendan reducir el carácter regresivo del sistema tributario en el Perú (donde los que más tienen no pagan todo lo que deben) y comenzar por gravar las sobreganancias mineras”, dice Echave.

Cuantiosas utilidades
Las mineras que cotizan en la bolsa con una utilidad neta total de 1,355 millones de dólares al primer trimestre del 2010 prácticamente duplican la utilidad neta del 2009, reproducen las obtenidas en el primer trimestre del 2008, es decir antes del estallido de la crisis financiera, y superan los 932 millones que percibieron en el primer trimestre del 2007, dice el investigador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Jorge Manco coincidiendo con Echave en la aplicación de gravar las sobregaancias mineras.

“Las ganancias obtenidas solo al primer trimestre de 2010, evidencias que las empresas mineras en especial las auríferas, argentíferas y cupríferas siguen obteniendo utilidades extraordinarias, rentas diferenciales que no están siendo compartidas con el Estado, que teóricamente es el titular a nombre de la Nación de los recursos naturales, en este caso no renovables como los mineros”, subraya Manco Zaconetti

Contratos de estabilidad
Manco Zaconetti criticó la actitud gubernamental de oponerse a la aplicación de un impuesto a las sobreganancias mineras en el país e indicó que aumentar las regalías no es la solución, ello teniendo en cuenta que de las 90 empresas mineras en el país apenas 25 pagan regalías, el resto se acoge a los convenios de estabilidad jurídica, tributaria y administrativa que los exceptúan del pago de regalías o cualquier otro impuesto que no existiera en el momento que se firmó el contrato.

Así, las empresas que operan desde antes del 2004 no pagan regalías al fisco por ello se negoció el pago del óbolo minero.

Entre las empresas que gozan de estos beneficios tributarios se encuentran principalmente las grandes mineras como Yanacocha en Cajamarca, Cerro Verde, Antamina y Barrick Misquichilca-Pierina, además de Xstrata Tintaya, no abonan las regalías mineras. De allí que durante el boom minero en el Perú las regalías apenas sumaron los 627 millones de dólares.

Es increíble que empresas como Antamina con utilidades anuales, en promedio, de más de US$ 10 millones o Yanacocha que exporta tres millones de onzas de oro anuales, a US$1,200 la onza, no paguen un impuesto por las sobre ganancias.

Es por ello, que la Sociedad Nacional de Minería busca renovar con el gobierno el óbolo minero, pues esto le conviene.

Aunándose y coincidiendo con lo dicho por el investigador de San Marcos, el economista Pedro Francke dijo que es necesario que el gobierno renegocie los contratos estabilidad jurídica. Pero, mientras tanto, se podría empezar por imponer este impuesto a las empresas que no cuenten con estos contratos, e incluir este tributo en los contratos de los futuros proyectos mineros.

García y el óbolo
A los pocos días de asumir la Presidencia de la República, Alan García y las empresas llegaron a un acuerdo para crear un fondo voluntario por cinco años (2006-2010), al que iban aportar el 3,7% de sus utilidades, que serían unos S/.2500 millones o S/.500 millones por año.

En lo que va del año las 32 empresas mineras habían aportado casi S/.1800 millones por los años 2006, 2007, 2008 y 2009.

A pesar del incumplimiento en el monto inicial comprometido del óbolo minero, los S/. 2,500 millones, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía ha mostrado su intención de volver a negociar el aporte voluntario por un nuevo período de cinco años. Aunque no señaló si se volvería a acordar un tope de S/.2.500 millones, como el 2006.

A diferencia de los impuestos y del canon, que son administrados por el Estado, el aporte minero es ejecutado por las empresas y sus comunidades. Así, hasta marzo último se había destinado S/.1.088 millones para 1.568 proyectos de desarrollo.

Exportaciones y proyectos mineros
Las exportaciones mineras continúan recuperándose gradualmente. Durante el séptimo mes del año, el valor se incrementó en 20.51% en relación a similar mes del año pasado.

Las exportaciones alcanzaron los US$ 1609.30 millones, debido a los mayores precios obtenidos en la venta de los principales metales que se producen en el país. El cobre y el oro representan el 42.65 y 35.67% respectivamente del total exportado, seguidos del plomo, el zinc, el estaño, el hierro y la plata.

De otro lado, el director de Promoción Minera, Henry Luna, anunció una cartera de cuatro proyectos mineros que entrarán en operación el próximo año, en las regiones de Ica, Áncash, Cajamarca y Junín.

En dicha cartera se contempla la ampliación de la mina de hierro de tajo abierto de Shougang en Ica (US$1,000 millones de inversión) y la culminación de la ampliación del yacimiento de la Compañía Minera Antamina en Áncash (US$1,100 millones de inversión).

Asimismo se espera el inicio de producción durante el próximo año de la operación Colquijirca (Junín), de Minas Buenaventura y la mina Tantahuatay en Cajamarca, operada por Buenaventura y Southern Copper Corporation.

La minería y su aporte tributario
En el acumulado del primer semestre de 2010, la recaudación total de Tributos Internos proveniente del sector minero ascendió a S/ 4,641 millones, lo que representa un crecimiento real de 110.5%, en comparación con similar periodo de 2009.

De esta forma, la minera es la actividad que ha mostrado el mayor crecimiento respecto a otras actividades económicas. La principal explicación recae en la recuperación y alza del precio de los minerales en los mercados internacionales, lo que ha permitido incrementar las rentabilidades de las empresas mineras y elevar sus pagos por impuesto a la renta.

No obstante, el aporte de la minería en la recaudación total de Tributos Internos resulta menor en comparación con años anteriores. Mientras que en el 2007 el aporte minero ascendía a 27%, hoy el aporte minero se encuentra en 17%.

Así, en los últimos cuatro años la minería ha mostrado un menor dinamismo en comparación con actividades como Manufactura y Otros Servicios, que muestran un mayor aporte, además del Comercio y la Construcción.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.