¿Modernización de la refinería Talara o la burla del siglo?

En diciembre del año 2004, el ingeniero Carlos Repetto Grand, exgerente de Producción de Petroperú, escribía un artículo bajo el título: “¿Modernización de la refinería Talara o la burla del siglo?” en el que subrayaba el hecho que contra el por entonces ya largamente postergado proyecto de modernización de la refinería de Talara, se usaba la estrategia de elevar continuamente el valor de la inversión con lo que siempre se lograba postergarla.

| 02 junio 2014 06:06 PM | Economía | 2k Lecturas
¿Modernización de la refinería Talara o la burla del siglo?
Bases de cómo surgió la anunciada modernización de refinería Talara
2087

En el lejano año 1990, se encontraba completamente listo un proyecto denominado Ampliación y Modernización de la refinería Talara; que tenía asegurada una alta rentabilidad y que había pasado por todos los estamentos de evaluación y control, estando valorizado en 50 millones de dólares, que Petroperú podía haber ejecutado directamente usando exclusivamente recursos propios. Ese proyecto fue llevado a Licitación Pública Internacional en el año 1991, siendo adjudicada la Buena Pro a una firma argentina. Pero, como explica Repetto, se produjo una impugnación del postor que había perdido que fue consentida por el Consejo Superior de Licitaciones, frenando el inicio de las inversiones.

Esto fue aprovechado por diversos personajes del gobierno de Fujimori que ya estaban apuntando a la privatización y que se orientaron a congelar el proyecto. En el gobierno de Toledo, durante la gestión de Alejandro Narváez Liceras en la presidencia de Petroperú, volvió a hablarse del tema cuando ya los costos andaban por 250 millones de dólares, pero tampoco hubo eco en otros sectores del gobierno. Finalmente el caso ha vuelto a actualidad en el gobierno de Ollanta Humala, que acaba de colocar la primera piedra y anunciar que las obras empezarán a fines de año, con un costo de 2,700 millones de dólares.

COMBATE

Indudablemente la noticia es buena en el sentido que confirma la necesidad de potenciar y darle nueva vida a la refinería talareña, confirmando el valor de la lucha de patriotas como el Ing. Repetto que combatieron la corrupción y el privatismo de varios ministros de Energía y Minas y de Economía, que trabaron la propuesta, y varias gestiones de la empresa estatal que mantuvieron un estatu quo que la hacía cada vez menos rentable. El candidato Ollanta Humala cuando regresó al Perú y mantenía un entusiasta nacionalismo petrolero se vinculó a Repetto y asumió sus banderas sobre Talara y Camisea. Lamentablemente el precursor de la modernización de Talara dejó este mundo en junio del 2005.

Los anuncios recientes son un homenaje para el que Herbert Mujica llamó alguna vez el Mío Cid Campeador de Petroperú, que gana batallas después de muerto. Habrá, sin embargo, que esperar para calibrar los alcances de su victoria, lo que exige en primer lugar y ante todo, aclarar la elevación desmesurada de los costos y la programación de los mismos, para que no se conviertan en el pretexto para nuevas postergaciones ni en la tentación de una nueva corrupción.

Raúl Wiener


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

0.270732164383