Medidas erradas fomentaron caída del sector construcción

La desaceleración del sector Construcción, que en abril apenas creció 0.01%, no solo refleja que las medidas que adoptó el gobierno -como el Decreto de Urgencia Nº 012-2011 que restringió el gasto público- han sido desatinadas, sino evidencia, además, que la administración del presidente Alan García ignora la importancia de este sector en la lucha contra la pobreza. Así lo afirmó, Guido Valdivia en conversación con LA PRIMERA y añadió que debido a la medida estatal el monto de licitaciones de obras públicas cayó hasta 76%.

Por Diario La Primera | 02 jul 2011 |    
Medidas erradas fomentaron caída del sector construcción
GUIDO VALDIVIA. GERENTE GENERAL DEL INSTITUTO SIGLO XXI

Más datos

“Cuando la construcción marcha, todo marcha, es una locomotora que jala a los demás sectores y al revés cuando la economía se cae la construcción se cae dos veces, además lo más importante es que este sector es como la llave para salir de la pobreza”.

“En el caso de los niños y de los jóvenes el tener una casa con luz hace que los niños puedan estudiar más, se vuelven más competitivos, no necesariamente porque mejore la educación sino porque tienen más tiempo para educarse y, además, porque los niños se enferman menos, entonces faltan menos a la escuela y también aprenden más”

CIFRAS&DATOS

• En los próximos 20 años, se formarán 2 400 000 hogares en las 35 principales ciudades, lo cual sumado al déficit habitacional de arrastre estimado en 1 500 000 unidades habitacionales implicará un incremento de la demanda de vivienda en las áreas urbanas.

• Según el Instituto Peruano de Economía, el déficit de infraestructura hasta el 2018 bordea los US$ 38,000 millones, (US$ 14,000 millones corresponde al transportes, US$ 6.3 mil millones a saneamiento; 8.3 mil millones a electricidad; 3.7 mil millones a gas natural; 5.4 mil millones a telecomunicaciones).

-¿Cuál es la relación entre el desarrollo del sector Construcción y la erradicación de la pobreza?-
- Hay una relación muy importante, y es que los programas de vivienda como Techo Propio, son los que más rápidamente pueden sacar a una persona de la pobreza, darle una vivienda con agua, luz, desagüe, con conectividad a la ciudad, con materiales apropiados. Es darle un espaldarazo a la pobreza. En cualquier parte del mundo los programas de vivienda son los prioritarios para la lucha contra la pobreza, solamente en el Perú no hemos comprendido eso. Por ejemplo en La India hay un ministerio que se llama Ministerio de Vivienda y Lucha contra la pobreza, ellos tienen claro la relación que existe entre una y otra.

-¿De qué forma el desarrollo del sector Construcción cambiaría la situación actual de pobreza?-
-Cuando uno accede a una vivienda tiene impactos en el trabajo, por ejemplo cuando usted hace una urbanización formal debe hacer vías, debe conectar a la ciudad, entonces una persona pobre que accede a una vivienda y se conecta a la ciudad puede ganar una o dos horas diarias de trabajo solo por reducir su tiempo de transporte. También cuando una persona tiene una vivienda adecuada se enferma menos porque una de las cosas que te brinda es protección. Si te enfermas menos trabajas más.

En el caso de los niños y de los jóvenes el tener una casa con luz hace que los niños puedan estudiar más, se vuelven más competitivos, no necesariamente porque mejore la educación sino porque tienen más tiempo para educarse y, además, porque los niños se enferman menos, entonces faltan menos a la escuela y también aprenden más.

Otro factor importante es que uno de los elementos más críticos de la pobreza es la pobreza subjetiva, que es aquella percepción que tiene el pobre de que nunca saldrá de la pobreza y su destino será legarle la pobreza a sus hijos. Cuando uno tiene una vivienda la gente recupera autoestima, comienza a ver un escenario distinto. Y por último, cuando uno va a una urbanización formal los conflictos con los barrios se reducen.

-Pero, como usted mencionó, esto se logra con el desarrollo del sector, no obstante nos encontramos frente a una desaceleración del mismo en los últimos meses-
-Lamentablemente hablamos de una fuerte desaceleración, ya que el año pasado el crecimiento era más de 17 % mensual, y entre enero y abril se ha producido un fuerte descenso, en enero creció 16%, en febrero 5%, en marzo 3.6% y en abril prácticamente no se ha crecido, porque 0.01% es prácticamente nada. A lo anterior se suma que entre enero y mayo los despachos de cementos solo han crecido 1.66%, y como es conocido este tiene un impacto en el 80% del crecimiento del sector Construcción.

-¿Qué factores influyeron en la caída del sector Construcción?-
-Hay dos factores que influyen en esta desaceleración, una es la disminución de la obra pública que está asociada a varios factores. El primero es que hubo cambio de autoridades locales y regionales lo que produce un retraso de obras en el primer trimestre debido a la entrega de licencias de construcción cayó. Y en el segundo trimestre, puntualmente en marzo, el gobierno central aprobó el Decreto de Urgencia 012, que establece una serie de restricciones al gasto estatal. Esta última medida ha terminado afectando el proceso de inversión, el monto de licitaciones de obras públicas a través del SEACE (Sistema Electrónico de Adquisiciones y Contrataciones) cayó de S/. 5,027 millones en enero-febrero 2011 a S/. 1,185 millones en marzo-abril. Es decir, hemos caído un 76 % respecto a enero y febrero y un 56% respecto a marzo y abril del 2010.

-¿Qué impacto tuvo la menor entrega de licencias de construcción en la desaceleración del sector?-
-En el caso de la suspensión de licencias, el indicador que puede darte una idea es el de la venta de viviendas que en el primer trimestre se redujo en el 15% y en el segundo trimestre aparentemente no ha crecido, en el caso del sector público, las licitaciones se han reducido en el 76%. Obviamente cuando no otorgan las licencias, la oferta comienza a bajar.

-¿Cuánto es lo que se ha dejado de invertir por estas medidas?
-En enero hicimos el cálculo. En cinco municipalidades la restricción de licencias implicó una postergación de la inversión por más o menos US$ 100 millones mensuales, en el segundo trimestre a raíz de la coyuntura electoral también hubo una restricción en la demanda. Esto es fuertísimo porque nadie esperaba eso (la suspensión de la entrega de licencia de construcción) pues existe una gran demanda. Los proyectos inmobiliarios están sujetos a muchas variables como administrativas, de expectativas y la disponibilidad de subsidios y créditos tipo Mi Vivienda por que el 80% de la demanda inmobiliaria proviene de programas estatales como Mi vivienda o Techo propio.

- ¿El sector Construcción se recuperará?-
-La obra pública va a tener que recuperarse y eso depende mucho de las acciones que tome el siguiente gobierno, como establecer un marco presupuestal razonable. Recuerde que en agosto comienza a realizar el Presupuesto Nacional de la República para el 2012.

Un segundo indicador para la obra de infraestructura es si se flexibilizan y modernizan el Sistema Nacional de Inversión Publica, y la otra cosa es las norma de contratación del Estado también tienen que ser modernizadas para que se promueva la infraestructura. Es necesario saber cual es la política de concesiones del próximo gobierno, si se dan estas medidas quizá este año debemos aspirar a que la construcción llegue al 5% y no siga cayendo, pero sí podría recuperarse en el 2012 y retomar la senda de crecimiento de los dos dígitos.


Prevé menores ventas de viviendas en los próximos meses

-¿Cómo afecta las inversiones las medidas dictadas por los municipios?-
-San Isidro y Surco que son las municipalidades que han ido tomando estas medidas restrictivas, las ventas de viviendas han bajado radicalmente. Así entre enero del 2008 y 2010 las ventas han bajado 32% en San Isidro y en surco 16% eso es claramente un indicador del impacto que tiene las medidas de restricción que toman las municipalidades. Miraflores se convirtió en el 2010 el distrito donde más se construía, en el 2009 era Surco pero cayó cuando empezó a restringir no solo con licencia sino con parámetros irracionales. Así, Miraflores en enero tomó la misma decisión de restringir los permisos de edificación y lo mismo ha ocurrido en La Molina, entonces la lectura es que San Isidro y Surco van a seguir bajando y Miraflores y La Molina a la larga también, lo que se está generando es una extensión de una restricción a la venta que no obedece a la demanda sino a restricciones de carácter administrativo.

-Hay zonas en el cono norte dónde se encuentran grandes proyectos de construcción que podrían ayudar a disminuir el impacto-
-Efectivamente, en el caso de Carabayllo se ha desarrollado bien. En los últimos años ha crecido su volumen de ventas alrededor del 10%, el problema es que muy rápidamente se va agotar el suelo disponible en ese distrito, ya que el alcalde ha dicho que no va hacer cambios de zonificación sino que mantendrá la zona agrícola. En Los Olivos hay un progreso interesante, pero que no se compara a distritos como Miraflores o al de San Isidro en términos de volumen.


Es necesario aumentar subsidios estatales

Más allá de los problemas que afronta el sector Construcción a consecuencia de las trabas burocráticas por parte de las municipalidades y las erróneas medidas del gobierno central, como el D.U 012-2011, para Guido Valdivia es importante incrementar los subsidios estatales para que las familias cumplan el sueño de la casa propia.

“Nosotros (el Perú) estamos en la necesidad de incrementar subsidios. Debemos aspirar a tener 60 mil subsidios en vez de 20 mil, eso es lo mínimo que deberíamos tener para hacer crecer esa oferta y poder llegar con una vivienda a los sectores que efectivamente lo necesitan”, recalcó.

En opinión de Valdivia los empresarios del sector Construcción ya encontraron en el segmento Techo Propio una oportunidad de negocio inmobiliario, pues se han dado cuenta que se pueden construir viviendas de US$10 mil y tener una buena tasa de rentabilidad.

Por ello, añadió, lo que falta es que estos subsidios tengan mayor cantidad de recursos y que se aseguren. Es decir implementar una política estatal de otorgar subsidios. Por ejemplo en Colombia hay una ley que establece un monto mínimo para subsidios, en el presupuesto general de la Republica todos los años se van a destinar un monto mínimo para vivienda, este tipo de medidas brindan seguridad al constructor y al comprador.


Emma Gómez, Giselle Salazar
Colaboración

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.