Los problemas actuales del crecimiento económico

El viaje del presidente Ollanta Humala, acompañado del minero de Buenaventura, Roque Benavides, a Japón y Corea del Sur, se produjo en una coyuntura económica caracterizada por a) una fuerte apreciación de la moneda, b) una desaceleración del crecimiento económico liderada por la manufactura, y, c) una gestión fiscal notablemente contractiva.

| 19 mayo 2012 12:05 AM | Economía | 16.5k Lecturas
Los problemas actuales del crecimiento económico 16562

Contrasta con esta coyuntura el pedido de Humala a los empresarios de esos países de «dirigir sus inversiones a proyectos con alto valor agregado, como las industrias petroquímica y automotriz». Les dijo, además, que «tenemos un sinnúmero de proyectos de carácter minero» y que «queremos resolver el déficit de infraestructura para desarrollar a nuestro país».

La notable apreciación monetaria
Los empresarios exportadores de productos no tradicionales saben que la caída del tipo de cambio real encarece sus productos en los mercados internacionales y, por lo tanto, les hace competir con enorme desventaja en estos mercados. Desde que Alan García nombra a Julio Velarde como presidente del Banco Central hasta la fecha, los tipos de cambio reales, multilateral y bilateral, se han reducido en 14.4% y 23.5%, respectivamente. Y, en solo diez meses del gobierno de Humala la pérdida de competitividad de nuestros exportadores no tradicionales se ha acelerado. Los tipos de cambio reales, multilateral y bilateral, cayeron en 7.7% y 4.8%, respectivamente.

Los productos manufacturados que importamos son altamente sensibles al tipo de cambio real. China ya desplazó a los Estados Unidos como nuestro principal proveedor de bienes manufacturados importados. En marzo de este año, el 18% de nuestras importaciones provenían de China y el 14% de los Estados Unidos de América. A la conocida depreciación monetaria seguida por China, se ha sumado la apreciación de nuestra moneda, con lo cual se ha reforzado la competitividad de sus productos en el mercado nacional. Se ha incorporado Brasil con una activa política devaluatoria que abarata sus productos. El 8% de nuestras importaciones provienen de este país. También han aumentado nuestras importaciones de Alemania que representan ahora el 8.1% del total.

La desaceleración del crecimiento
La producción en marzo de este año ha experimentado un crecimiento de 5.5%. Desde hace ya un buen tiempo crecen de manera notable los sectores de comercio y servicios. En el conjunto de los sectores de servicios, incluido el comercio, donde se ubica más del 57% de la PEA ocupada; se encuentran de manera predominante las empresas «de 1 a 10 trabajadores» que pagan un sueldo promedio de 797 soles mensuales. El crecimiento, entonces, está impulsado por sectores de baja productividad.

La minería e hidrocarburos registró una tasa de crecimiento de sólo 0.36%, no obstante que sus exportaciones corrientes aumentaron en 9.7% y 19.2%, respectivamente, durante los meses de Enero-Marzo de este año respecto a los mismos meses del año 2011. Este sector está «aprovechando» las aún altas cotizaciones de los precios de sus productos en los mercados internacionales.

El sector que no crece es la Manufactura. Registró una disminución de 3.2%. Cayó la producción de bienes de consumo -4.1%, debido a la contracción en 31.9% de la producción de tejidos y artículos de punto y al retroceso de 13.1% de la producción de jabones y productos de limpieza. De otro lado, también se redujeron en 55.3% la producción de aparatos de distribución y control de energía eléctrica; y, en 31.2% la producción de motores generadores y transformadores eléctricos. Según informa el INEI la reducción notable de la producción de estas ramas se debió a la menor demanda de nuestros países vecinos, además de Venezuela y Panamá. Pero, debe estar ocurriendo una pérdida de competitividad de nuestros productores manufactureros, debido a la mayor penetración de productos similares, chinos, brasileños y alemanes, y a la cada vez mayor apreciación de nuestra moneda.

El freno de la gestión fiscal
El presidente Humala encargó la cartera de economía y finanzas a un economista profano. Éste logró que su gobierno aprobara el Marco Macroeconómico Multianual 2012-2014(MMM), donde se dice que «la presente administración tiene como meta una trayectoria progresiva hacia un equilibrio fiscal en las cuentas estructurales en el 2014. Consistente con esta meta, bajo los supuestos de este MMM se tiene previsto que en el 2012 se alcance un superávit fiscal de 1,0% delPBI, que se elevará a 1,4% del PBI en el 2013 y 1,8% del PBI en el 2014» (pág. 25).

Este ministro mediatizó las metas de las políticas sociales ofrecidas por Humala. Juntos no aumentó a 900 mil beneficiarios; Pensión 65 se rebajó a 125 soles; el gasto en educación se mantuvo en 2.8% del PBI; y, el gasto social (saneamiento, vivienda y desarrollo urbano, salud, educación y protección social) se redujo de 5.77% del PBI en 2011 a 5.67% del PBI en 2012. El 2011 se terminó con un superávit fiscal de 1.9% del PBI, es decir, se dejó de gastar 9,077 millones de nuevos soles. Por otro lado, de enero a marzo de este año la gestión fiscal del ministro del MEF ha generado, en solo un trimestre, un superávit de 8,471 millones de nuevos soles que representa más del 6% del PBI del trimestre respectivo.

A modo de conclusión
En su gira por Japón y Corea del Sur el presidente Humala dijo que buscaba una adecuada inserción del Perú en el entorno internacional «para generar empleo, reducir la pobreza y obtener los recursos fiscales para financiar los programas de inclusión social». ¡Qué barbaridad! Se fue a buscar recursos para financiar sus programas sociales cuando aquí su ministro deja de gastar un equivalente a 3,208 millones de dólares.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD