Piden que cumpla su palabra

Impulsores sociales de Pensión 65 señalan que tras 9 meses de gobierno, no se ha cumplido con dar pensiones universales.

| 11 abril 2012 12:04 AM | Economía | 1.4k Lecturas
Piden que cumpla su palabra
Piden que se cumpla promesa de dar pensión a los ancianos sin ingresos.
Organización Nacional de Adultos Mayores a presidente Ollanta Humala

Más datos

“En la actualidad, alrededor de un 70 por ciento de adultos mayores de 65 años en el Perú no tiene una pensión de jubilación.”
1410

Quienes han venido promoviendo desde hace años la creación de pensiones no contributivas a fin de que el sistema previsional llegue a todos los adultos mayores de 65 años que no completaron sus aportes, o no pudieron hacerlos por ser trabajadores independientes, ambulantes, o campesinos, se pronunciaron ayer para pedir que el presidente de la República, Ollanta Humala, cumpla con el acta que firmó con ellos en marzo del año pasado, en plena campaña electoral.

Dirigentes y asesores de la Asociación Nacional de Adultos Mayores (Anamper), aseguraron en conferencia de prensa que el actual programa Pensión 65 no tiene nada que ver con la promesa electoral hecha por Gana Perú.

Carlos Alarcón, asesor de Anamper, dejó en claro que el Programa Nacional de Asistencia Solidaria “Pensión 65”, creado por el Decreto Supremo 081-2011-PCM, no tiene nada que ver con lo que es el derecho a una pensión no contributiva y además genera diversas inequidades, pues obliga a los beneficiarios que renuncien a otros programas sociales como comedores populares y vaso de leche si quieren percibir los 125 soles mensuales del Programa Pensión 65.

Compromiso
Alarcón recordó que el Presidente de la República se había comprometido, mediante un documento escrito en la campaña, a otorgar una pensión de 250 soles a cada anciano mayor de 65 años que no tenga ingreso de ningún tipo y no focalizarlo solo a los distritos considerados de extrema pobreza, pues los ancianos desprotegidos viven en todo el territorio nacional. Además, el compromiso era otorgar un derecho pensionario y no un bono que puede ser eliminado con otro Decreto Supremo.

A su turno, otro de los asesores de Anamper, Víctor Torres Lozada, señaló que los adultos mayores no pueden ser vistos solo como objetos de campaña electoral, pues sus reivindicaciones no se restringen solo a ancianos, sino a la sociedad en su conjunto.



Adultos mayores
Según los técnicos de Anamper, hay un acelerado proceso de envejecimiento en el país. Mientras la población peruana crece a un ritmo del 1.6 por ciento anual, el sector de adultos mayores de 60 años a más lo hace al 3.42 por ciento.

En octubre del 2007, los adultos mayores representaban el 9.10 por ciento de la población total peruana; y las proyecciones indican que para el 2025 representaran el 12.5 por ciento, es por ello que urge, según Anamper, que se hagan modificaciones en el sistema nacional de pensiones a fin de que los trabajadores independientes puedan aportar para sus pensiones, al mismo tiempo que se otorgan pensiones no contributivas al más de millón de ancianos que están en situación de pobreza.

Poca cobertura
En la actualidad, alrededor de un 70 por ciento de adultos mayores de 65 años en el Perú no tiene una pensión de jubilación. Los trabajadores independientes que son más del 50 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), no están aportando y la cobertura de pensiones para este grupo no llega siquiera al 1 por ciento. Incluso, entre los trabajadores asalariados la cobertura llega apenas al 35 por ciento, muy por debajo del promedio de América Latina que es de 65 por ciento.

En total, contando toda la PEA ocupada del país, la cobertura previsional apenas supera el 15 por ciento y la cobertura en salud es de 25 por ciento.

Urge reforma
Según el presidente de Anamper, Miguel Romero Yancán, y el dirigente de Lima Metropolitana de la misma organización, Mario Vilcatoma, de mantenerse esta situación la lucha contra la pobreza y desigualdad no tendrá eficacia. Para ellos, mientras más personas estén en un sistema pensionario, menos adultos mayores necesitarán en el futuro una pensión no contributiva, y por lo tanto menos recursos estatales se destinarán para financiarlos.

Es por ello que las pensiones no contributivas, como era el espíritu original de Pensión 65, deben darse en el marco de una reforma integral del sistema de pensiones, además que deben ser universales y no focalizadas; vitalicias, no sujetas a evaluación para eliminarlas; y solidarias, es decir que se financien con los recursos del tesoro público.

Al respecto, el dirigente Mario Vilcatoma aclaró que todos los adultos mayores de 65 años han aportado a lo largo de su vida al fisco, mediante impuesto indirectos, y que si no pudieron aportar a un sistema de pensiones, o no alcanzaron los mismos, no es porque no hayan trabajado, sino porque el sistema pensionario en el país es excluyente y en los últimos años con su privatización y la creación de las AFP es visto como un negocio.

Tanto Romero como Vilcatoma exigieron al presidente Humala cumplir con su palabra dada ante más de 500 dirigentes adultos mayores reunidos en el Palacio de la Juventud en Surquillo en el mes de marzo del año pasado, donde incluso firmó un acta.

Finalmente, anunciaron movilizaciones para exigir la palabra empeñada; y la conformación de un grupo de trabajo con la Organización Internacional de Trabajo (OIT) y otros organismos para reelaborar el proyecto de ley que crea las pensiones no contributivas, teniendo ya el respaldo de los congresistas de Gana Perú José Urquizo, también ministro de la Producción, y Javier Diez Canseco.


Carlos Alonso Bedoya
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD