Sacando la vuelta al fisco

Sí el Ejecutivo acepta la propuesta del gremio minero de incrementar la tasa de regalía sobre las utilidades operativas, las empresas del sector habrían triunfado, ya que gozan de una serie de beneficios y deducciones tributarias que les permiten maquillar sus ganancias extraordinarias.

| 22 agosto 2011 12:08 AM | Economía | 3.1k Lecturas
Sacando la vuelta al fisco
A diferencia del Perú, en Chile el principal contribuyente minero es la empresa estatal Codelco, algo que no sucede en el país pues el Estado no tiene ninguna actividad directa en la minería.
¿REGALÍA O IMPUESTO A LAS SOBREGANANCIAS?

Más datos

DETALLE

La Ley de regalía indica que las empresas mineras que operan en el país y explotan nuestros recursos naturales tienen la obligación de pagar una contraprestación entre 1 y 3% sobre el valor del concentrado. Así, sí las empresas del sector tienen ventas menores a US$ 60 millones anuales abonan al Estado una tasa de regalía de 1% sobre dichos ingresos (1% de 60 millones de dólares). La tasa de regalía se incrementa a 2% sí las ventas están entre US$ 60 y US$ 120 millones. Y 3% cuando las ventas superan los US$ 120 millones anuales. Según Manco Zaconetti, el acuerdo entre las empresas mineras y el Estado peruano que debe anunciarse durante esta semana plantea el incremento de la tasa de regalía al doble: de 1 a 2%, el de 2 a 4% y el de 3 a 6%. La diferencia que ahora la regalía se cobrará sobre las utilidades. operativas.
3152

De

concretarse la intención de las empresas mineras que operan en el país respecto

a cumplir con el denominado “impuesto a las sobreganancias” sólo sí ello

signifique incrementar la tasa de las regalías –actualmente está entre 1 y 3%-

sobre la utilidad operativa de las mineras antes de pagar el impuesto, y después

de descontar todos los gastos operativos; entonces la promesa electoral del

ahora Presidente de la República Ollanta Humala de recaudar mayores ingresos al

fisco para financiar los programas sociales, mediante una mayor contribución

tributaria de las empresas asociadas a la Sociedad Nacional de Minería se

quedaría solo en una promesa.

En opinión del investigador de la

Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Jorge Manco Zacone-tti, dicho

mecanismo es perjudicial para los intereses nacionales y terminan beneficiando a

las empresas mineras. Él se inclina por aplicar el “impuesto a las

sobreganancias” sobre los ingresos totales que obtienen las mineras, pues así

estas no podrían “disfrazar” las ganancias extraordinarias que obtienen como sí

lo pueden hacer al aplicar una mayor regalía sobre las utilidades

operativas.

La propuesta que la Sociedad Nacional de Minería alcanzó al

Ejecutivo, respecto de aplicar una mayor tasa de regalía sobre las utilidades

operativas –para cumplir con el pago del impuesto a las sobreganancias- es

similar al mecanismo que se aplica en Chile con el royalti (nombre que se le da

a la regalía). No obstante, el sistema de regalías que es muy eficiente en el

vecino país del sur pues le permite al Estado chileno recaudar más recursos, en

opinión de Manco Zaconetti, no es beneficioso para el Perú pues existen claras

diferencias entre ambos países.

DIFERENCIAS
Una

primera diferencia, es que mientras en Chile todas las empresas mineras pagan el

royalty aplicado sobre las utilidades operativas, tengan firmados o no contratos

de estabilidad tributaria; en el Perú las más importantes mineras se eximen

indebidamente de abonar las regalías mineras blindadas en los contratos de

estabilidad jurídica y tributaria.

Entonces aplicar la mayor tasa de

regalía sobre las utilidades operativas resultará una captación de recursos muy

limitada en la medida que grandes empresas como Yanacocha, Antamina, Cerro

Verde, minera Tintaya, entre otras no pagan regalías por los famosos “contratos”

de estabilidad jurídica y tributaria firmados con el Estado peruano años

atrás.

Más allá de las empresas mineras que abonan o no la regalía,

existen otros problemas entorno a aplicar una tasa sobre las utilidades

operativas, como dejar en manos de las mineras determinar si tuvieron o no

ganancias extraordinarias.

“La discrecionalidad y arbitrariedad que

tendrán las empresas mineras para fijar la regalía sobre la utilidad operativa,

le da mucho margen para cargar a los costos (de la empresa), partidas como la

depreciación acelerada, amortización de intangibles. Además, hay que recordar

que los gastos de exploración son deducibles del pago del Impuesto a la Renta”,

advirtió el investigador de San Marcos.

En esa línea, es bueno recordar

que existen una serie de deducciones y beneficios tributarios que disminuyen el

monto del impuesto a la renta realmente pagado por las mineras. Así, está la

reinversión de utilidades que permite deducir hasta el 80% del abono del

impuesto a la renta con el objeto de incrementar la producción en por lo menos

el 10% y la ampliación de la capacidad de planta. Es decir, en la práctica el

Estado peruano financia las inversiones mineras con una menor participación

fiscal. Según Manco Zaconetti, este beneficio lo han aplicado últimamente en

plena bonanza de precios mineras como Antamina y Cerro Verde.

Al margen

del beneficio de la depreciación acelerada que le permite a la empresa reducir

al pago del IR (impuesto a la renta) costos como el desgaste de la maquinaria,

se suma otra serie de partidas que son deducibles del IR. Así, los gastos de

exploración que realizan las mineras son considerados gastos deducibles del IR.

Es más, se cargan a los costos de ventas, la amortización de intangibles y las

sumas por depreciación lo cual reduce la utilidad operativa y evidentemente la

utilidad imponible.

En esa línea, las utilidades distribuidas a los

trabajadores con una participación del 8% de la utilidad antes de impuesto, son

también consideradas como gasto y, por tanto, deducible del impuesto a la renta.

Es más, con la última legislación de la contabilidad internacional, los montos

distribuidos a los trabajadores (utilidades) se cargan a partir del 2012 a los

costos de venta.

Una forma perversa de sacarle la “vuelta al fisco”

–según Manco Zaconetti- constituye el mecanismo de las ventas a futuro, donde se

concertan precios mínimos de cobre y oro en pleno boom de precios de los

metales, con traders internacionales, afectando no solamente la recaudación

fiscal sino también los intereses laborales.

“Minera Condestable del

Grupo Trafigura vende su producción de cobre a precios menores a los 4,000

dólares la tonelada desde el 2006 cuando los precios de mercado del metal rojo

se mantienen por encima de los 9,000 dólares. Esta es una forma reiterada de

disminuir los montos del impuesto a la renta por pagar, que se suman a los

diversos mecanismos de devolución de impuestos que obtienen las mineras bajo el

concepto que no se pueden exportar impuestos (IGV)”, afirmó..

LO

IDÓNEO
Ante los diversos problemas que representa aplicar el

impuesto a las sobreganancias sobre las utilidades operativas, Manco Zaconetti

consideró que una forma más directa y fácil, desde el punto de vista tributario,

es aplicar las regalías sobre el valor de la producción o, en este caso, sobre

el valor de las ventas de concentrados.

Así, el presidente de la Comisión

de Energía y Minas del Congreso, Martín Rivas, recalcó que el impuesto a las

sobreganancias debería aplicarse sobre las ventas totales y no sobre las

utilidades de la empresa, ya que de esta manera habría mayor control.

“Si

permitimos aplicar las regalías sobre la base de utilidades habría mayor evasión

tributaria, ya que las empresas podrían inventar gastos que no han tenido”,

explicó.

Para el economista Edgardo Cruzado, de aplicarse el impuesto a

la sobreganancias sobre las utilidades operativas se generaría serios problemas

en la etapa de fiscalización, pues debido a los beneficios tributarios que gozan

las empresas del sector, éstas reducirían sus ingresos.

Coincidió el

profesor de la Universidad Esan, Jorge Guillén, quien afirmó que con este

método, las empresas pueden maquillar sus inversiones, pues “las mineras podrán

disminuir sus ganancias e incluso hacerlas negativas con el fin de no pagar un

mayor impuesto”.



“Regalía

irrisoria”
El pago de regalías en el Perú frente a los ingresos de

exportación de las empresas mineras representa en promedio 1%. En el mejor año

el 2010 llegó a ser equivalente a US$ 214 mi-llones (1.03% del total de casi US$

21 mil millones de ingresos que obtuvieron las mineras por ventas al exterior).

El 2009 se exportó US$ 14,830 millones y el Estado recibió por regalías apenas

US$ 112 millones.


Wilder Mayo
Redacciòn


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.23702216148