Ineptitud nos deja a oscuras

Sin solución al corto plazo. Para el analista, Jorge Manco Zaconetti, las restricciones en el servicio eléctrico que se dieron en los pasados días son consecuencia directa de nuestra preocupante ausencia de reservas de energía para suplir cualquier emergencia, lo que pone de manifiesto nuevamente la falta de planificación en un sector estratégico, como es la generación, transmisión y distribución de la energía eléctrica.

Por Diario La Primera | 12 mar 2009 |    
Ineptitud nos deja a oscuras
Falta de previsión nos puso en critica situación.
Ausencia de reservas energéticas es resultado de la inacción de gobiernos que no tomaron previsiones en su momento.

Más datos

PROBLEMAS LABORALES

La pérdida de la reserva eléctrica durante el periodo 2001-2006 fue de 50 % a 30%. En la actualidad ha llegado a menos de 7 % en las horas punta en la actualidad, según datos del Ministerio de Energía y Minas.

“La falta de reserva es la expresión contundente que no tenemos planificación, y a esta realidad nos ha conducido usar esa formula que dice que el “mercado lo resuelve todo”. Ahora, Esta reserva de energía, que debiera ser superior al 25% en relación a la capacidad de potencia instalada, no se levanta de la noche a la mañana. Supone la existencia de una política realmente promotora de la inversión en generación, lo que también supone una rentabilidad atractiva para el inversionista público o privado”, sostuvo.

En ese sentido, criticó la inacción de este Gobierno y del anterior para abordar una problemática que se ha venido incubando de años atrás y que hoy se está manifestando con toda su fuerza. “Gracias a la ineptitud e incapacidad de quienes no tomaron las previsiones en el pasado, hoy pagamos las consecuencias que se agravarán en los meses de julio, agosto cuando empiece el período de estiaje, con las sequías respectivas”, sostuvo.

De otro lado, sostuvo que la solución al largo plazo pasa por abandonar la política del “libre mercado” impulsada en los noventa, y sustentada por un gas barato de Camisea, la cual desreguló el mercado eléctrico, debilitando el rol del Estado y privatizando empresas públicas rentables al mejor postor, con mínimos compromisos de inversión.

“El gas natural proveniente del Lote 88 es excesivamente barato. Este irracional subsidio, con precios definidos políticamente, es el principal obstáculo para la promoción de la inversión en otras fuentes de generación eléctrica alternativas como las hidráulicas y eólicas que tienen un enorme potencial desaprovechado en nuestro país”, añadió.

Problemas laborales
De otro lado, a los graves problemas originados por la escasez de reservas de energía, se suman también los problemas laborales en la generadora Edegel, donde ante la intransigencia de la empresa en solucionar el pliego de reclamos de los trabajadores que tienen a cargo las hidroeléctricas de Huinco, Matucana y Callahuanca, éstos decidieron no quedarse en situación de disponibilidad por sí se presentaba una situación de emergencia, lo que originaría que si surgen desperfectos mecánicos, éste no será reparado a tiempo, lo que afectará el servicio.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.