¿Por qué los créditos personales en efectivo tienen altos intereses? ¿Qué alternativas hay?

En una economía que lleva más de 100 meses de crecimiento ininterrumpido tal como muestran las estadísticas de del INEI, sumado a que dentro de los considerados países emergentes, Perú es uno de los líderes en inclusión financiera ubicándose en segundo lugar solo por detrás de Colombia según los datos revelados por él informe que realiza cada año la importante revista especializada inglesa The Economist, es de esperar que en el país existan una gran variedad de oportunidades de financiación para las personas que resultan ser una alternativa a los créditos en efectivo tradicionales que brindan liquidez inmediata en caso de emergencia pero que por diversos motivos que veremos en esta nota muchas veces tienen altos intereses.

Por La Primera Digital | 06 dic 2018 |    
¿Por qué los créditos personales en efectivo tienen altos intereses? ¿Qué alternativas hay?
Vemos que en el mercado hay ofertas que llegan a tener hasta más de 150% de TCEA

La principal razón por la que el costo financiero de los préstamos en efectivo comunes es alto es que los bancos consideran que este es un producto de alto riesgo debido a que el destino es libre y entonces el usuario puede utilizar el dinero para satisfacer simplemente necesidades de consumo y no para invertirlo para generar más recursos, por lo que, se perciben mayores probabilidades de no pago por parte del deudor.

Además, en general, no se piden avales ni garantías lo que quiere decir que, si el deudor no paga, el banco tendrá que iniciar las acciones correspondientes para lograr el pago con todos los costos económicos y esfuerzos profesionales que ello significa, a diferencia de lo que ocurre con aquellos servicios en los que se realizan préstamos con diferentes tipos de garantías que le aseguran a la institución financiera el cobro en caso de incumpliendo de pago.

Para ser más específico, vemos que en el mercado hay ofertas que llegan a tener hasta más de 150% de TCEA como lo es la del Banco Azteca pasando por entidades que aplican costos cercanos al 90% como BCP y Banco Ripley llegando a un mínimo que ronda el 50% como el que ofrecen, por ejemplo, Scotiabank y Banco Falabella.

Optar por un préstamo con una Tasa de Costo Efectivo Anual cercana al 50% es acceder a una financiación cara, pero, peor aún es suponer que para su caso le ofrecen, por ejemplo, una tasa del 150% para un préstamo de 3 mil soles a devolver en 4 años. Bajo estas condiciones, terminará pagando más del doble de lo que obtuvo en cuotas cercanas a los 130 Soles mensuales.

Por otro lado, es importante aclarar que el porcentaje de interés aplicado es único para cada cliente porque los bancos toman en cuenta ciertas variables para establecer el costo del préstamo como son los ingresos del solicitante y el estado del historial crediticio que mientras más negativo sea mayor será el riesgo que corra la entidad de prestar el dinero y, por lo tanto, más elevados serán los intereses, entre otros aspectos influyentes. A su vez, si es un principiante y nunca ha solicitado un préstamo, la falta de experiencia también llevará a que tenga que asumir costos más altos debido a que los bancos no pueden prever cómo será su comportamiento con respecto la cancelación de la deuda.

Ahora que ya comprende porque los préstamos para personas en efectivo pueden tener costos elevados y que en cada banco esto puede variar, recomiendo que si va a optar por este tipo de productos se tome el tiempo necesario para comparar las posibilidades de crédito con el fin de encontrar aquella que le resulte más económica.

¿Qué alternativas hay ante los créditos en efectivo con tasas altas?

Veamos a continuación alguno de los servicios financieros que resultan más favorables que un préstamo normal en relación a la diferencia en el porcentaje de interés aplicado.

1. Préstamos por convenio.

Por un lado estos productos ofrecen plazos largos que llegan en la mayoría de los casos hasta los cinco años, a su vez, como es necesario percibir el salario en el banco al que se le solicita el crédito, este es considerado por las entidades como un producto de menor riesgo que los créditos normales porque el pago de la cuota correspondiente se realiza a través del débito automático en la nómina del cliente lo que supone una mayor probabilidad de que el mismo cumpla con la correcta cancelación del préstamo.

Concretamente, los préstamos por convenio o nómina cuentan con tasas de interés ampliamente inferiores a las mostrada por los créditos comunes, pues, esta se encuentra cercana al 20% tal como vemos, por ejemplo, en Banco GNB que ofrece una tasa anual fija del 17% o en BanBif que en promedio aplica una tasa del 25% para este tipo de servicios o La Caja de Arequipa que establece intereses entre el 17% y el 23%. Estos son ejemplos que sirven para demostrar la diferencia de costos existentes entre esta alternativa y los préstamos personales tradicionales. Para saber el interés que le aplicarán a su crédito debe consultar con el banco en el que percibe su salario.

2. Préstamo en efectivo con garantía hipotecaria.

Este producto tiene la particularidad de que el cliente coloca como garantía de crédito un inmueble ofreciendo, de este modo, una mayor seguridad para el banco y, por lo tanto, obteniendo a cambio un préstamo con bajos interés por montos grandes a devolver en plazos que llegan hasta los quince años.

Las tasas aplicadas para los préstamos con garantía hipotecaria son de las más competitivas del mercado, pues, siguiendo con los ejemplos, al analizar el caso de BCP encontramos que para este producto llega a ofrecer tasas mínimas del 9%, una gran diferencia si se lo compara con la tasa del 90% que aplica, como dijimos, para sus créditos personales comunes. Esta diferencia de costos entre productos dentro de una misma institución se puede observar en todos los bancos que cuentan con ambas posibilidades de financiación.

3. Préstamos con garantía líquida.

La misma lógica de los créditos con garantía hipotecaria puede aplicarse a aquellos que proponen una garantía líquida otorgados a personas que tienen una depósito de inversión a plazo en el banco. En este caso, si el cliente no cumple con el pago, la entidad puede cobrarse mediante los fondos disponibles en el depósito a plazo del deudor. Por lo general, el monto de préstamo no podrá ser superior al 70% del deposito.

Dentro de este segmento, encontramos que entidades como Scotiabank, BCP y Banco de Crédito del Perú ofrecen una TCEA que se ubica entre el 15% y el 20% siendo esta opción mucho más conveniente con respecto a costos financieros en comparación con los préstamos personales sin garantías disponibles en las mismas entidades.

Algunas recomendaciones finales.

En el mercado podrá encontrar muchas ofertas en las que le prometen créditos rápidos de fácil acceso casi sin requisitos que pueden resultar atractivas, sin embargo, es precavido dudar ante las promesas demasiado buenas y verificar que, como mínimo, la compañía en cuestión se encuentre debidamente inscrita y regulada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Tomada esta precaución, la recomendación para conseguir préstamos baratos es optar por créditos que los bancos consideran de menor riesgo como son los que nombramos en esta nota, ya que, de esta forma le ofrecerán intereses más bajos, a su vez, preste especial cuidado a mantener un historial de crédito sano que le permita presentarse como un cliente confiable frente a las distintas entidades financieras disponibles.

Referencia
Propia

    La Primera Digital

    La Primera Digital

    Escribimos para mejorar el mundo.
    La Primera Digital comparte 4626 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.