El dilema del etanol

Hasta 1980 la balanza comercial del negocio del azúcar fue positiva y desde esa época las importaciones de azúcar son mayores que nuestras exportaciones; ello debido a la apertura del comercio exterior, a la desprotección irracional de la industria azucarera en comparación con los países desarrollados, a la política liberal, a la politización o apristizacion de muchos ingenios azucareros y a la desactivación deliberada, bajo el gobierno fujimorista, de las empresas azucareras para privatizarlas.

| 28 junio 2009 12:06 AM | Economía |828 Lecturas
El dilema del etanol
Nuestra producción de azúcar es deficitaria para enfocarla en etanol.
Experto advierte que apostar por biocombustibles pondría en riesgo nuestra seguridad alimentaria.

Más datos

DETALLE

El autor, que sustentó recientemente su tesis de maestría  ¨las importaciones de azúcar y la industria azucarera de la región Lima”, manifestó que es necesario producir y exportar aquel bien cuyo costo comparativo sea menor, lo que no es el caso del etanol, pues si lo producimos en el Perú el costo seria el doble que el de Brasil.
828  

Actualmente, aún privatizándose casi todas las empresas azucareras, la producción de azúcar comercial no sobrepasa la producción de 1974; y por el contrario, va decreciendo, al extremo que el consumo per cápita de azúcar importado sigue creciendo llegando al 40% del total consumido. Además, pese a que las empresas azucareras buscan tener más área cosechada de caña de azúcar, su productividad no levantará debido a la ausencia de innovación tecnológica, inversión y planificación concertada con los integrantes de la empresa.

A pesar de este diagnóstico, el gobierno y el sector privado azucarero han puesto en marcha el desarrollo de la producción de Etanol, un biocombustible que, en teoría, contamina “menos” el medio ambiente.

No obstante, si bien recientes investigaciones han arrojado que con caña la reducción de emisiones es significativa, según el standard contemplado en el Protocolo de Kyoto, es verdad también que otros compuestos del biocombustible arrojarían emisiones de dióxido de carbono que, bajo ciertas condiciones de producción, sobrepasarían las de la gasolina.

Además, la producción de agroetanol propicia la transformación de suelos vírgenes, con pérdida de biodiversidad y enormes emisiones de gases de invernadero. A eso hay que añadir que los monocultivos intensivos propician erosión, contaminan aguas y disminuyen la productividad y estabilidad de ecosistemas. A ello se añade que la competencia por tierras cultivables aumentaría los precios de los alimentos, con lo que nuestra seguridad alimentaria se vería afectada.

Nelson Cruz Castillo
Colaborador

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario