Noticias de la crisis

Estados Unidos ha aplicado medidas antidumping a China y México desde 2009 en el sector de tubería de cobre, argumentando que hacen competencia desleal a sus empresas, lo que está llevando a la quiebra a las fábricas mexicanas en ese rubro. México pide que no se le mezcle con China y se le trate aparte por ser miembro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Por Diario La Primera | 25 jul 2010 |    
Noticias de la crisis
(1) La reducción de salarios y la política de contención de la demanda en países europeos garantizan una recesión prolongada en Europa. (2) Estados Unidos ha aplicado medidas antidumping a la importación de tuberías procedentes de China y México, arrastrando a la quiebra a las empresas.
Algunos síntomas están apareciendo de la profundización de la crisis en el sector real y en el sector bancario.

Más datos

El déficit fiscal estadounidense, que se encuentra en 13% del PBI, se halla arrastrado por el gasto militar que ha subido del 4 al 6% del PIB entre el 2000 y el 2010, pero en líneas generales no sirvió ni para evitar la recesión del 2000-2003 ni la crisis iniciada en el 2007, opina Ugarteche.

DETALLE

“El alza del precio del oro fortalece a países mineros de oro como son Estados Unidos, Australia, Canadá, Perú, China, Japón. Es decir que al otro lado de la debilidad del dólar, sus ingresos por oro suben, pero proporcionalmente al PIB no son significativos como sí lo son en las demás economías. Esto sirve para darle a Perú, al menos, un elemento contracíclico de crecimiento”, indica el economista de la universidad de México.

Lo importante es que si Estados Unidos le puede abrir un caso de antidumping a un país que es su socio del TLCAN es capaz de hacérselo a cualquiera. En América Latina, la única moneda que tiene tipo de cambio real estable con el dólar en la década es el peso argentino. Las demás se han revaluado 30%, menos el Bolívar. El libre comercio, instrumento de publicidad en general para el G-7, ahora está tornándose aún menos libre protegiendo no sólo a su agricultura y su banca, sino a su industria pesada, no sólo a la automotriz.

Efecto del ajuste de demanda europeo
La reducción de los salarios y la política de contención de la demanda en varios países europeos garantizan, como bien sabemos en América Latina, una recesión prolongada en Europa. Algunos son de la opinión que no eran precisos estos recortes, pero otros dicen que de no haberse efectuado los recortes, los bonos de dichos países hubieran sido el blanco móvil de los especuladores sentados sobre la libra esterlina y el dólar estadounidense. Si lo ocurrido en América Latina se repite, la caída de los salarios debería llevar a una caída del ahorro en un segundo momento y eso a una caída de la inversión, lo que endogenizará la crisis europea, inicialmente externa y financiera.

La tendencia del oro
Ambas economías sajonas están igual de mal en términos de indicadores fiscales que las peores europeas, pero entre ellos no se atacan. La gran banca de inversión al fin y al cabo está en Nueva York y Londres. Las perspectivas de crecimiento tampoco ayudan a pesar de los anuncios de altas tasas de recuperación proyectadas sobre la base de un trimestre de crecimiento en el último trimestre del 2009. Esperamos aún las noticias del primer trimestre del año 2010. Eso es lo que hace al euro el blanco, y no los bonos de los países que son el medio para lograr ese fin. Es un ataque contra una moneda de reserva diferente al dólar en un momento en que está en cuestión el dólar.

El ataque contra el euro vía los bonos de las deudas de naciones europeas ha puesto como contra fáctico un dólar fuerte, lo que es mentira. El precio del oro es el reflejo del valor del dólar y dicho precio ha subido en los últimos seis meses de 1.100 a 1.240 dólares la onza, spot. La línea de tendencia es al alza sin titubeos.

Esto fortalece a países mineros de oro como son Estados Unidos, Australia, Canadá, Perú, China, Japón. Es decir que al otro lado de la debilidad del dólar, sus ingresos por oro suben, pero proporcionalmente al PIB no son significativos como sí lo son en las demás economías. Esto sirve para darle a Perú, al menos, un elemento contracíclico de crecimiento.

Es evidente que el tipo de cambio tiene un promedio de 1,4 euros por dólar entre enero del 2007 y junio del 2010, pero que en los ataques especulativos, en ambas ocasiones han logrado bajarlo hasta niveles de 1,2 euros por dólar. Siendo que las economías británica y estadounidense se encuentran en el mismo problema que las europeas en sus términos fiscales y de balanza de pagos, el euro regresará a su nivel y seguirá siendo blanco de ataques especulativos hasta que las economías en ambos lados del atlántico reencuentren su dinámica de acumulación. Esto fortalece el mercado del oro y debilita todas las monedas antes llamadas fuertes.

Fin de la autorregulación en Gran Bretaña
Gran Bretaña, donde se construyó la teoría de la autorregulación bancaria y financiera, y donde en 1997 se aprobó la creación del Financial Services Agency (FSA) para supervisar las actividades financieras tanto de la banca inglesa como de la banca internacional que opera desde la city londinense, ha decidido regresar a su esquema de supervisión original. Lo hizo después de haber privatizado la supervisión financiera y de constatar que le llegó la crisis sin previo aviso.

El regreso del Banco de Inglaterra como supervisor es señal de cambio en los tiempos y podría ser señal de que hasta los propios conservadores ingleses han tomado conciencia de que la privatización de la supervisión junto con la privatización de las actividades económicas puede haber sido una mala idea. Esto podría marcar el inicio de un cambio en los tiempos teóricos y políticos.

De su lado, Dominique Strauss Kahn, director gerente del FMI, dice que ha perdido impulso la regulación financiera internacional. En realidad han ganado los bancos de inversión con eso de que el mercado se autorregula internacionalmente, si bien el cambio inglés es interesante.

Lo que está claro es que Francia, Alemania e Inglaterra han puesto un impuesto para poder tener recursos en la eventualidad de una próxima crisis bancaria. Tan seguros están de que ocurrirá que han forzado el argumento contra la opinión de Estados Unidos y del resto del G-20.

La próxima etapa de la crisis
Se nota que, al igual que en los países latinoamericanos en sus momentos de crisis, tras la crisis fiscal que acompaña a la recesión, le suele seguir retiros de depósitos bancarios, lo que acompañado por carteras pesadas de tarjetas de créditos y otros créditos de consumo lleva a quiebras bancarias que se expresan en fusiones bancarias. Suelen ser los bancos pequeños los más afectados. Los depósitos bancarios en Grecia están observando un proceso de reducción desde junio del 2009. Los hogares han retirado casi 10.000 millones de euros a abril del 2010.

Las empresas han retirado 7.000 millones, ambos en depósitos a plazo fijo. Lo mismo ocurre en España, que entre abril del 2009 y abril del 2010 ha perdido 32.000 millones de euros en depósitos a plazo. La estadística italiana es más complicada de encontrar.

El déficit fiscal estadounidense, que se encuentra en 13% del PIB, se halla arrastrado por el gasto militar que ha subido del 4 al 6% del PIB entre el 2000 y el 2010, pero en líneas generales no sirvió ni para evitar la recesión del 2000-2003 ni la crisis iniciada en el 2007.

La interrogante es cuánto va a pegar sobre el PIB de Estados Unidos y México la recesión europea prolongada. De otro lado, la devaluación temporal del euro ayuda a Europa a recuperarse mientras frena a Estados Unidos, previéndose entonces un regreso del tipo de cambio eurodólar a su punto de inicio.

Desde el punto de vista de disminuir los impuestos para impulsar el crecimiento, la economía mayor tiene el problema de que la presión tributaria está en el vecindario de siete por ciento del PIB, mientras que el gasto fiscal está en veinte por ciento del PIB. La diferencia se cubre con los bonos del tesoro, que son los instrumentos preferidos de los bancos centrales del mundo, y con emisión de dinero fresco.

No puede dejar de señalarse que mientras las economías líderes están en el limbo, América del Sur crece a tasas muy altas buscando fortalecer el mercado interno en los países complejos como Brasil y Argentina, mientras los primarioexportadores se benefician de los altos precios de minerales.

Estados Unidos y Europa se encuentran estancados. No hay razones para pensar que los precios son fruto de la demanda real sino más bien que, como en la etapa 2006- 2008, son reflejo de las operaciones en derivados en el mercado de commodities y over the counter. Estará alto mientras no haya regulaciones que lo controlen y lo regresen a que los precios sean el reflejo de la oferta y demanda de bienes. Es decir, la lógica de las burbujas continúa irredenta.

El FMI va contra salarios y derechos laborales en Europa
La entrada del FMI a Europa permite augurar el desmantelamiento del Estado de bienestar construido desde la Segunda Guerra Mundial en ese espacio regional y, sobre todo, desmantelar todo lo relacionado a derechos laborales, pensiones y sistema universales de salud, lo que en un futuro previsible llevará a grandes protestas sociales, como las que existieron en América Latina en los años ochenta e inicios de los noventa.

Se puede decir que hasta ahora Estados Unidos ha logrado exportar su crisis y su visión de la economía. El objeto de las reformas, se aprecia en América Latina después de veinte años, es bajar el peso de los salarios y de los ingresos fiscales en el PIB y aumentar el peso de las ganancias empresariales y financieras. No es verdad que flexibilizar el empleo genere más empleo o de mejor calidad. Lo que ha generado es empleos precarios y jubilados sin suficientes fondos en sus cuentas de los fondos de pensiones como para vivir dignamente. Aquellos que logran recibir algo, esto es el dos por ciento anual del monto de su fondo, más o menos, dependiendo del país. La ganancia en la bolsa se la queda la compañía de seguros que recibe el fondo para su administración tras la jubilación de la persona.

El jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró en Madrid que tal vez había que poner el Estado de bienestar en suspenso por un período, mientras se reacomoda la economía. Es posible que no haya apreciado que el negocio de los bancos españoles en América Latina ha sido justamente tomar para sí lo que se privatizó de seguros de salud y de jubilación, con ese mismo argumento.

También tomó para sí las actividades de la banca de desarrollo privatizada. No hay tal cosa como “suspensión temporal de derechos”. Eliminados, habría que volver a tomarlos en cuenta en el debate político nacional que claramente en Europa lo han ganado los neoliberales, del partido que sean, y sobre todo el FMI.


Óscar Ugarteche*
Universidad Nacional
Autónoma de México

* Extracto del artículo publicado en Agenda Global, Uruguay.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.