Ordenamiento territorial no va en contra de inversiones

Luego de anunciar en el Mensaje a la Nación la pronta presentación al Congreso de una propuesta de Ley de Ordenamiento Territorial, el Ministerio del Ambiente ha trasladado el tema al Acuerdo Nacional (AN), espacio en el que no se aprueban leyes sino políticas; así lo indicó Javier Azpur, coordinador ejecutivo del Grupo Propuesta Ciudadana.

Por Diario La Primera | 25 ago 2012 |    
Ordenamiento territorial no va en contra de inversiones
Javier Azpur pone énfasis en la importancia del ordenamiento territorial.
Según especialista Javier Azpur el ordenamiento territorial permite una planificación del país para determinar las zonas donde desarrollar actividades como la minería.

Más datos

“El ordenamiento territorial no es un instrumento contra la actividad extractiva sino que permite que la planificación del desarrollo, hoy prácticamente inexistente, pueda responder a las características y posibilidades del territorio”, explicó Javier Azpur.

“Mucho de lo que se acuerda en este espacio (Acuerdo Nacional) no se lleva a la práctica. El Acuerdo Nacional no tiene capacidad decisoria; la decisión la tienen el Congreso y el Ejecutivo”, opinó Azpur para quien, considerando este escenario, en el mejor de los casos la aprobación de la necesaria ley de Ordenamiento Territorial (OT) se postergará por lo menos un año.

Esto considerando que, en su opinión, el Gobierno se niega a presentar el proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial y plantea que se debata una política de ordenamiento territorial, a la vez que promueve procesos de ordenamiento territorial en nueve regiones sin que exista una base normativa.

“Es contradictorio que se quiera avanzar sin una norma que defina las reglas de juego, lo cual abre un gran espacio para la arbitrariedad porque será el Ministerio del Ambiente el que dé la última palabra sobre el aprovechamiento de los territorios de una región”, afirmó Azpur.

PROPUESTAS COMPLEMENTARIAS
Según Azpur, nuestro país necesita de las actividades extractivas pues generan ingresos para el Estado empero resaltó la necesidad que el Gobierno promueve la diversificación económica y no sólo depender el crecimiento económico en las industrias extractivas.

“El ordenamiento territorial no es un instrumento contra la actividad extractiva sino que permite que la planificación del desarrollo, hoy prácticamente inexistente, pueda responder a las características y posibilidades del territorio”, explicó.

El coordinador de Propuesta explicó que el ordenamiento territorial es un diagnóstico detallado del desarrollo de la actividad económica, social y cultural en una región que permite establecer, entre muchos otros aspectos, dónde existen determinados grupos étnicos o qué vinculación hay entre los centros urbanos entre sí y con su entorno rural.

“El conocimiento del territorio es la base que permite pensar estrategias y planes de desarrollo que respondan a las potencialidades y limitaciones del territorio. No se pueden priorizar inversiones extractivas, por ejemplo, en lugares de riesgo ambiental o en territorios declarados zonas de conservación”, aseguró.

Resaltó que antes de iniciar las concesiones se realice un proceso de ordenamiento territorial. “Eso no anularía los proyectos en curso. No se trata de cerrar minas existentes sino de tener claridad sobre las posibilidades y limitaciones del proyecto dentro de un territorio”, afirmó.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.