Cuestionable concesión

En medio de una licitación que desde un inicio mostró diferentes irregularidades, hoy debe firmarse el contrato de concesión entre el Estado y la empresa española ACS Servicios, Comunicaciones y Energía para la construcción de Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Taboada. Entre las instituciones que cuestionan el proceso y el modelo de tratamiento de las aguas presentado por ACS está el Colegio de Ingenieros del Perú (CIP).

Por Diario La Primera | 04 agosto 2009 |  921 
Cuestionable concesión
CIP pedirá una demostración pública del proceso de tratamiento.
Hoy se firmará discutido contrato para la construcción de la planta de Tratamiento de Taboada, en medio de muchas irregularidades.

Más datos

DETALLE

El 26 de febrero, ACS Servicios, Comunicaciones y Energía de España se adjudicó el contrato de concesión de la planta de tratamiento de aguas residuales Taboada, al ofrecer cobrar una tarifa de 0.2277% por metro cúbico de agua tratada, menor en 33% respecto a lo establecido en las bases.
921  

Jorge Albinagorta Jaramillo, presidente de la Comisión Nacional del Medio Ambiente del CIP, indicó que el Colegio de Ingenieros pedirá a Proinversión que haga una demostración pública del sistema de tratamiento de aguas residuales de ACS, con el fin de verificar la calidad de purificación de las aguas antes de ser vertidas al mar. “Los peruanos tenemos que verificar que el modelo de calidad de afluente no cause ningún impacto negativo el ecosistema. Si bien es cierto el sistema presentado por ACS se viene utilizando en Europa, en el país esto es relativamente nuevo”, refirió.

Lo que se cuestiona del modelo de tratamiento de aguas presentado por ACS es que su proceso sólo contempla un tratamiento físico de las aguas servidas - precipitación de sólidos y filtración de residuos y grasas-, careciendo de un tratamiento químico a las aguas servidas. Es decir antes que las aguas se vierten al mar, en ningún momento se les añade cloruro o sulfato, químicos que ayudarían a reducir la carga orgánica o residuos fecales. La propuesta de ACS se saltaría los dos últimos procesos básicos primarios para el tratamiento de aguas servidas, como el de Desarenado y Sedimentación. El primero es el Cribado o Desbaste de gruesos o finos.

El pasado 18 de mayo se suspendió la firma del contrato de Taboada, argumentando que hubo errores procesales en la concesión que no se consideraron, como el Decreto Supremo N° 002-2008-Minam, que aprueba los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Agua (ECAS), así como tampoco el Decreto Supremo N° 042-2008-PCM, que aprueba el Límite Máximo Permisible (LMP) para el parámetro de "coliformes fecales". Para cumplir con lo exigido en el decreto supremo, ACS debía implementar un tratamiento químico a las aguas servidas. Posteriormente, la Contraloría General culminó que no hubo errores en el proceso autorizando la firma del contrato.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario