Inseguridad y usura, males de las tarjetas

Si usted piensa realizar una transferencia de dinero o el pago de servicios (luz, agua, teléfono, entre otros) vía Web o simplemente necesita actualizar sus datos de su tarjeta de crédito, mejor piénselo dos veces ya que podría ser víctima de un fraude electrónico.

Por Diario La Primera | 21 feb 2009 |    
Inseguridad y usura, males de las tarjetas
(1) Bancos ocultan información de tasa de costo de crédito, violan normas y Superintendencia no los sanciona. (2) Ente regulador debe informar continuamente a los usuarios.
Bancos incumplen normas de la SBS sobre transparencia informativa. Labor fiscalizadora de la Superintendencia en cuestión.

Más datos

A RECORDAR

Modalidad revolvente y cuota fija

Uno de los factores importantes a tener en cuenta al adquirir una tarjeta de crédito es la modalidad de pago: revolvente o de cuotas fijas. El primero se refiere a un crédito renovable en múltiples cuotas mes a mes, que genera un crédito que nunca va terminar de pagar. El segundo le permitirá pagar un monto fijo establecido.

Es que la publicitada seguridad de las diferentes entidades financieras para realizar los pagos “desde la comodidad de tu casa u oficina” prácticamente no existe. Así tenemos que en la División de Investigadores de Delitos de Alta Tecnología (Divindat) existen una serie de denuncias referentes al hurto virtual de dinero de tu cuenta de ahorros o tarjeta de crédito.

Muchas veces este delito ocurre debido a la poca seguridad que ofrecen las entidades financieras a sus clientes al realizar una transacción o una operación de actualización de datos vía Web. Pero si usted pensó reclamar al banco para que se haga responsable del dinero perdido, simplemente le dirán que llene un formulario para que el banco inicie las investigaciones respectivas, que pueden durar entre 60 y 90 días. Esto le sucedió a una cliente de Scotiabank que ingresó a la página de esta entidad financiera para actualizar los datos de su tarjeta el pasado 12 de febrero al mediodía y al volver a ingresar horas después se dio con la sorpresa que le fueron extraídos S/. 1,300 de su cuenta de ahorros.

Por las nubes
La Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) tiene en su página Web información que le permite al usuario comparar las distintas tasas de crédito que cobran las diferentes entidades financieras en el país, sobre la base de un monto referencial 1,000 nuevos soles.

Así tenemos que el banco europeo HSBC es la entidad que tiene los intereses más altos en la modalidad revolvente al cobrar una Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA) de 96,4% a sus clientes que utilizan su tarjeta clásica para pagar sus consumos. En este mismo rubro, el Banco Falabella es el que menos intereses dice cobrar, entre 30.30 y 75,12%. Pero si el titular de la tarjeta de crédito clásica paga su consumo en cuotas fijas, la TCEA más alta la tiene el Banco Azteca con 202,30% y la menor el Banco Ripley S.A que cobra por intereses entre 38.35 y 84,85%.

Si en lugar de pagar sus consumos, necesita sacar dinero de su tarjeta de crédito clásica –bajo la modalidad revolvente- el Banco Continental es el que más intereses cobra con una TCEA de 202,72% y el Banco Financiero es el que menos cobra con una TCEA de 92,23%.

Asimismo, para las tarjetas de crédito retail (crédito realizado en centros de consumo masivo como centros comerciales, tiendas por departamento, autoservicios o supermercados), el Banco Continental tiene la TCEA más alta con 107,85% y el Banco Falabella es la que menos cobra con una TCEA que fluctúa entre 48.02 y 106,08%.

Al respecto, el ex presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Kurt Burneo, recalcó que la Superintendencia de Banca debería realizar una campaña más agresiva y eficiente para informar al público sobre la tasa de costos de crédito. “No basta con publicar la información en la página Web, así se margina o priva de información a millones de personas”, enfatizó Burneo, quien agregó que el 60% del total de personas que tienen tarjeta de crédito la utilizan para la disponibilidad de efectivo.

Indicó que la SBS debería cumplir adecuadamente su labor fiscalizadora y exigir a las entidades financieras respeten el Reglamento de Transparencia de Información a la Contratación con Usuarios del Sistema Financiero, para que de esta manera no sigan atropellando los derechos de millones de personas que tienen una tarjeta de crédito.

Estrategias de los bancos
En las tarjetas de crédito, las estrategias más comunes para incrementar el cobro de intereses son: Si el consumidor se atrasa un día, los bancos cobran intereses no sólo por ese día sino por todos los días transcurridos entre las fechas de consumo y la fecha de pago. Y si no pagó completa su cuota, no sólo le cobran intereses por el saldo, sino también por todos los otros consumos realizados con la tarjeta, lo que significa que desconocen los pagos previos que realizó.

A esta irregularidad se aúna que, tanto en el caso de los créditos como en el de los depósitos, la tasa de interés tampoco refleja el costo ni el rendimiento equivalentes debido al cobro de los diferentes gastos y comisiones (mensuales, trimestrales, etc.) Por ejemplo, un banco puede ofrecerle pagar 4% de tasa efectiva anual y pagarle en realidad 2%, 0% o -1%.

Wilder Mayo Méndez
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.