Detalle

La crisis del mercado inmobiliario estadounidense podría no tocar fondo hasta el 2010, y más constructores podrían quebrar antes de que el mercado de viviendas se recupere, dijo el Moody's Investors Service. Los trastornos en los mercados financieros están haciendo más difícil conseguir crédito, tanto para los constructores de viviendas como para los consumidores, lo que aumenta el riesgo de más pérdidas de empleos, morosidad en el pago de hipotecas y ejecuciones hipotecarias, señaló.

Por Diario La Primera | 01 oct 2008 |    

 

Referencia
Detalle

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.