La privatización de Gocta

Norteamericano registra ante Indecopi el uso del nombre Gocta, palabra chachapoya con la que se conoce a la tercera caída de agua más alta del mundo ubicada en el Perú, e impide que los emprendedores de esta región puedan usar el nombre para sus pequeños negocios turísticos.

Por Diario La Primera | 23 jul 2010 |    
La privatización de Gocta
(1) Cataratas Gocta: una de las maravillas del mundo. (2) Powers registro el término Gocta para usos turísticos.

Cuando Rafo León, conductor del programa televisivo “Tiempo de Viaje”, me contó hace unos días lo que estaba pasando con las Cataratas del Gocta, casi una maravilla del mundo ubicada en la Región Amazonas, en el Perú, no lo podía creer. “Están privatizando hasta la toponimia”, me dijo muy preocupado. Y en efecto, una vez que revisé la información que me hizo llegar comprendí su enfado.

Resulta que el ciudadano norteamericano Jeffrey William Powers McLaurine, que vive en el Perú y que es propietario de un bar en el Cusco, ha registrado ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual - Indecopi (Resolución N° 006372-2007 OSD) el término Gocta para usos en servicio de alojamiento temporal (hotelería), restaurante y bar. Lo que quiere decir que solo Jeff, como lo conocen sus amigos, pasa a usar el nombre Gocta en actividades turísticas a exclusividad, despojando a los empresarios de Amazonas que quieran poner a sus negocios turísticos, alguna referencia de este patrimonio nacional. Es como si alguien registre la palabra Macchu Picchu y ya ningún cusqueño pueda poner un restaurante llamado “el Sabor de Macchu Picchu”, por ejemplo.

Si bien, el registro se hizo en el 2007, es a partir de este año cuando el Sr. Powers ha empezado a exigir que respeten su registro. Y apenas las autoridades locales y habitantes de Cocachimba, en el distrito de Valera, Región Amazonas, tuvieron conocimiento del despojo que han sufrido de su derecho a usar el término Gocta de forma libre y sin restricciones, emitieron un pronunciamiento en el que piden a los funcionarios de Indecopi que reconsideren el registro del término Gocta a favor de un solo beneficiario.

Si bien es importante el registro de marcas, signos distintivos y propiedad intelectual, lo correcto es que se registren nombres comerciales que incorporen el término Gocta, como Gocta Tours u Hotel Gocta, pero no el nombre Gocta de manera excluyente y general, menos tratándose del nombre de una catarata.

El TLC con EEUU
Lo más seguro es que el funcionario público que aprobó esta inscripción, ni siquiera tenga idea de que es una de las cataratas más altas del mundo, ni que queda en el Perú, ni mucho menos que es uno de los dos atractivos turísticos de la Región Amazonas con lo que está generando un daño a muchos empresarios naturales de Amazonas. Y es que si no es ignorancia tendría que ser corrupción o estupidez.

Pero una cuestión más preocupante aún es que al ser el Sr. Jeffrey Powers ciudadano norteamericano, el Tratado de Libre Comercio Perú EEUU lo considera “inversionista”, de tal manera que podría demandar al Estado peruano si es que se le retira su inscripción aduciendo “expropiación”. Ya ven que era muy peligroso que el TLC nos obligue en materia de propiedad intelectual. Ese es el capitalismo en el Perú de hoy, el de la plata fácil solo para quienes sepan utilizar sus reglas.

No obstante, los pobladores y autoridades de la zona han pedido también al propio Sr. Powers que de forma voluntaria proceda a renunciar al uso exclusivo y excluyente del término Gocta. No se trata de xenofobia o mal trato a un extranjero, puesto que como han reconocido los pobladores siempre han recibido con brazos abiertos a los foráneos que se quedan a vivir en su zona, pero no soportarán que se apropien de su patrimonio.

Las cataratas
Las cataratas de Gocta forman parte del patrimonio geográfico, natural y cultural de la Región Amazonas y del Perú de manera integral, es decir que abarca también su nombre. Precisamente, Gocta es una palabra de la lengua chachapoya, extinta a mitad del siglo dieciocho, y conservada gracias a que los pobladores locales, de generación en generación, mantuvieron viva la toponimia ancestral, pero que hoy observan con indignación como esta palabra ha sido apropiada por un tercero.

Actualmente, las cataratas de Gocta y la fortaleza de Kuélap son los dos principales atractivos turísticos de Amazonas y suponen una importante posibilidad de desarrollo económico para todos los habitantes de esa región. Pero, como manifiestan los propios pobladores, a nadie se le ocurrió pensar que una persona pueda adueñarse del nombre Kuélap e impedir el uso de este nombre a la empresa o establecimiento turístico de un poblador local. Hoy existen hoteles, hostales, hospedajes, alojamientos, restaurantes y cafés que usan este nombre de manera armónica: “Fortaleza de Kuélap, Valle de Kuélap y similares en su denominación, sin que hasta ahora se hayan producido problemas ni conflictos, siendo injusto y absurdo que una sola persona pudiese adueñarse de nombres geográficos que pertenecen a todos los peruanos, como Lima, Sipán o Amazonas”.

Es por ello que no entienden cómo es que Indecopi ha procedido a registrar el término a favor del Sr. Powers, quien ya está haciendo uso de su registro para impedir de forma coactiva y bajo amenaza de sanciones y procesos judiciales, que los nuevos establecimientos turísticos de la zona puedan hacer empleo alguno del término Gocta. Esto ha causado un profundo malestar entre la población local y posiblemente derive en un nuevo conflicto social.

Sin duda, algo malo está pasando cuando vemos que la tendencia económica principal en nuestro país es regalar nuestros recursos, el caso Gocta es ya el colmo.

¿Quién es Jeffrey Powers?
Jeffrey William Powers McLaurine, natural de Cleveland, Ohio Estados Unidos, es un amante de las motocicletas que radica en el Perú hace muchos años. Es dueño de la empresa Inversiones Powers EIRL, cuyo nombre comercial es Norton Rat´s, bar restaurante ubicado en plena plaza de armas del Cusco. Pero parece que a este señor no le gusta cumplir del todo las reglas pues su negocio fue clausurado por la Municipalidad Provincial del Cusco en el 2001, además de diversas papeletas, multas y embargos de las que fue objeto por no acatar normas administrativas. Y por más acciones constitucionales que interpuso para evadir el cumplimiento de las sanciones municipales, el Tribunal Constitucional no le dio la razón, como consta en la sentencia del expediente 0926-2001-AA. Ahora pretende hacer plata fácil al registrar el término Gocta para servicios turísticos.

Carlos Bedoya

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.