Piden al Ejecutivo terminar con Fondo de Estabilización

Las mayores aportaciones o devoluciones de las gasolinas de 80 y 90 octanos que el Estado realiza a las refinerías impiden que el precio de los combustibles se reduzca en el mercado local, según especialista.

| 08 junio 2012 12:06 AM | Economía | 1.1k Lecturas
Piden al Ejecutivo terminar con Fondo de Estabilización

Más datos

“(…) así es como suceden las cosas en nuestro país; con precios fijados en el escritorio para los combustibles de consumo popular, superponiéndose al mercado y con afán recaudatorio. Nada más desatinado como dejar pasar esta oportunidad para que, una vez eliminados todos los subsidios, se vuelva a implementar el libre juego de oferta y demanda al que tanto temen nuestros funcionarios públicos”, opinó César Bedón.
1181

El precio del petróleo que se cotiza en Nueva York, marcador de referencia para fijar los precios en el Perú, viene cayendo de manera constante, desde US$ 100 el barril a inicios de mayo, a un promedio de US$ 84 en los últimos días; no obstante, esta caída no se refleja en los precios de los combustibles en el mercado local. Y en opinión del especialista en hidrocarburos César Bedón esto es consecuencia de las mayores aportaciones que realiza el Estado al Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles.

Según el especialista, en los últimos días el Ministerio de Energía y Minas, a través de la Dirección General de Hidrocarburos, si bien eliminó todos los subsidios a los combustibles, dispuso que el Gas Licuado de Petróleo (GLP), las gasolinas de 90 y 84 octanos, así como el petróleo Diésel continúen aportando al Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles.

“Es decir que paguemos un sobreprecio a las refinerías y productores, impidiendo de esa manera que la baja internacional de precios de los combustibles que se producen en otros países se traslade a los consumidores”, dijo.

Por este concepto de aportaciones o devoluciones al fisco –mediante el Fondo de Estabilización- el subsidio que pagaba el consumo de la gasolina de 90 octanos de S/. 0.98 por galón se ha incrementado a S/. 1.12 por galón. Pero si a la aportación le aumentamos el pago de impuestos (8% de rodaje, Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo) el incremento suma S/. 1.43 por galón.

En el caso de la gasolina de 84 octanos, por el cual el consumidor antes pagaba una aportación de S/. 0.90, ahora pagará S/. 1.24 por galón. (S/. 1.58 por galón considerando el pago de impuestos)

Mientras que el aporte al Fondo del Diésel B5 (con menos de 2,500 partes de azufre por millón) se incrementó de S/. 0.74 a S/. 0.88 por galón (S/. 1.04 considerando el pago de impuestos, pero sin considerar el 8% de rodaje pues está exonerado del pago de este tributo).

Y en el caso del Diésel B5 (que contienen entre 2,500 y 5,000 partes de azufre por millón) el aporte al Fondo pasó de S/. 0.84 a S/. 0.97 por galón (S/. 1.14 considerando pago de impuestos, pero sin considerar el 8% de rodaje pues está exonerado del pago de este tributo).

“Los aportes a que hacemos referencia no son poca cosa y afectan al precio final con que los combustibles son comercializados en los gasocentros, estaciones de servicio y plantas envasadoras y que finalmente son extraídos de nuestros bolsillos”, enfatizó el especialista.

¿Y LA MASIFICACIÓN?
Por este concepto de aportaciones –según Bedón- se ha recargado el precio del balón de 10 kilogramos de GLP con S/. 0.59 por balón. “Esto por supuesto que no implica una elevación del precio a las envasadoras pero impide el traslado de las bajas de precio del mercado internacional al consumidor”, añadió.

En opinión del especialista el incremento del precio del balón de GLP es un contrasentido considerando que próximamente se publicará el reglamento de la ley del Fondo de Inclusión Social Energético (FISE) que subsidiará el consumo del balón de GLP a la población en pobreza extrema; mientras que, por otro lado, se recarga el precio de este combustible.

Hay que resaltar que las gasolinas de alto octanaje como las de 95, 97 y 98 que se encuentran, desde meses atrás, fuera del Fondo de Estabilización por ende no están obligados a seguir aportando.

“El hecho que estén fuera del Fondo ha permitido que los precios de las gasolinas de 95, 97 y 98 se establezcan mediante el precio de oferta y demanda, lo que ha producido una reducción en su precio permitiéndole cotizarse casi a la par que las gasolinas de 84 y 90 octanos que siguen aportando al Fondo”, dijo.

“La lógica consecuencia de esto es que se produzca un traslado de la demanda hacia las gasolinas de alto octanaje por el escaso o nulo diferencial con la de 90 octanos, o en algunos casos, la gasolina 90 resulte más cara que la de 98 octanos, incrementándose de esta manera la importación de gasolinas de alto octanaje”, culminó.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...