Exportaciones mineras crecen en valor pero producción disminuye

Desde hace un tiempo el ritmo de expansión del PBI de la minería (o de la actividad productiva en el sector) ha disminuido notablemente. Es más, el año pasado este indicador fue negativo por primera vez en 20 años(-1-4%), situación que se mantiene en lo que va del 2010 (-3.19%).

| 03 noviembre 2010 12:11 AM | Economía | 2.3k Lecturas
Exportaciones mineras crecen en valor pero producción disminuye
Si mineras siguen incumpliendo compromisos ambientales, sociales y tributarios PBI minero seguiría a la baja.
Brecha entre expansión de la producción y exportaciones se incrementa en los últimos años. Se exporta menos pero empresas reciben más ingresos.

Más datos

RECUPERACIÓN LENTA

Durante el octavo mes del 2010, el valor de las exportaciones se incrementó en 29.60% en relación a similar mes del año pasado Las exportaciones mineras alcanzaron los US$ 1741.52 millones, debido a los mayores precios obtenidos en la venta de los principales metales que se producen en el país. El cobre y el oro representan el 39.72 y 34.61% respectivamente del total exportado, seguidos del plomo, el zinc, el estaño, el hierro y la plata.
2380

La producción principalmente de minerales metálicos como el oro, plomo, hierro, estaño y molibdeno, registran caídas significativas en los últimos años. Por su importancia, lo más notable es la caída de la producción del oro: entre el 2005 y el 2009 la reducción es de más del 12%.

A pesar de la caída en la producción de los minerales, principalmente metálicos, las exportaciones mineras en el país siguen siendo rentables. José De Echave, especialista en temas mineros de la organización civil CooperAcción explica que si bien en los últimos años la producción minera (PBI minero) se ha reducido, es el alto valor de los mineras en el mercado internacional que está permitiendo que las exportaciones del sector sean rentables.

“Ahora se produce menos pero el alto valor hace rentable las exportaciones. Por ejemplo, en lo que va del año la producción de oro cayó 22% sin embargo el alto precio del metal que se cotiza en 1,300 dólares la onza hace que las mineras obtengan grandes ganancias a pesar de la menor producción de oro”, detalla De Echave.

Añade que el sector minero no metálico conformado por metales como arcilla, cal, entre otros no tienen un peso importante en el sector minero.

Brecha se acrecienta
La brecha entre la evolución de las exportaciones y la actividad productiva minera metálica (PBI minero metálico) cada vez se ahonda más.

Así, según un estudio de CooperAcción se aprecia que en el periodo 2000-2004, el PBI minero metálico tenía un crecimiento de 7.7% mientras que las exportaciones presentaban un crecimiento de 20.1%. En el periodo 2005-2009 la brecha se ha incrementando, el PBI minero metálico ha caído a 3.2% y las exportaciones se encuentran en 20.2%.

En la década de los 90, el PBI minero metálico y la evolución de las exportaciones estaban en el mismo nivel. Por ejemplo, en el periodo 1990-1994, el PBI minero tenía una expansión de 5.2% frente a 5.9% de crecimiento de las exportaciones, y en el periodo 1995-1999, el mencionado PBI mostraba una expansión de 9.1% frente al 9.4% de las exportaciones.

¿Qué está pasando? Según CooperAcción en la actualidad un número importante de proyectos mineros enfrentan fuertes resistencias de las poblaciones. Dichos conflictos son vistos por las empresas del sector como la causa del estancamiento de los ritmos de crecimiento de la actividad minera. Sin embargo, no estaría demás que también puedan ser leídos como consecuencia de algo no viene funcionando adecuadamente, de los serios problemas en el marco de la regulación y en la institucionalidad que está vinculada a este sector.

“No se puede pensar en una nueva etapa de expansión minera –como la que se vivió en la década de 1990- sin que se realice cambios sustantivos en las reglas de juego. A menos que, advierte, se pretenda imponer los proyectos de manera vertical lo que generará mayores conflictos”, subraya.

Por ello recomienda retomar algunos puntos pendientes de la agenda minera, sobre todo los aspectos sociales y ambientales, que aparentemente no resistirán una nueva expansión minera sin mecanismos efectivos de regulación y control; sin instrumentos reales de participación ciudadana; sin que las empresas paguen todos los impuestos y prestaciones que deberían pagar; sin un Estado que esté presente y sin una agenda que la vincule de manera clara y efectiva al desarrollo en las zonas donde se implanta.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD