Gravamen minero: ¿avance o retroceso?

Los tres proyectos de ley que el Ejecutivo mandó al Congreso para crear el marco legal al gravamen minero despiertan dudas. Ahí se aprecia que el aporte que realizarán las empresas mineras, es decir los 3 mil millones de soles anuales, serán deducibles como parte del impuesto a la renta que les corresponde pagar. ¿Aporte o negocio?, esa es la interrogante.

| 17 setiembre 2011 12:09 AM | Economía | 9.1k Lecturas
Gravamen minero: ¿avance o retroceso?
Sobreganancias
9185

Dos de los proyectos (Proyecto de Ley Nº 191-2011 y Nº192-2011) crean el nuevo gravamen minero para todas las empresas mineras sin excepción, es decir están incluidas las que tienen contratos de estabilidad tributaria y la última modifica la Ley de Regalía, pues establece un nuevo mecanismo para determinar este tributo. Antes se aplicaba una regalía sobre las ventas totales, ahora se propone que se determine frente al margen de las utilidades operativas de las empresas.

Lo destacable del proyecto es que todas las empresas mineras sin excepción aportarán al nuevo gravamen minero. En este punto se establece una diferencia entre las empresas mineras que gozan de contratos de estabilidad jurídica y tributaria.

Mientras que las primeras -entre las que se encuentran Antamina, Barrick, Cerro Verde- que mantienen beneficios tributarios pagarán una tasa de regalías –sobre su margen de utilidades operativas- que oscila entre 4 y 13,12%, dependiendo de su margen operativo, pues a mayor margen es mayor la tasa.

Por su parte, las mineras -como Buenaventura, Southern Copper Perú, La Poderosa -que no gozan de contratos de estabilidad pagarán una tasa de regalía entre 2 y 8,40%. Esta menor escala, se explica –según los proyectos de ley- en que las empresas sin beneficios tributarios pagan regalías al Estado, mientras que las empresas estabilizadas no lo realizan.

Entonces como las empresas que tienen firmados contratos de estabilidad tributaria no abonan regalías, por ello el Estado le aplicó una mayor tasa de regalía para que el aporte al nuevo gravamen sea equitativo entre ambos grupos mineros empresariales.

HECHA LA LEY, HECHA LA TRAMPA
Tras el acuerdo al que llegaron, las empresas mineras y el Ejecutivo, en poco menos de dos meses, las autoridades destacaron la “disposición” de los empresarios mineros para aceptar el nuevo impuesto, pero cómo no iban a hacerlo si este “nuevo aporte” es deducible del pago del impuesto a la renta.

Es decir, los 3 mil millones de soles anuales que aportan al gravamen minero, lo pueden pasar como parte de pago del impuesto a la renta que les corresponde pagar.

En el artículo 9, del proyecto de Ley Nº 191-2011 que crea “el Impuesto Especial a la Minería”, conocido como gravamen, para las empresas que no tienen contratos de estabilidad jurídica y tributaria se establece que “el monto pagado por Impuesto (Especial) será considerado como gasto para efectos del impuesto a la renta”.

Mientras que para las empresas que gozan de estabilidad jurídica y tributaria, el proyecto de Ley Nº 192-2011 que establece “el Marco legal del Gravamen Especial a la Minería”, en su artículo 3 inciso c indica que “el monto pagado por concepto de Gravamen, es deducible de como gasto para efectos del impuesto a la renta”.

A este último grupo de empresas, como se encuentran avaladas por los convenios de estabilidad jurídica y tributaria, no se les puede aplicar ningún nuevo impuesto, por ello con estas no será propiamente un impuesto (Gravamen) pues es un aporte voluntario a través de la suscripción de convenios con el Estado.

Además como están blindadas por los convenios el Estado no los puede obligar a pagar nuevos impuestos, por ello los aportes que realizan empresas como Antamina, Cerro Verde, entre otras, podrán ser deducibles del pago de las regalías que les correspondería hacer cuando culminen sus convenios de estabilidad.

Por ejemplo, Antamina vence su contrato de estabilidad el 2015, es decir desde el 2016 deberá pagar regalías, pero como aportó al gravamen desde el 2012 los pagos que hizo serán descontados al pago que debe realizar el 2016.

Ambos proyectos de ley determinan que el pago del nuevo gravamen minero tiene que realizarse de forma trimestral, y es en este mismo periodo de pago que aplica la deducción del pago del impuesto a la renta.

Entonces como se aprecia, “no todo lo que brilla es oro”.

CARGA FISCAL
Un estudio de INDE Consultores, elaborado por el ex superintendente de la Superintendencia Nacional de la Administración Tributaria (Sunat), Luis Arias Minaya, estimó que con el gravamen minero la carga fiscal del sector minero alcanza hasta un máximo de 46% para las empresas que no cuentan con convenios de estabilidad tributaría y 44% para las empresas estabilizadas.

En un análisis al gravamen, el especialista indica, que para las empresas que no tienen convenio de estabilidad jurídica vigente y que en la actualidad pagan regalía sobre las ventas, “el régimen fiscal se transforma de regresivo a progresivo”.

“En el régimen vigente las empresas menos rentables (con margen operativo menor) tenían una carga fiscal mayor que las empresas más rentables (con margen operativo mayor). Con el nuevo régimen la carga fiscal total varía entre 40% y 46%”, afirmó.

Mientras que para las empresas con convenio de estabilidad vigente y que no pagan regalías, afirmó, el régimen fiscal se transforma de “proporcional a progresivo”. En el régimen vigente las empresas tienen una carga fiscal de 38%. Con el nuevo régimen la carga fiscal varía entre 41% y 44%.

Según cifras de la Sociedad Nacional de Minería, la carga tributaria actual en el país está entre el 42% y el 44%, tomando en cuenta el aporte minero voluntario (óbolo) que equivale al 3.75% de las utilidades.

De acuerdo a las estimaciones de Arias Minaya, con el gravamen minero la carga fiscal para las empresas mineras en el país se encuentra dentro del rango de competitividad (entre 40 y 50%) y es superior a la carga fiscal de Chile entre 1.8 y 3.9 puntos porcentuales, dependiendo del margen operativo.

Según cifras del gremio minero, en Chile la carga fiscal se encuentra entre el 39% y 41%. Otro referente, Canadá, va entre el 45% y el 46%.


Ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi.

GRAVAMEN MINERO. PUEDE CREAR CONFLICTOS
“Recaudación del Impuesto a la Renta podría caer”
En opinión del especialista en temas mineros Miguel Santillana el cambio del sistema de regalías que indica que ahora los recursos de este serán administrados por el gobierno central generaría nuevos conflictos, pues este nuevo sistema podría traer consigo una reducción del Impuesto a la Renta (IR) que pagan las mineras y por ende una disminución en el canon de las regiones.

Explicó que será el Tesoro Público que manejará lo recaudado por el gravamen minero, siendo el gobierno nacional que decida donde utilizar y en qué cantidades estos nuevos recursos que recibirá. Y esto no sería bien recibido por los gobiernos regionales y locales que con el actual sistema de regalías estos manejan los recursos del canon.

“Si uno sabe contabilidad básica, el ingreso por ventas menos costo de ventas es igual a utilidad operativa. Entonces esto me va a disminuir la utilidad neta y se paga 30% de impuesto sobre esta utilidad. Si se compara con el gravamen, las regiones recibirían más si no hubiera utilidad operativa. Con este modelo recibirían menos canon minero”, afirmó luego de su participación en el Encuentro Empresarial del PERUMIN 30 Convención Minera.


Miguel Castilla, Ministro de Economía y Finanzas.

GRAVAMEN NO LO MERMARÁ. AFIRMA SUBSECRETARIO DE MINERÍA DE CHILE
Competitividad del sector minero seguirá firme
El subsecretario de Minería de Chile, Pablo Wagner, señaló que la aplicación del gravamen minero en Perú no afectará la competitividad de la minería peruana, ya que este factor va más allá de los aspectos tributarios.

“Estoy seguro de que la minería peruana tiene un nivel de competitividad que se refleja en la atracción de inversión extranjera en el país, de lo contrario no existiría”, declaró Wagner en el marco de la 30ª Convención Minera (Perumin), que se realizó en Arequipa.

Enfatizó que la competitividad va más allá de la aplicación de impuestos y que ésta debe vincularse a la operación minera.

Agregó que otro aspecto relacionado a la competitividad minera son los insumos del sector, y Perú posee adecuados niveles de energía y agua.

También está la logística, es decir, puertos, sistemas de exportación, caminos, logística, en lo que Perú tiene un buen potencial, manifestó.

En ese sentido subrayó que el efecto del gravamen se debe ver a largo plazo y que la competitividad está asociada a las ventajas comparativas que tanto en Chile como en Perú son muy importantes y se van a seguir desarrollando.


Wilder Mayo
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.05963802338