Crisis financiera en Turkia afecta los mercados internacionales

La interconectividad que vivimos en el mundo de hoy es la excusa perfecta para que ciertos escenarios logren permear fronteras y se vuelvan más grandes de lo que deberían bajo condiciones “normales”.

Por La Primera Digital | 19 set 2018 |    
Crisis financiera en Turkia afecta los mercados internacionales
A priori, este parece un escenario terrible solamente para los turcos.

Desafortunadamente, este es un principio que aplica tanto para lo bueno como para lo malo. Solo basta con ver a los gráficos de acciones de los índices y bolsas cercanas a Turquía para comprender un poco mejor lo planteado.

Erdogan es el responsable

Recep Tayyip Erdogan, el autoritario mandatario turco ha extendido sus manos hasta el área económica, sembrando el caos en el país, sobre todo en la mente de los inversionistas.

El cuñado de Erdogan es el nuevo ministro de finanzas de la nación, lo que le ha costado al país el desplome del 20% del valor de su moneda.

A priori, este parece un escenario terrible solamente para los turcos. Pero… la Unión Europea y hasta países suramericanos están sinceramente preocupados al respecto. ¿Por qué?

Turquía ante los ojos del mundo

La economía global no depende en nada, absolutamente nada, de los turcos.

De hecho, es probable que si se le preguntase a un lector cuál es el motor de esta economía, la respuesta sea errada.

Hoy, la lira turca, se está cayendo a pedazos y no es debido a los turcos, sino a los inversores extranjeros. Los mercados globales tradicionales han perdido inversionistas frente a las economías emergentes.

  • Sudáfrica
  • Brasil
  • Argentina

Todos tienen algo en común con Turquía: se ven oxigenados por dinero proveniente del extranjero.

Esta crisis se acentúa si se tiene en consideración el alza sostenida que presenta el dólar. Un alza que fortalece las tasas de interés y vuelve a los mercados emergentes menos atractivos que antes.

¿Cuál es la conclusión de todo esto?

Los inversionistas extranjeros se volverán más atentos a las mínimas medidas económicas y no escatimarán en llevarse los dólares ante cualquier escenario amenazante.

Tras lo visto en Turquía, cualquier escenario autoritario será visto con malos ojos, lo mismo que cualquier escenario que aumente la inflación en el corto-mediano plazo.

El efecto dominó que esto generará no tendrá un final feliz, de hecho ya es parte del panorama económico actual de Argentina.

La crisis del Tequila, el Colapso del Bat, el colapso de Long Term Capital Management a manos de la moneda rusa.

Todos eran escenarios internos que se extendieron más allá de sus fronteras y ocasionaron crisis a las que no necesariamente hubo una explicación en aquel momento.

¿Qué deben hacer los mercados internacionales?

Mantener la calma, eso es lo primero.

Es comprensible que se quieran tomar medidas, ajustar tasa de interés y salir corriendo a hablar con el FMI, pero mantener la calma es primordial.

La claridad es otro punto clave; ante la incertidumbre, los gobiernos con economías emergentes deben ser más que claros. Cada anuncio presidencial o de un ministro debe dejar más certezas positivas que preguntas dudosas.

Conservar la confianza puede acabar por ser el elemento salvador para que el panorama económico se equilibre.

España es, por ejemplo, un caso relevante a mirar, Turquía se cae y ellos logran estabilidad de a poco. La crisis “vecina” les afecta poco, conocer el motivo sería de mucha utilidad a otros países.

Referencia
M.R

    La Primera Digital

    La Primera Digital

    Escribimos para mejorar el mundo.
    La Primera Digital comparte 4627 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.