Perú debe estar en el Banco del Sur

El Banco del Sur es un proyecto viable a futuro, que permitirá consolidar la integración latinoamericana, opinaron ayer analistas consultados por LA PRIMERA, que saludaron la puesta en marcha de la entidad recientemente creada por todos los países de América del Sur, salvo Colombia y el Perú.

| 08 octubre 2009 12:10 AM | Economía | 1.2k Lecturas
Perú debe estar en el Banco del Sur
Capricho político nos saca de proyecto viable de integración.
Organismo permite mayor autonomía para proyectos de desarrollo y dará financiación rápida no condicionada.

Más datos

DETALLE

Para el analista David Tejada, la exclusión del Perú se debe únicamente a razones políticas e ideológicas. “No estamos cuando deberíamos estar. Con esta posición, García comete un “parricidio” ideológico, pues traiciona el principio de integración latinoamericana del Apra de Haya de la Torre”, sostuvo.
1252

Los entrevistados coincidieron en manifestar que el Perú, automarginado del proyecto por una decisión unilateral del gobierno, puede lograr consolidar diversos proyectos de desarrollo, que beneficiarían a millones en el Perú, si hubiera la decisión política de apostar por este organismo financiero.

Para el economista David Tejada, la no inclusión peruana en el Banco del Sur es una muestra clara que la política exterior peruana está completamente alejada de cualquier alternativa de integración de America Latina, ya que económicamente este organismo nos reportaría grandes beneficios, más de lo que se obtiene en las negociaciones con el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.

“Este proyecto permite una mayor autonomía para proyectos de desarrollo que otros organismos internacionales. Lamentablemente, éstos tienen un enfoque diferente, más cercano a ese sistema financiero que ocasionó la crisis mundial, y por lo tanto, condicionan su ayuda a sus lineamientos. En este contexto, el Banco del Sur representa una concepción muy diferente al del modelo neoliberal, siendo un instrumento que abre nuevos espacios a las economías latinoamericanas”, sostuvo.

Manifestó que, al auto-excluirse, el Perú se adhiere a una línea de subordinación a los países del Norte, que buscan un modelo basado en acuerdos comerciales bilaterales, “acuerdos asimétricos que a la larga sólo traen beneficios a las grandes potencias”, indicó.

En este aspecto, enfatizó que, de apostarse por el Banco del Sur, a la larga los grandes excedentes del Banco Central en reservas, que llegan a 32,000 millones de dólares, podrían depositarse allí en vez de los bancos del norte, y su disponibilidad para los proyectos sería inmediata.

Para el economista Gonzalo García, el Banco del Sur en unos años pasará a convertirse en un buen instrumento de la Unión de Naciones de América del Sur (Unasur) en términos de integración. “En unos años, cuando el financiamiento del Banco sea pleno, estoy seguro que el Perú verá su acceso, ya que es una propuesta que cuenta con socios poderosos como Brasil, que tiene una capacidad financiera de primera y será el brazo económico principal del grupo”, refirió.

De otro lado, señaló que apostar por acuerdos comerciales con EE.UU. y la Unión Europea no se opone de modo alguno a participar en un organismo de este tipo. “Muchos países andinos también están negociando acuerdos ya sea en bloque o individualmente. Es decir, negociar con otros bloques no quita que puedas recibir financiación de otro”, afirmó.

El economista Javier Zúñiga manifestó que todo proyecto de integración es bienvenido y que está en los países miembros coordinar las mejores políticas para que, efectivamente, el organismo se vuelva una verdadera opción de financiamiento frente a los organismos multinacionales tradicionales.

El Banco del Sur nació con un potencial que duplica al de la Corporación Andina de Fomento (CAF), que es a la fecha una de las principales fuentes de financiamiento de la región.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD