Continúan críticas por cifras oficiales

Las cifras del Producto Bruto Interno (PBI) pueden ser materia de tergiversación. El analista Germán Alarco manifestó ayer que la metodología actual del Instituto Nacional de Estadística (INEI) puede llevar a que las cifras de crecimiento oficiales estén infladas, ya que la misma parte de una vinculación necesaria entre el desempeño de la inflación y del PBI.

| 04 noviembre 2009 12:11 AM | Economía | 683 Lecturas
Continúan críticas por cifras oficiales
Cifras del INEI se contradicen entre sÑ
Critican metodología del INEI y sostienen que se basa demasiado en desempeño inflacionario para calcular el PBI.

Más datos

DETALLE

Para el analista Germán Alarco, una de las consecuencias de la crisis internacional es la erosión continua de la demanda interna por menores sueldos y salarios reales (-2.7% a septiembre 2009 respecto de promedio 2008) Además, la depreciación del dólar americano reduce el poder de compra de las reservas denominadas en esa moneda.Esto hace imprescindible analizar la conversión programada a otras monedas para reducir pérdidas cambiarias.
683

“Según este esquema, una menor tasa de inflación es positiva para el PBI real y permite contrarrestar las fuerzas contractivas que sobre las exportaciones genera la apreciación del sol. A menos inflación, la demanda nominal es más alta y el traslado al producto real es mayor. Así, en teoría, en el caso de los servicios privados y gubernamentales, que se registran a partir de las ventas mensuales nominales, una menor inflación generaría un mayor producto real en estos servicios, con lo que el PBI sería mayor. Sin embargo, este resultado a todo lo largo del año va contra el sentido común, ya que en crisis los gastos de consumo de la población en servicios privados tienden a ser menores. Por ello, el INEI debe analizar esta situación y evaluar el índice de precios que está utilizando para deflactar estas ventas”, sostuvo.

A este respecto, reflejó que los mismos indicadores del INEI reflejan las contradicciones en la medición. “Tenemos que la dispersión de los precios relativos es tremenda. Mientras los bienes transables decrecieron en 0.39% entre septiembre del 2008 al 2009, los no transables crecieron al 2.3% en forma anualizada. De otro lado, entre enero-octubre del 2009 respecto de enero-octubre del 2008 los precios al por mayor han decrecido en 6.35%, reflejando una fuerte contracción de la demanda, que el gobierno no quiere reconocer”, señaló.

Sobre la proyección de una inflación de -1% para fin de año, el analista señaló que resulta extraño que en un contexto de crisis internacional, el Banco Central de Reserva no haya aprovechado la oportunidad para reducir su meta de inflación anual del 2009 a cero.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD