El TLC viene con penas de hasta 8 años de cárcel

La Casa Blanca informó ayer que el TLC con el Perú ha entrado en vigencia adelantándose a la juramentación de Barack Obama. Por estas tierras, la última puntada fue la Ley superómnibus 29316, votada el lunes, que contiene varias sorpresas.

| 17 enero 2009 12:01 AM | Economía |  788 
El TLC viene con penas de hasta 8 años de cárcel
Ley para limitar la producción de las medicinas genéricas.
Análisis de la ley 29316

Más datos

A más TLC, ¿más empleo?

Desde Toledo nos hicieron atracar con la ecuación a más comercio internacional, más empleo, que nunca pudieron probar, porque se comieron la parte de a más productos extranjeros, menos trabajo para las industrias y la agricultura dirigidas al mercado interno. Pero hoy lo que es evidente es que al debilitarse la demanda internacional por la crisis global, no habrá TLC que haga crecer por el lado del comercio. La ecuación se ha invertido y el sector exportador (mineras, agroindustria, textiles) está produciendo más bien desempleo. Por eso los que celebran el regalo de Bush, Toledo y García, tal vez no están entendiendo la situación.
788  

A la cana con Las Malvinas, Wilson, Polvos Azules y Juliaca. De cuatro a ocho años de prisión por bajarse sin autorización señales del satélite que circulan codificadas. De dos a seis años al que distribuya programas obtenidos por esta vía; y de cinco a ocho años al que corrompa funcionarios para no ser reprimido por la realización de “actividades económicas o comerciales internacionales”, valiéndose de ventajas indebidas. Los que fabriquen y comercialicen fonogramas piratas recibirán prisión de no más de dos años; los que falsifiquen marcas, de tres a seis años; y los que hagan piratería de software, entre cuatro y seis años.

Así de dura se va a poner la calle para los extendidos negocios de tecnología criolla y copia de originales, que se desarrollan en diversos puntos de la capital y en las principales ciudades del país. El impacto sobre el empleo de la nueva norma es impredecible, como lo es la manera como se reflejarán en los precios. Pero lo que se entiende es que el Estado se pondrá fuerte en la represión, o será demandado por nuestro no tan amable socio estratégico que llega en representación de poderosas firmas industriales y tecnológicas.

Patentes
El Perú entra a la era en que todo va a ser patentado y en el que un gobierno extranjero y empresarios de ese país nos demandarán constantemente por ingresar en espacios que ya han cerrado como propios. ¿Sabe alguien la cantidad de patentes que están registradas en Estados Unidos y que tendrán vigencia automática en el país? Bueno, pues este es el espíritu del TLC y el que está terminando de perfeccionarse con la Ley 29316 y los reglamentos que se han estado botando a ritmo de fábrica en estos días.

Tal vez el aspecto más controversial de la norma sea el que se refiere a la preservación de los conocimientos comunales, definidos como colectivos. En ese caso la ley prevé que los titulares expidan licencia de concesión para que puedan registrarse, estableciendo como excepción que se trate de un conocimiento que se encuentre en el “dominio público”. Este punto tiene que ver con las garantías que el Estado está en condiciones de ofrecer al mundo andino y amazónico de que su sabiduría cultural, conocimientos medicinales, agrícolas, forestales, etc., puedan ser aprovechados comercial y económicamente por terceros.

Evidentemente la “concesión de licencia” es una protección mínima, que además podría evadirse con el argumento del “dominio público”. Como para probar por donde se mueven los sabios del TLC, la fórmula no va por el lado de promover la patentización asesorada por parte de las mismas comunidades y su aprovechamiento en un contexto de intensificación de derechos comerciales. Y, ni siquiera, una indicación de las cautelas y opiniones independientes de sectores científicos, para la concesión de las “licencias”.

Salud
La ley extra ómnibus alcanza también diversos temas de salud respecto a la protección de datos de prueba, que es el sistema por el que pelean los grandes laboratorios (la mayoría de ellos estadounidenses) para que los descubrimientos de nuevos productos se demoren el mayor tiempo posible antes de poder ser fabricados por sus competidores, y en ser reproducidos como “genéricos” (sin marca) para su distribución a menor precio y aplicación en la salud pública.

En todos los puntos de la Ley 29316 el Estado se convierte en un garante de las ganancias privadas, sin que esto necesariamente represente un interés social o nacional. El TLC se convierte en una renuncia a desarrollar tecnologías propias (véase el caso de la India y otros), a promover una medicina desmonopolizada y al servicio de la mayoría (Brasil), a proteger los conocimientos tradicionales, etc. Y todo eso se vota a ciegas, sin leer, “antes que se vaya Bush”, por el mismo Congreso que exime de culpas a Del Castillo y Garrido Lecca.

El Perú avanza, es verdad, pero lo que pasa es que el gobierno no sabe hacia donde.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.