Cuestionan resultados de Sierra Exportadora

Sierra Exportadora es un programa elaborado en un laboratorio sin ninguna posibilidad de que se cree una dinámica para caminar en la sierra, lo que han estado haciendo es conectarse con productos que ya están en una ruta de exportación para tratar de aparecer al lado de la foto más que producir algo nuevo, cuestionó Carlos Paredes, presidente del Programa Sierra Productiva del Instituto para una Alternativa Agraria (IAA)

Por Diario La Primera | 27 set 2010 |    
Cuestionan resultados de Sierra Exportadora
No creen que ministro de Agricultura apoye verdaderamente al sector agrícola.
Programa estatal de apoyo al sector agrícola no ha cumplido con sus metas planteadas, como combatir la pobreza rural, dice Carlos Paredes.

Más datos

A tener en cuenta

- El programa Sierra Productiva inició su trabajo en 1994 en la microcuenca de Jabón Mayo, en la provincia de Canas, Cusco, a 4 mil metros sobre el nivel del mar (msnm). Nació de la mano del Instituto para una Alternativa Agraria (IAA) en convenio con la Federación Departamental de Campesinos de Cusco (FDCC) con la intención de desarrollar la pequeña producción nativa e integrarla al mercado.

- Aplicando tecnologías que combinan lo tradicional con lo moderno en diversas comunidades del interior del país, Sierra Productiva busca incorporar al mercado a varios miles de familias para lograr que dichas poblaciones campesinas obtengan seguridad alimentaria, incremento de ingresos, salud y salubridad preventiva y ambientalista, educación productiva emprendedora e ingreso masivo al mercado, contribuyendo así a la dinamización de mercados locales y regionales.

Además, criticó el programa de Cajola de Sierra Exportadora, donde dijeron que iban a sembrar un millón de hectáreas (has) de canola “y no tienen ni 5 has”.

Para el presidente de Sierra Productiva se requiere una comprensión de las potencialidades que tiene la pequeña producción campesina, visitas a los campos para dialogar con las personas sobre sus necesidades y sus procesos y reconocer los caminos nuevos que se están abriendo en la sierra.

“Se necesita una flexibilidad en la normatividad, porque es el colmo que el sistema nacional de inversión pública se niegue a facilitar riego tecnificado para las chacras familiares de pequeña producción campesina porque considera que lo público es la bocatoma y canal, y lo privado es el agua que llega a la chacra familiar de manera tecnificada; el Estado se autoanula para la posibilidad de colaborar con este proceso”, dijo a la Agencia Agraria de Noticias.

Sin apoyo ministerial
Paredes se mostró incrédulo respecto al apoyo que puedan tener los hombres del campo desde el Ministerio de Agricultura.

“Aunque sean personas relacionadas con el agro no tenemos ninguna expectativa de apoyo ante estos cambios políticos de Quevedo en Agricultura y Benavides en Economía”.

Así de convencido se mostró la máxima autoridad de Sierra Productiva ante una posible inversión pública para su programa. “Benavides citó a los responsables de Sierra Productiva en Cusco cuando era ministro de Agricultura; y ante la gente se comprometió a tomar varias medidas, pero luego no se avanzó ni un milímetro”, criticó.

En cuanto a Rafael Quevedo, sostuvo que el flamante ministro de la cartera de Agricultura conoció la propuesta de Sierra Productiva en un acto conjunto donde se presentó un proyecto que el titular de Agricultura desarrolló en Junín -referido a la crianza de ovinos de leche- pero lamentó que su proyecto sí recibiera apoyo mientras que el suyo no.

“Hablamos con Quevedo, hemos estado en diálogos pero él se desprendió de Sierra Productiva cuando consiguió el apoyo para su proyecto”, indicó.

Combate a la pobreza
“El Estado gasta S/. 6700 millones anuales para el sustento de políticas asistenciales, nosotros con S/. 200 millones -un 5% del total- tendríamos para 100 mil familias al año”, destacó Paredes.

Según sus cifras harían falta unos S/. 2 mil por familia en equipos y tecnología, “si lo proyectamos a 10 años hablamos de un millón de familias, la sierra tiene un millón doscientas mil familias, así que se necesitarían 12 años a un ritmo de 100 mil familias por año”, aclaró.

Asimismo, sostuvo que sería un ahorro para el Estado pues los habitantes de la sierra podrían comenzar sus propios negocios. “En vez de ser una carga para el Ejecutivo sería un aporte”.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.