Índices de peruanos mal alimentados crece

En los cuatros primeros años de gobierno aprista el número de personas que no logran satisfacer sus necesidades alimentarias (déficit calórico) aumentó, principalmente en la zona rural.

Por Diario La Primera | 08 set 2010 |    
Índices de peruanos mal alimentados crece
Cada vez más familias no pueden acceder a una alimentación adecuada.

Más datos

DETALLE

“A partir de información oficial, que hasta el presente no ha sido adulterada, tenemos que el porcentaje de personas (a nivel nacional) que no consumen las calorías necesarias para sobrevivir se ha incrementado de 29% en 2007 a 32% en 2008. Por ello resulta absurdo que la pobreza se haya reducido, mientras más peruanos están muriéndose de hambre”, dice Farid Matuk.

De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística Informática (INEI), en base a la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), en el trimestre abril-mayo-junio 2010, se aprecia que en el 30% de hogares conformados por niñas, niños y adolescentes los índices de déficit calórico se incrementó en 0,5 punto porcentual.

Según el INEI, el déficit calórico es el indicador que mide si el hogar está sufriendo en el período actual dificultades para cubrir sus necesidades alimentarias, es decir, sus requerimientos de calorías. No es sinónimo de desnutrición, pero está estrechamente asociado a ella, pues cuando el referido déficit se mantiene durante períodos sucesivos puede llegar a convertirse en desnutrición, ya sea crónica o aguda.

El porcentaje de hogares integrados por menores de 18 años que sufren de una nutrición inadecuada –en el periodo abril a junio 2010- aumenta en la zona rural en la que alcanza 40.2%, cifra que representa un incrementó de 0.8 punto porcentual respecto al mismo trimestre del pasado año. Incluso, en el mismo periodo de tiempo, en Lima Metropolitana se aprecia el mayor incrementó de los índices de déficit calórico, pasando de 18.5% a 20.4%,

A excepción de Lima Metropolitana la incidencia del déficit calórico se ha incrementado en los hogares integrados por menores de edad durante los cuatro primeros años de gobierno de la administración aprista.

Así el último reporte del INEI indica que en el periodo 2006-2009, el promedio nacional de familias con una inadecuada alimentación pasó de 25.7% a 28% (aumentó de 2.3 punto porcentual), en la urbana pasó de 25.1% a 27.8% (crece 2.7 punto porcentual) y en la zona rural pasó de 38.8% a 41.4% (alza de 2.6 punto porcentual).

Con fines electorales
El indicador del déficit calórico debe ser considerado como referencial, debido a las limitaciones metodológicas en el cálculo de este indicador en el componente de alimentos consumidos fuera del hogar y la mayor frecuencia del gasto de los hogares en estos productos”, decía un reporte del INEI de marzo de 2010.

El ex jefe del INEI, Farid Matuk, cuestiona dicho “descubrimiento en la limitación metodológica” de la entidad estatal. “Lo que es claro es que si bien el hambre se ha reducido levemente en Lima y Callao, este se incrementa en provincia, tanto urbana como rural”, dice.

Para Matuk es inconcebible que a un año de culminar la actual administración, el INEI “repudie” la medición de la ingesta de calorías a nivel de hogares con excusas como el consumo de alimentos fuera del hogar.

“Lo que sucede es que la información oficial sobre la evolución del hambre en el Perú no es del agrado presidencial, pero es tarde para abolir su medición (…)”, recalca.

Aunque fuese cierto que la medición de las calorías de los alimentos fuera del hogar está subestimada, esta fue subestimada en el 2006, 2007, 2008 y 2009; cuando el problema central es la pérdida de poder adquisitivo de los hogares, primero por la inflación récord del 2008 y la recesión del 2009 (después de ocho años de crecimiento continuo), cuestiona Matuk.

La agrupación Otra Mirada dice que si bien es positivo el esfuerzo del INEI y del Comité Asesor para los cálculos de pobreza en pos de reducir las limitaciones del indicador de déficit calórico, recalca, que los resultados índice déficit calórico no son para nada convenientes para el gobierno, en especial en época electoral. Por ello estaremos muy atentos a las revisiones que lleve a cabo el INEI en esta materia, en caso se pretenda un “ajuste” de las cifras con cálculo electoral.

Wilder Mayo

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.